Policiales

Condenan a uno de los tres acusados por el macabro crimen de María del Rosario Vera

Recibió 25 años de prisión por homicidio simple. Los otros dos fueron absueltos por el beneficio de la duda. Apelarán el fallo.

Miércoles 24 de Febrero de 2021

Decepción e injusticia. Esos sentimientos expresó la familia de María del Rosario Vera, la mujer de 23 años y madre de cuatro hijos a quien arrojaron un 4 de enero de 2018 en un volquete de Felipe Moré y Amenábar después de asesinarla y quemarla. Este miércoles, la Justicia de Rosario condenó a 25 años de prisión uno de los tres acusados por homicidio simple, absolvió a los otros dos por el beneficio de la duda y no dio lugar a la figura de femicidio.

El tribunal de sentencia, que estuvo compuesto por los jueces Rodolfo Zvala, María Isabel Mas Varela y Rafael Coria, condenó a Héctor Sánchez a 25 años de prisión por homicidio simple, mientras que Alberto Martín Sánchez y Nahuel Segovia fueron absueltos por el beneficio de la duda, pese a que los familiares de la víctima y las pruebas presentadas por la Fiscalía los ubican en la escena del femicidio.

"Estamos muy decepcionados porque, habiendo pruebas, quedaron libres. Hay cuatro chicos que quedaron sin su mamá por culpa de estos asesinos", exclamó un familiar desde la puerta del Centro de Justicia Penal tras la lectura de la parte resolutiva del fallo expuesto por el juez Coria.

En tal sentido, otro familiar exigió: "Queremos justicia porque los tres estaban en la casa cuando la mataron a mi tía, los jueces le tienen miedo al narcotráfico. Ellos vendían droga y mi tía consumía y la mataron como si fuera un perro en un volquete, queremos que los tres paguen".

Leer más: El femicidio de María del Rosario Vera, hallada muerta y quemada en un volquete en 2018, se ventilará en juicio oral

Por su parte, el fiscal Alejandro Ferlazzo se mostró disconforme con el fallo y, si bien reconoció que el Tribunal hizo "un trabajo serio", anticipó que va a apelar la sentencia porque entiende que hay elementos para condenar a los otros dos acusados y elevar la figura a femicidio. "No compartimos la resolución pero tenemos la instancia de apelación. Es una pena muy alta para el condenado, pero entendemos que la calificación legal correcta es la figura del femicidio", comentó Ferlazzo.

"El Tribunal resuelve, por el principio de la duda, absolver a los otros dos acusados y condenar por homicidio simple a Sánchez, con lo cual vamos a reunirnos con la familia para apenar este fallo. Desde mi punto de vista la calificación legal correcta era la de femicidio y entiendo que las pruebas presentadas en este juicio daban cuenta de eso, pero entiendo que el Tribunal hizo un trabajo serio y entendió que la figura legal era esa (la de homicidio simple) en base al desarrollo de un juicio", argumentó.

En esa línea, agregó que "de acuerdo a la valoración de la prueba, entendemos que los dos absueltos participaron del crimen de María del Rosario y por eso pedimos la condena como lo hicimos".

Quién era María del Rosario Vera

María del Rosario Vera era la menor de diez hermanos y le decían “Sico”. Tenía cuatro hijos de entonces 2, 3, 6 y 8 años y estaba desempleada. Los criaba con 4 mil pesos mensuales de un plan social y colaboraba en un merendero del Movimiento Evita. Tres meses antes, tras separarse del padre de los chicos, se había mudado a una casita humilde que compró con la plata de un subsidio en los confines de villa Banana, en Amenábar y la vía paralela a Felipe Moré.

La última vez que la vieron sus familiares fue el 3 de enero de 2018 cuando pasó a visitar a su mamá, se bañó y al retirarse, sobre las 15, comentó que dejaría a los chicos con el padre. Dijo que luego se iría a cuidar a su pareja, un policía al que conocía como “Martín” y que estaba internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

El mismo día dejó a sus cuatro hijos con el padre. Le dio los documentos, las tarjetas de Ansés y una mochila con ropa. También le pidió que los cuidara mucho si ella no volvía. “Avisale a Pitu que si no llego para las ocho llame a la policía y haga la denuncia”, le escribió a su ex cuñada. Le dijo que tenía miedo porque la seguían los “soldados de Martín”, de quien por entonces comentaba que se había quedado con droga de un allanamiento y buscaba un lugar para guardarla.

Al día siguiente, vecinos de Felipe Moré y Gaboto sintieron olor a quemado en un volquete y descubrieron el cuerpo de la joven.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario