Ovación

Sangiovani está obligado a mejorar

El juvenil la pasó mal ante Godoy Cruz, ya que jugó en una posición que no siente. El Kily González lo pondrá ante Racing de volante central otra vez

Domingo 07 de Marzo de 2021

A los chicos hay que llevarlos despacio. Hay que protegerlos. No exponerlos. Ni presionarlos. Esas son algunas de las frases que se vienen exponiendo en Central con énfasis desde que Cristian González asumió como entrenador. Lo llamativo es que hay casos puntuales que no coinciden con el relato. Del entrenador sobre todo. Porque el Kily mandó en la pasada fecha a Rafael Sangiovani al corazón del mediocampo. Una posición que no siente. Las ganas, deseos de estar en el primer equipo y respeto hacia el técnico hizo que terminara en cancha contra Godoy Cruz. Y así le fue. Estuvo perdido, errático cuando jugó de doble cinco. Con el antecedente inmediato en la mano, aún muy fresco en realidad, todo hacía presagiar que el volante derecho por naturaleza iba ser reemplazado con lógico argumento. No pasó. Todo lo contrario. Fue ratificado en los dos últimos entrenamientos. Quizá se destape ante Racing. Tal vez se aploma y saca un aprobado al menos. O no. Todo puede suceder en este Central del Kily. Lo cierto es que el chico surgido de las inferiores ahora tiene la mayor presión. La de mejorar en una función que le cuesta. Y mucho.

   Rafael Sangiovani se reencontró con la titularidad ante la lesión de Fabián Rinaudo. El juvenil jugó ante el elenco mendocino y trató de cumplir con el rol asignado en un puesto que apenas improvisó en algunos desafíos de divisiones inferiores.

   Tuvo una noche floja, por cierto. Cristian González no atinó en todas las prácticas a removerlo del puesto. De hecho, el jueves sacó del táctico a Facundo Almada para poner a Damián Martínez en el lateral derecho. También sacó a Zabala, a Martínez Dupuy y decidió introducir a Alan Marinelli, Luciano Ferreyra y a Marco Ruben.

   Ahora el pibe de Arteaga tendrá la chance de revertir la pobre imagen que dejó el pasado lunes en el Gigante. El Kily considera que es el indicado para ejecutar el doble cinco junto a Rodrigo Villagra, más allá de que la floja performance que tuvo.

   Es un puesto que no siente. Pero tratará de estar esta vez a la altura. Un nuevo endeble desempeño significaría perder más de lo que acopió hasta el momento. Quizás ni el mismo Sangiovani pensó que seguiría entre los once luego del partido contra Godoy Cruz.

   Cristian González lo ratificó. Seguramente lo seguirá bancando más allá de lo que suceda mañana a la noche en el Cilindro de Avellaneda. Quizá en su puesto, de ocho. Porque de esa manera estará respaldando de verdad a un pibe. Un jugador que encima es de la casa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario