Pandemia

Italia conmemoró la liberación del fascismo en medio del coronavirus

El presidente Sergio Mattarella concurrió solo al acto en Roma y evocó el espíritu de la posguerra para recuperarse del azote del virus.

Domingo 26 de Abril de 2020

Italia conmemoró ayer su más importante fecha patria en un clima enrarecido por la cuarentena que impone la pandemia. El presidente de la República, Sergio Mattarella, con su máscara, fue solo por la mañana, sin ningún séquito, al Altar de la Patria para evocar el 75 aniversario de la Fiesta de la Liberación, la fecha que recuerda el fin del fascismo, de la guerra y de la ocupación de las fuerzas nazis.

Ceremonias similares se repitieron en numerosas ciudades italianas con alcaldes y gobernadores. El himno de los partisanos italianos, "Bella, Ciao", se cantó en los balcones de todo el país. La solitaria y grave figura del presidente Matarella, un prestigioso jurista, resumió el espíritu de una fecha nacional diferente, marcada por el silencio, la falta de desfiles militares y de grandes multitudes, con el trasfondo de los miles de muertos que causa el coronavirus en el país europeo que más sufre su azote.

El acto del presidente fue "un homenaje íntimo, de forma casi privada. No hay ninguna autoridad, ni civil ni militar. Mattarella se quitó la máscara sólo en el momento de la deposición de la corona. Luego se la volvió a poner y bajó las escaleras. Una imagen poderosa", resumió el diario de Roma La Repubblica. "Es una fecha fundacional de nuestra historia. Todos estamos llamados a dar una contribución para volver a relanzar el país luego de la pandemia. Juntos podemos lograrlo. Quien está en la primera línea combatiendo el virus honra a la República".

Por primera vez desde la creación de la República en la posguerra, un Día de la Liberación se hizo sin desfiles, ni manifestaciones públicas, ni discursos. El jefe del Estado debía ir este año a la Toscana, a uno de los lugares donde se perpetraron las masacres nazi-fascistas. "La pandemia nos obliga a celebrar este día en nuestros hogares", dijo Mattarella con pesar. "Recordar la Resistencia, la lucha por la Liberación, las valientes personas que participaron en ella, significa reafirmar los valores de la libertad, la justicia y la cohesión social. En la posguerra Italia superó obstáculos que parecían insuperables. Las energías positivas que se liberaron en ese momento llevaron al renacimiento. La reconstrucción cambió el rostro de nuestro país y lo hizo moderno, más justo, ganándose el respeto y la consideración internacional al dotarse de antídotos contra la regeneración de esos gérmenes de odio y locura que habían alimentado la perversa aventura nazi-fascista".

Las palabras de Mattarella tienen una resonancia especial en un país donde la Liga, el partido de extrema derecha que hasta hace poco co-gobernó el país, desprecia el 25 de Abril y sus valores. Hubo actos de vandalismo en Génova, Verona, Bologna y Roma, donde se pintaron cruces esvásticas y profanaron placas en memoria de los caídos en la lucha contra el nazismo.

Ante este momento histórico, el presidente advirtió ante el Altar de la Patria: "Los valores de la Resistencia son nuestra reserva ética". El 25 de Abril "es la fecha de fundación de nuestra experiencia democrática, de la que la República es presidida con su Constitución", remarcó el mandatario.

El presidente luego se enfocó en la pandemia. "A los familiares de cada una de las víctimas va el sentimiento de participación en el duelo por parte de nuestra comunidad nacional, así como la gratitud a todos aquellos que están en primera línea para combatir el virus y a los que permiten el funcionamiento de las cadenas de producción y los servicios esenciales. Manifiestan un espíritu que honra a la República y refuerza la solidaridad de nuestra convivencia, en señal de la continuidad de los valores que han hecho extraordinario a nuestro país".

Ayer, Italia registró una caída notoria de los contagios con un caso positivo por cada 27 test. Ayer se hicieron 65.387 test PCR, de los que dieron positivo 2.357. Es la proporción más baja desde que comenzó la epidemia.Igualmente, Italia sumó 415 nuevos muertos. Mattarella agregó: "Nuestra peculiaridad de saber superar la adversidad debe acompañarnos aún hoy en la dura prueba de una enfermedad que ha roto tantas vidas. Para dedicarnos a la recuperación de la plena seguridad sanitaria y a una renovada capacidad de planificación económica y social nos llamamos todos, instituciones y ciudadanos, fuerzas políticas, fuerzas sociales y económicas. Juntos, podemos hacerlo, y lo estamos demostrando".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario