Ovación

Una refugiada siria llevó la antorcha olímpica a su arribo a Brasilia

Hanan Daqqah, de 12 años, fue el emblema, a pedido de la ONU, para cargar por algunos metros y en sexto lugar la antorcha olímpica, a 94 días de los juegos olímpicos de Río 2016.

Martes 03 de Mayo de 2016

Una refugiada siria de 12 años que vive en Brasil paseó hoy la antorcha olímpica de Río 2016 en Brasilia, como un mensaje global sobre el drama del destierro de quienes escapan del hambre y la guerra.
Hanan Daqqah, de 12 años, refugiada siria, fue el emblema, a pedido de la ONU, para cargar por algunos metros y en sexto lugar la antorcha olímpica que llegó a Brasilia, a 94 días de los juegos olímpicos de Río 2016.
Hanan vive en la ciudad brasileña de San Pablo desde el año pasado, con su padre, madre, tíos, hermano y hermana. Está en camino un hermanito que nacerá en Brasil.
Aprendió rápidamente el portugués y va a la escuela pública.
El Alto Comisionado de Refugiados de la ONU (Acnur) la sugirió al comité organizador de Río 2016 para ser una de las primeras 10 en recibir la antorcha, dado que la llama iniciará un trayecto por 320 ciudades que culminará el 5 de agosto en el estadio Maracaná, para la apertura del mayor evento mundial.
La historia de Hanan es un alerta para el momento actual, en el cual la ola de refugiados en el mundo -unas 20 millones de personas- es el más crítico desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.
Esta niña y su familia vivían en la ciudad de Idlib, en el noreste de Siria, uno de los lugares más golpeados por la guerra civil.
En 2013, cuando Hanan tenía 9 años, dejaron el país y buscaron refugio en la vecina Jordania. Todos vivieron en tiendas, en el campo de refugiados de Zaatari durante dos años.
Pero la situación cambió y pudieron salir del campo de refugiados luego de que adhirieran al más reciente programa de concesión de visas del gobierno de Brasil.
Los sirios son la mayor cantidad de refugiados recientes en Brasil, 2.250 de un total de 8.731, de acuerdo al Ministerio de Justicia.
En Río 2016, el Comité Olímpico Internacional armará un equipo con 10 atletas que viven en condición de refugiados y competirán bajo la bandera de los cinco anillos.
La antorcha llegó a Brasil esta mañana y luego de un acto en el Palacio del Planalto, la presidenta Dilma Rousseff se la entregó a Fabiana, la capitana de la selección de vóleibol, bicampeona olímpica en 2008 y 2012, quien fue la primera en llevarla por la capital federal.
Luego, la bicampeona olímpica pasó la llama al matemático Artur Avila Cordeiro de Melo, el primer investigador latinoamericano en recibir la medalla Fields, considerada el Nobel de la Matemática y cerró la marcha hasta el estadio Mané Garrincha de Brasilia Vanderlei Cordeiro da Silva, el maratonista bronce en Atenas 2004 famoso por haber sido interceptado y arrojado al suelo cuando lideraba aquella prueba.
Completaron la lista de los 10 primeros Auriele Vieira de Brito, directora de la premiada escuela pública de Cocal dos Alves, en el estado de Piauí, el más pobres del país, la jugadora de voleibol Paula Pequeno, la boxeadora Adriana Araújo, el campeón mundial de surf Gabriel Medina, Gabriel Hardy, karateca, y el gimnasta Angelo Assumpcao.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario