Policiales

Abogado acusado de balacera estará 30 días en prisión

Néstor Antenucci fue detenido acusado de disparar contra el negocio de un dirigente de Newell's. Copiosa evidencia en su contra.

Martes 11 de Septiembre de 2018

Néstor Antenucci, el abogado de 48 años sospechado de dejar una amenaza escrita y luego balear el frente de un comercio de Mitre y La Paz que pertenece al secretario del Club Atlético Newell's Old Boys, Juan José Concina, fue imputado ayer por los delitos de "amenazas doblemente calificadas por ser anónimas y mediante empleo de arma de fuego", además de la portación ilegal del arma de guerra.

En la audiencia que se realizó ayer en el Centro de Justicia Penal, el fiscal Matías Edery enumeró las pruebas reunidas en la última semana: lo incriminan vainas servidas, el papel en el cual quedó escrita la amenaza y los videos de cámaras de vigilancia privadas de la zona donde ocurrió el hecho. Quedará en prisión preventiva durante el próximo mes.

Secuencia filmada

El martes 4 de septiembre, poco antes de la 1 de la madrugada, resonó en el barrio del Abasto una seguidilla de detonaciones. El blanco había sido Chevrocom, un comercio de venta de repuestos de Chevrolet ubicado en Mitre y La Paz y propiedad de Concina y sus hermanos.

Tres cámaras de vigilancia de comercios de la zona registraron distintas partes de la misma secuencia. La primera, pasadas la 0.15, cuando un Peugeot 2008 de color claro frenó frente al comercio. El conductor descendió y se acercó a la puerta. Para Edery, ese fue el momento en el que fue dejada la amenaza escrita en un papel: "Gordo Consina, con la gente que es de Newell no se jode. La próxima vamo a tu casa" (sic).

La segunda, minutos más tarde, cuando el mismo auto frena a unas cuadras del local, el conductor baja y tapa la patente del vehículo. La tercera fue a las 0.57. El mismo auto volvió a frenar delante de Chevrocom y efectuó los disparos. Los fogonazos del arma quedaron grabados.

Clave

En la escena la policía levantó una vaina servida calibre 9 milímetros que se transformó en una de las claves de la investigación.

Antenucci fue detenido el sábado pasado cuando la Policía de Investigaciones (PDI) allanó dos inmuebles: su estudio jurídico de Mitre al 2100, que arrojó resultado negativos, y su casa de Cerrito al 300 donde secuestraron de un cajón de la cocina cinco vainas servidas. Dentro de Peugeot 2008 que estaba en la cochera hallaron tres más.

Según detalló Edery en la audiencia, las vainas fueron sometidas a pericias que confirmaron que todas ellas había sido percutadas por la misma arma, que no fue hallada. Antenucci tiene registrada a su nombre un arma de ese calibre que no fue entregada a los investigadores ya que argumentó que no sabe dónde está.

En la misma casa fue hallado un trozo de una hoja A4 rasgada a mano, que para el fiscal formaba un rompecabezas perfecto con el papel en el que había sido escrita la amenaza.

Móvil

Para Edery el móvil del ataque se originó el 29 de junio pasado. Claudia Cozzoni, hermana del ex delantero leproso Ariel Cozzoni y actual pareja de Antenucci, trabajaba en la tesorería de Newell's y fue desvinculada de la institución. Según el fiscal, se habían detectado ciertas irregularidades en el trabajo de la mujer, que consistía en recibir los pagos de los socios. El motivo del despido fue que se habían tomado como pagadas cuotas de varios socios que tenían deuda, entre ellos Antenucci.

La investigación apuntó hacia el abogado cuando la víctima de la balacera aportó un listado de todas las personas que conocía que tuvieran un Peugeot 2008, entre las cuales estaba Claudia Cozzoni.

Con esos elementos la Fiscalía solicitó que Antenucci fuera imputado por los delitos de "amenazas doblemente calificadas por ser anónimas y mediante empleo de arma de fuego" y "portación de arma de guerra", lo que podría valerle una pena de entre 3 años y medio hasta 12 años y tres meses. Después de remarcar la gravedad de la utilización de las balaceras para concretar amenazas (ver aparte), Edery pidió que el abogado quedara en prisión preventiva por los próximos dos meses.

El defensor Juan Lewis se opuso, pidió la libertad, ofreció cauciones económicas y, subsidiariamente, pidió que de imponerse la medida cautelar fuera morigerada en una prisión domiciliaria.

La jueza Melania Chiabrera, en su resolución, se inclinó por el pedido de la Fiscalía pero impuso a Antenucci prisión preventiva por 30 días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});