Pandemia

Hicieron cientos de testeos en la terminal de Constitución

Cercas de las 9.30 la fila dentro de la terminal porteña ya tenía unas 200 personas que esperaban.

Sábado 25 de Abril de 2020

Cientos de personas, con barbijos y máscaras formaron fila ayer a la mañana para realizarse los test serológicos rápidos del Estudio de Vigilancia Covid-19 en el Centro de Transbordo de Constitución, donde personal de seguridad coordinó el operativo. Cercas de las 9.30 la fila dentro de la terminal porteña ya tenía unas 200 personas que aguardaban su turno en la zona de boletería y preembarque de larga distancia, a la espera de los 400 test previstos para la jornada.

    Al pasar la puerta, cada persona recibía alcohol en gel para las manos, un instructivo sobre el nuevo coronavirus y consejos de prevención y mientras aguardaban su turno para el test en un sector destinado a la espera con sillas separadas entre si, se les tomaba la fiebre con un termómetro láser.

    Una vez en el box, se les tomaba la muestra con una gota de sangre que se coloca sobre un reactivo, se les entregaba un código de muestreo y de ahí pasaban a una de las seis mesas en las que los orientadores les realizaban una encuesta a modo de tener parámetros para el muestreo, donde luego se les entregaba el resultado.

    El testeo “es anónimo” por lo que las preguntas “apuntan a la edad, si estuvo o no de viaje, lugar de residencia y si es hombre o mujer”, señaló uno de los orientadores que prefirió no dar su identidad.

“Rápido”

    Tras realizarse el test, Sergio, de 71 años, aseguró en diálogo con Télam que “fue todo muy rápido y las personas muy amables en todo momento” y consideró “muy positivo que la gente se haya volcado” a hacer el test de manera voluntaria.

    “Además de tener más de 70 años tuve cáncer y sufrí un ACV, por eso soy parte del grupo de riesgo y vine para quedarme tranquilo, ahora me vuelvo a mi casa a seguir encerrado”, explicó el hombre que vive en el barrio porteño de Caballito y rompió la cuarentena para ir a Constitución exclusivamente a hacerse la prueba.

    Cerca de las 10.30, una persona del operativo informó a quienes estaban en la fila, algunos sentados en sillas prestadas por los locales de la estación, que la demora para realizar el testeo llegaba a las dos horas.

    “Vine exclusivamente desde Balvanera a hacerme el test. Trabajo en una empresa de seguridad por las noches y al salir me vine directo para acá para quedarme tranquila”, dijo a Télam Roxana mientras esperaba su turno y cerca suyo personal de la estación desinfectaba frenéticamente los molinetes y barandas. La mujer aseguró: “Me parece bien que hagan estos test para que se reduzca el contagio”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario