Pandemia

Que no haya descensos, pero que los clubes se saneen

Domingo 26 de Abril de 2020

Hay que tener en cuenta que es un virus que se desconoce y que está en etapa de investigación. Y así como está en etapa de investigación de cómo curarlo, también está en un cambio permanente de protocolos y de normas a seguir en nuestras vidas. Entonces decir si se puede volver a jugar al fútbol en agosto o en octubre o si no se puede volver lo vamos a ir sabiendo con el correr de los días. Esto es muy dinámico y hay que ir adaptando protocolos a medida que va pasando el tiempo y se van descubriendo distintas alternativas y estudiándolas. Hablar de la vuelta del fútbol es apresurado todavía. Sí en las condiciones que se están dando hoy es imposible porque hay contacto permanente y se comparten vestuarios. Creo que es aventurado pensar el cuándo.

Después será cuestión de los directivos definir los tiempos. Si se hace un torneo con tal o cual formato. Si se termina lo que se estaba jugando o no. Qué se hace con la Copa Argentina. Creo que para lo que es la actividad en sí del fútbol es apresurado hablar de plazos y hay que esperar los próximos meses, sobre todo cuando llegue el invierno.

Esta situación de la pandemia es como cuando uno tira al suelo todo lo que había arriba de la mesa y hay que empezar de cero. Esta es una realidad que nos impone nuevas costumbres y nos tenemos que adaptar. Y el fútbol además de ser un hecho cultural y deportivo también es una industria, que genera mano de obra y hay mucha gente perjudicada porque no hay fútbol. No sólo en lo pasional, ya que es una fuente de laburo. El que corta el pasto, el utilero, el que vende el choripán, el kinesiólogo, para todos es una fuente de trabajo.

Se dice en el mundo que el fútbol se jugaría con barbijo, pero si lo tenés puesto es muy complicado respirar y se dificultaría mucho que cumpla su función en un deporte de tanto contacto y con agarrones permanentes. Y está el vestuario, que en el ascenso es muy reducido. La vida se transformó con el coronavirus y tenemos que adaptarnos hasta que haya una vacuna que nos cure. Es algo mundial. Uno puede pensar que se puede volver a jugar al tenis, pero allí la pelota va de un lugar a otro y puede ser un factor de contagio. En los deportes colectivos lo veo más complicado.

En cuanto a la chance de suprimir temporalmente los descensos, pienso que deberían unirse dos cuestiones. Por un lado, que no haya descensos y a la par un estricto control económico. Exigirles a los clubes que si no pueden contratar que jueguen con los pibes que tengan. Si no hay descensos no entrás en la desesperación de gastar lo que no tenés para salvarte. Ahora bien, que no haya descensos pero que los clubes tengan que sanearse porque si no que se vayan al descenso económico. Es un excelente momento para empezar de cero, para no gastar más de lo que tenés y mostrar los balances absolutamente saneados. Que haya un compromiso serio y un control estricto.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario