Ataque mafioso

Balearon la casa y autos de un policía que custodia a la diputada Rodenas

Ocurrió pasada la medianoche del viernes en Colombia al 700, donde los investigadores recolectaron 16 vainas servidas. Habrían disparado desde un auto.

Domingo 19 de Agosto de 2018

La casa y dos autos de un policía que trabaja como custodio de la diputada nacional y ex jueza penal Alejandra Rodenas fueron baleados ayer en barrio Belgrano. Como la legisladora fue una de las funcionarias que trabajó en la investigación de la banda de Los Monos —fue quien finalmente dictó los procesamientos por asociación ilícita y por el crimen de Diego Demarre— no se puede descartar que el ataque se inscriba en la saga de balaceras intimidatorias contra jueces y funcionarios que participaron de esa pesquisa y posterior juicio. Sin embargo, al cierre de esta edición el equipo de fiscales que investiga estos hechos no había confirmado si se incorporará a la serie este último ataque.

   El atentado ocurrió en Colombia el 700 donde el policía de la División Judiciales Ariel B., de 42 años, vive con su familia. En el lugar se recogieron 16 vainas servidas que al parecer fueron lanzadas desde un auto ya identificado.

Saga

La saga de atentados contra domicilios vinculados con jueces y funcionarios que investigaron a Los Monos comenzó el pasado 29 de mayo, cuando balearon el frente de dos viviendas que años atrás habían pertenecido al juez Ismael Manfrín, presidente del tribunal que condenó a la banda del barrio Las Flores.

   La serie continuó con ataques similares contra la casa de la ex mujer del juez Juan Carlos Vienna, quien inició la investigación contra los Cantero, en Buenos Aires y pasaje Iwanoski. También fue baleada la casa del padre del magistrado en Laprida al 3600. Los ataques también incluyeron viviendas relacionadas con dos policías que integraron la Brigada Operativa Judicial que llevó adelante parte de la investigación: una lindera a donde vivió Ariel Lotito en Braille al 1400 y una despensa de Gálvez al 5900, pegada a la casa de Luis Quevertoque.

   A esos ataques hay que sumarles los de Zeballos al 2500, Dorrego 1645, Buenos Aires al 1700 y Libertad al 300, propiedades relacionadas a la jueza Marisol Usandizaga (ver aparte), vocal del tribunal que condenó a Los Monos. Otro atentado fue el de San Luis al 1400, donde supo vivir la familia de la jueza Gabriela Sansó, una de las camaristas que por estos días revisa las sentencias apeladas en el juicio oral.

   Además de domicilios particulares vinculados a jueces y funcionarios, entre los últimos ataques hubo dos edificios judiciales: el Centro de Justicia Penal de Mitre y Rueda, y la sede de la Fiscalía de Montevideo al 1900, la madrugada del martes pasado.

Otra vez

Mientras se multiplican las balaceras contra casas y vehículos en todos los barrios rosarinos, una forma de amedrentamiento que ya ha costado varias vidas, ayer a la madrugada hubo otro ataque. Fue contra una casa de Colombia al 700. "Eran las 12.30 y se escucharon seis, siete detonaciones, todas seguidas", describió la única vecina que atendió a este diario en una cuadra que lucía desolada.

   El atentado adquirió otra dimensión cuando se confirmó que allí reside con su familia el policía Ariel B., que se desempeña en la división Judiciales de la Unidad Regional II y también como custodio personal de ex jueza y ahora diputada nacional Rodenas.

   La intencionalidad de los agresores quedó demostrada con al menos cinco visibles huecos de impactos de proyectiles: uno en el guardabarro trasero izquierdo de un Peugeot 307 blanco dominio JPK 603; otro debajo de la puerta delantera derecha de un Volkswagen Gol patente TTV 101 (ambos estacionados en la puerta y propiedad del policía), y otros dos en el vidrio de la puerta de ingreso de un pasillo lindero y en la tapa del medidor de energía empotrado en la pared de la fachada. Un viejo Renault 9 azul en desuso estacionado unos metros más adelante, casi en la esquina con Zuviría, también fue dañado por un balazo.

La ferocidad del ataque evidentemente puso al vecindario bajo alerta y recluido, ya que nadie atendió el timbre y unas pocas personas se animaban a pasar por la vereda.

Según los datos oficiales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y fuentes policiales, minutos después del hecho llegaron al lugar agentes del Comando Radioeléctrico (CRE) que entrevistaron a la víctima, que se identificó como policía y relató que escuchó las detonaciones y al salir de su casa advirtió el daño sobre los vehículos.

Las primeras medidas fueron coordinadas por el fiscal de Flagrancia Fernando Sosa. Según testimonios que cotejan los investigadores, los agresores se movían en un Volkswagen Trend gris con al menos dos ocupantes. En la escena se colectaron 16 casquillos que serán peritados y cotejados, pero cuyo calibre no fue confirmado.

Temor

Con evidente temor, la mujer del policía atendió a LaCapital por la ventanilla entreabierta del portón de la casa. "Vivimos acá hace muchos años. Imaginate la situación, no puedo decir más nada. Mi marido está descansando. Es policía y trabaja en Judiciales", confirmó y se excusó de seguir hablando.

Aunque por sus características el incidente podría inscribirse como uno más de la lista de atentados contra jueces y funcionarios que investigaron y juzgaron a Los Monos, fuentes confiables cercanas al caso indicaron que no hay elementos concretos para relacionarlos, al menos en estos primeros pasos de la pesquisa.

No obstante, por su rol y el hecho de que sea custodio de la diputada Rodenas deja abierta esa posibilidad. Se recuerda que como jueza, la actual legisladora acumuló las causas de Los Monos en la fase final de la instrucción que había sustanciado su par Vienna. En 2016 Rodenas concluyó su trabajo al frente de esa causa iniciada en 2012 y la dejó a las puertas del juicio al dictar los procesamientos de los principales miembros de Los Monos para llegar al juicio oral.

Asimismo, se recuerda que en agosto del año pasado y mientras Rodenas estaba en campaña política como candidata, Ramón "Monchi Cantero" Machuca le envió desde la cárcel un fuerte mensaje y la llamó "mentirosa" a través de un video que se viralizó en las redes sociales, situación que la actual diputada de Nuevo Espacio Santafesino dijo haber vivido "como una intimidación lisa y llana".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario