Policiales

"A mi hijo lo mataron por un problema menor que tuvo con otro pibe del barrio"

Nicolás Cócere tenía 18 años y hace una semana lo acribillaron en la casa de sus familiares. El motivo: un choque y una pelea posterior.

Domingo 16 de Septiembre de 2018

Nicolás Cócere tenía 18 años y el domingo 9 de septiembre murió fulminado por ocho tiros. Según Graciela, su madre, era "un chico estudioso y trabajador" al que mataron "por un problema menor que tuvo con un muchacho del barrio". Y para reafirmar eso, dice la mujer que su hijo "no tenía antecedentes ni andaba en nada raro. Era un buen compañero con sus hermanos y conmigo y un chico alegre, con muchos sueños. Quería ser peluquero y estudiaba un curso de herrería, me hizo una parrilla hermosa".

   El domingo pasado no era un día cualquiera en el barrio La Esperanza, en la zona noroeste de la ciudad. En el polideportivo de Pizzurno y Larrechea se festejaba con atraso el Día del Niño y en una casa de enfrente Nicolás visitaba a algunos parientes. A las 17.30 se paró frente a la vivienda una moto Honda Tornado con dos personas arriba, un tal "Pechocho" y "Payo", según describieron los vecinos que conocen el laberinto de nombres barrial. "Nico" salió a la puerta y la pistola 9 milímetros de uno de los motociclistas escupió ocho tiros. "Me dijeron quién fue, yo no sé si es así. Nico me había dicho que dos días antes de que lo mataran se cruzó con esos muchachos y discutieron. Otra persona me dijo que lo estuvieron buscando tres días, hasta que lo encontraron", dijo Graciela.

"Él no fue"

En un primer momento se ligó la muerte del adolescente a un conocido hombre del barrio, Marcelo "Frentudo" F., pero la familia de Nicolás negó esa versión "«Frentudo» conoce a Nico de chiquito y es amigo de la familia. El no tuvo nada que ver. No sé por que lo metieron en ésto", aseguró Graciela.

   Según testigos, y tal como anunció el fiscal de homicidios dolosos Adrián Spelta el día posterior a la muerte, "el que disparó está individualizado y con pedido de captura, es una persona del mismo barrio, que tiene antecedentes penales y fue nombrado en una causa por homicidio. Aparentemente el crimen fue por una diferencia con un auto. La mecánica del ataque fue que primero le dispararon a las piernas y luego los demás balazos, murió en el lugar."

   El domingo 9 un vecino contó a este diario: "Se escucharon varios tiros. Primero uno, después tres y después cuatro, todos juntos, uno tras otro. Fue enfrente del polideportivo donde se celebraba el Día del Niño, los pibes alcanzaron a esconderse, pero no hubo un tiroteo. Sólo dispararon dos que estaban en la puerta, en una moto", contó el testigo involuntario del homicidio.

   Al pasar el tiempo se aclaró la mecánica del hecho criminal. "Fueron dos, «Pechocho» y uno al que le dicen «Payo»", contó un vecino dos días después del crimen. Varios testigos vieron una moto negra escapando por calle Pizzurno hacia el oeste, tal vez fuera una Honda que todos conocen y en la que, según vecinos , se lo vio a «Pechocho» rondando por la zona antes y después del crimen. El jueves pasado a la tarde, cuatro días después del crimen, se vio al sospechoso "en la misma moto", según dijo alguien que conoce bien la zona.

   El parte de Fiscalía es claro: "Los disparos fueron dirigidos hacia la víctima y no hacia otras personas que se encontraban en la vía pública".

El problema

Según pudo reconstruirse a partir de declaraciones de testigos y vecinos, el asunto que derivó en el homicidio comenzó hace dos meses. "Nico tuvo un problema con un pibe que se llama Ever hace un par de meses. Éste es amigo de «Pechocho», y la bronca se hizo cada vez más grande", sostuvo un amigo de Nico.

   Otro conocido le dio forma a la historia y a la muerte de Cócere.

"Nico chocó al auto de Ever, que tendrá unos 27 años, y él le pidió a Nico que le pagara el arreglo. Nico no se lo pagó porque también terminó con una pierna lastimada en el choque. A la semana Nico fue al hospital Alberdi a hacerse curaciones y lo cruzó a Ever cuando volvía, y éste le pegó un tiro en el dedo. Por eso lo denunciaron a Ever y se ve que la bronca siguió con «Pechocho», que ya tiene los 18, y éste fue y le tiró a Nico".

Allanamiento

Al respecto, trascendió que efectivos de la seccional 30ª allanaron la casa de Nahuel «Pechocho» L. hace una semana tanto por un crimen en el que estaba nombrado, como sostuvo el fiscal Spelta, cómo por las agresiones sufridas por Nicolás Cócere. Luego de la muerte de "Nico" un grupo de personas fue hasta la casa de la madre de Nahuel, en Oriente y Superí, y quemó la vivienda y un Renault Clio gris de «Pechocho».

La madre de Nico está aún en carne viva. "Era un gran hijo, estudiaba, trabajaba y soñaba con ser peluquero. Mi hijo no era ni choro, ni drogadicto ni traficante. Nosotros vamos a la iglesia La Roca, de Luis Miranda, y siempre queremos que la gente viva bien y mejor".

El miércoles a la noche dos hombres en moto pasaron por Larrechea al 1700, a una cuadra de donde mataron a Cócere y volvieron a cubrir la cuadra de terror. "Esto es casi siempre así. No impota si tenes problemas con alguien o no. Yo vivo acá hace mucho, balearon mi casa y soy una vecina más", según dijo Luciana a los medios la mañana del jueves.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario