PANDEMIA

Un pibe de 24 años, sin enfermedad de base, igual murió por coronavirus

En la pelea fue tratado con plasma y su cuerpo no dio respuesta. Su papá también tiene Covid-19 y evoluciona sin necesidad de respirador artificial

Jueves 10 de Septiembre de 2020

Joven, rosarino, de apenas 24 años y sin enfermedades de base. El coronavirus igual fue letal. Más que un llamado de atención para esos pibes que creen que por su corta edad no tendrán problemas en caso de contagiarse. Un gran error. No fue su caso el de la despreocupación. El se contagió y enseguida el virus lo golpeó feo. De la peor forma. Tanto que en poco más de cinco días su cuerpo no encontró respuesta de ninguna clase a los tratamientos médicos y murió. Una noticia durísima para todos en el Hospital Modular de Granadero Baigorria, es que la situación que rodea su caso también conmueve porque este veinteañero había llegado derivado a este centro médico a la par de su papá, que también está peleando con el virus en el cuerpo, solo que con una mejor respuesta médica en sala de Covid y sin respirador artificial.

“No es común, pero lamentablemente existe un porcentaje chico de muerte por coronavirus en pacientes sin comorbilidades”, explicó el director del hospital, Jorge Kilstein en diálogo con La Capital.

Este caso es doblemente poco frecuente, al menos no se había dado en Santa Fe con los dos componentes: sin antecedentes de enfermedades de base y juventud. Al punto que con sus 24 años es el más joven del listado de 153 fallecidos en la provincia sin comorbilidades, ya que el 26 de julio murió un casildense de 18 años con enfermedad de base.

Un desenlace que “nos golpeó muchísimo a todos por la situación general en torno a este joven. Si hasta tuvimos que trabajar en conjunto con el equipo de salud mental por como nos impactó, para contener a la familia cuando debimos informar su deceso”, confió el médico una vez que detalló cómo fueron los días de este pibe rosarino desde que lo recibieron proveniente del Hospital Carrasco.

“Vino derivado por la gravedad de su caso, mientras que también se internó a su padre, quien no llegó tan complicado con el contagio de coronavirus (no se tiene un nexo epidemiológico) y evoluciona favorablemente”, comentó Kilstein.

En cambio, “el muchacho llegó con sedación, asistencia respiratoria asistida, y una fuerte neumonía, realmente en una situación complicada. Y al no responder al tratamiento inicial, como marca el protocolo, el lunes se le practicaron dos aplicaciones de plasma. Pero no surtió efecto”, detalló.

“La posibilidad de cura con plasma es real y en muchos pacientes se ven respuestas, pero no siempre, como en este caso. Generalmente la mejora es rápida, lamentablemente esta vez no surtió el efecto esperado”.

Es que el Covid-19 actúa de distintas maneras y aún es impredecible en la mayoría de los casos. Si bien es real que las peores consecuencias las pagan los mayores y eso se manifiesta en las estadísticas de los decesos, “nadie está a salvo”.

El director del hospital baigorriense por eso aclaró que “no es para asustar, pero debemos cuidarnos al máximo. Hay que poner énfasis en la prevención. Tomar las medidas sanitarias al pie de la letra porque este virus no es broma y nadie está exento de sufrirlo”, remarcó.

El padre también tiene coronavirus

Y la prueba está a la vista con esta familia. El hijo falleció ayer, el padre sigue internado: “Estable, en sala de Covid de cuidados generales y sin respirador, con una evolución favorable, pero ahora con este durísimo golpe que recibió”, señaló Kilstein.

Informarle la muerte de su hijo fue “durísimo”. Lo hicieron de una manera diferente, con un protocolo médico estricto que pusieron en práctica por primera vez en el Hospital Modular baigorriense.

“Hicimos que pudiera entrar su esposa durante quince minutos, también el hermano menor, para que se acompañaran en ese durísimo momento”, contó el director.

A primera hora, fue el director de 3er. nivel de Hospitales Provinciales, Rodrigo Mediavilla, quien había informado la muerte de este joven de 24 años: “Ingresó hace cinco días con Covid-19 positivo y una neumonía de los cuatro cuadrantes. Es decir, con todo el campo pulmonar tomado y una evolución desfavorable que provocó el fallecimiento”.

A eso, agregó que “lamentablemente el avance de esta enfermedad es muy dispar, ya que el 80% de los pacientes presenta síntomas leves y otro porcentaje de la población padece estas características graves como la de este muchacho, producto de la respuesta inflamatoria grave y tan excesiva que impacta sobre el propio cuerpo y terminan provocando un paro cardiorrespiratorio”.

Mensaje de WhatsApp

Obviamente, la noticia impactó en las redes sociales. Por ejemplo, en el Facebook de La Capital un comentario reflejó con una captura de pantalla una conversación previa de este pibe con un amigo realizada por WhatsApp el 31 de agosto, en la que charlaban de esta manera:

- Gracias a todos por sus mensajitos de apoyo, ya vamos a salir (decía el pibe de 24 años).

- ¿Sos vos perro? (interrogaba quien publicó el mensaje).

- Sí amigo, tengo neumonía.

- Lo peor, bldo. No pegás una. Encima con esto del Covid del orto.

- Sí amigo, terrible. Tengo que quedarme internado 3 días y esperar el resultado del hisopado.

Un par de días después fue derivado del Hospital Carrasco de Rosario al Modular de Granadero Baigorria.

No pudieron seguir la charla. “Siempre hablábamos de que se tenía que operar de la rodilla y esa operación nunca llegó. Solo Dios sabe el día y la hora. Fuerza a la familia. Que en paz descanses”, fue el mensaje en el Facebook de este amigo de la joven víctima.

“No es común lo que pasó, pero puede suceder porque nadie está exento”, es una de las frases a tener muy en cuenta de las que pronunció en diálogo con La Capital el doctor Jorge Kilstein.

90% de ocupación

Y otros datos que aportó el director del Hospital de Granadero Baigorria lo dejá en evidencia.

“La situación es realmente crítica. Acá tenemos una ocupación del 90% de las camas críticas. Es un pabellón de 12 camas con pacientes de entre 40 y 60 años como promedio, la mayoría sedada y en estado crítico”, confió.

Asimismo, adelantó que “estamos viendo la posibilidad de aumentar la disposición de camas porque vienen pacientes de toda la región y los números de contagios preocupan muchísimo. Al punto que además en las salas del Eva Perón también hay salas con pacientes de Covid”.

Una situación que preocupa a la población santafesina, obviamente al personal de salud que está en la primera línea para ayudar en la pelea contra este virus que no se deja controlar y al que hay que combatir con todas las medidas sanitarias dispuestas por los que saben. Y la muerte golpeando a un pibe de 24 años sin antecedentes de enfermedades de base es para que los que no creen que le pueda tocar cambien de opinión de manera urgente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario