Pandemia

India sufre la segunda ola y frena la exportación de vacunas

Es el mayor fabricante del mundo y es vital para el plan COVAX, pero con 261.500 casos solo este domingo debe priorizar a su población

Domingo 18 de Abril de 2021

En India, el mayor productor de vacunas del mundo, millones de personas esperan recibir las vacunas contra el Covid-19 en medio de una devastadora segunda ola de infecciones. Este domingo el país registró 261.500 nuevos casos, que es un nuevo récord. India tiene casi 1.400 millones de habitantes y en 2020 había superado la primera ola de Covid con relativa facilidad.

La India suele producir más del 60% de todas las vacunas que se venden en el mundo, y alberga el Instituto del Suero de la India (SII), el mayor fabricante de vacunas del mundo, según un informe de CNN. Su gran capacidad de fabricación es la razón por la que el país se ha convertido en uno de los principales actores de COVAX, la iniciativa mundial de reparto de vacunas que proporciona dosis con descuento o gratuitas a los países con menores ingresos. Según el acuerdo inicial anunciado el año pasado, el SII fabricaría hasta 200 millones de dosis para un máximo de 92 países.

Pero la situación en la India es notablemente diferente a la de hace unos meses. Su segunda oleada comenzó en marzo, superando rápidamente a la primera, que había alcanzado un máximo en septiembre pasado de más de 97.000 casos de coronavirus al día.

Este domingo, el país registró 261.500 nuevos casos, la cifra más alta en un solo día hasta ahora, según datos del Ministerio de Sanidad indio. India ha sumado un millón de nuevos casos en menos de una semana, superando el jueves los 14 millones de casos totales.

Los estados y las ciudades están imponiendo nuevas restricciones, incluyendo toques de queda durante los fines de semana y las noches en la región de la capital, Delhi, donde viven 19 millones de personas. Los trabajadores migrantes también están abandonando en masa las principales ciudades para dirigirse a sus pueblos de origen, temiendo que cualquier posible cierre los deje varados.

Y a pesar de todo, los suministros de vacunas se han agotado, y al menos cinco estados han informado de una grave escasez y han instado al gobierno federal a actuar.

Ante la crisis, el gobierno y el SII han pasado de suministrar vacunas a COVAX a dar prioridad a sus propios ciudadanos.

"Las entregas de dosis del Instituto del Suero de la India se retrasarán en marzo y abril", dijo COVAX, que está dirigida por una coalición que incluye a la organización internacional de vacunas Gavi (de la que es parte la fundación de Bill Gates) y a la Organización Mundial de la Salud, en un comunicado de prensa el 25 de marzo. "Los retrasos en el suministro de las dosis de vacuna Covid-19 producidas por SII se deben al aumento de la demanda de vacunas Covid-19 en la India".

indialab.jjpg.jpg
Una planta de fabricación de vacunas del Serum Institute, el mayor productor de vacunas del mundo. Está dejando de enviar vacunas al COVAX para dar prioridad a la India.

Una planta de fabricación de vacunas del Serum Institute, el mayor productor de vacunas del mundo. Está dejando de enviar vacunas al COVAX para dar prioridad a la India.

La India había proporcionado hasta ahora 28 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca, y tenía previsto entregar otros 40 millones de dosis en marzo y 50 millones en abril, según el comunicado, añadiendo que COVAX y el gobierno indio "siguen en conversaciones" para completar los suministros.

No es la primera vez que la India tiene que interrumpir sus aportaciones a COVAX: en enero, el gobierno restringió la exportación de las vacunas de AstraZeneca producidas por el SII "porque quieren dar prioridad a los segmentos más vulnerables y necesitados en primer lugar", dijo el director general de SII, Adar Poonawalla.

Pero estos repetidos retrasos han afectado mucho a los países pobres. El director del organismo de control de enfermedades de África advirtió que la retención de las exportaciones por parte de la India podría ser "catastrófica" para el continente, mientras que Pakistán, uno de los mayores receptores del programa, decidió permitir la importación y venta de vacunas por parte del sector privado para llenar el vacío.

India está administrando dos vacunas a nivel nacional: la de Oxford-AstraZeneca, también conocida como Covishield, y su propia Covaxin, desarrollada conjuntamente por Bharat Biotech y el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), gestionado por el gobierno.

El país comenzó su programa de vacunación en enero para los trabajadores sanitarios y los grupos prioritarios, con el objetivo de inocular completamente a 300 millones de personas para agosto. Pero el programa tuvo un comienzo lento, enfrentándose a problemas logísticos así como a la indecisión de la población respecto a la vacuna - especialmente hacia Covaxin, que fue aprobada para uso de emergencia antes de que se publicaran los datos de eficacia de su tercera fase de ensayo.

Hasta la fecha, sólo 14,3 millones de personas han sido vacunadas en su totalidad, algo más del 1% de los casi 1.400 millones de habitantes de la India, según la Universidad Johns Hopkins.

Pero la confianza del público aumentó cuando el gobierno intensificó una campaña de concientización para disipar las preocupaciones, y el programa de vacunación se aceleró. Cuando los nuevos casos diarios se aceleraron en marzo y abril, varios estados empezaron a informar de una gran escasez de vacunas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario