Rusia 2018

Razones para pensar que Sampaoli está out

De no ocurrir nada extraño, el ciclo del Zurdo tiene fecha de vencimiento. Los motivos que le cavaron la fosa al entrenador.

Martes 03 de Julio de 2018

A la selección argentina se le escurrió el sueño de lograr el título en Rusia con trágica anticipación. Se pensó que Jorge Sampaoli podía rescatar al equipo del desfiladero, cuando el ingobernable destino le estrujaba el alma, pero el ciclo del Zurdo terminó con todo. Fue lo peor que le pasó al seleccionado en años, incluso por encima del impresentable período en el que Diego Maradona se calzó el buzo de entrenador en la AFA.
   Cuesta entender cómo un tipo tan calificado en su laburo como Sampaoli, durante el Mundial perdió ese hechizo. Quedó reducido a las ruinas de un principiante, sin rodaje ni sapiencia. Realmente llamó la atención la manera en la que demolió las esperanzas del equipo con determinaciones inentendibles para un técnico que cuando asumió se jactaba un poco más de pintarse la cara y reencarnar al Che Guevara con la revolución táctica que preparaba.
En la esquina de un barrio bohemio a esa persona se la define como un "vendehumo". Pero en la carpa mediática que montan los militantes del resultadismo, quienes ahora están más subidos al pedestal que nunca, lo que hizo Sampaoli es típico de los entrenadores playstation, que creen que los jugadores automatizan movimientos con un par de joysticks en la mano y se olvidan de que al fútbol se juega en una cancha de fútbol y no frente a un televisor.
   Si hay algo que consiguió Sampaoli es unificar a las corrientes futbolísticas a la hora de considerarlo el técnico que llegó al fútbol argentino con ínfulas superadoras y que lo único que consiguió fue sumir a la selección en una profunda improvisación.
Un pésimo manejo
No sólo se quedó en eso. También la confundió en todo. Tuvo un pésimo manejo puertas para adentro en la convivencia, nunca construyó un liderazgo sano como conductor de grupo y lo que es aún peor, este plantel que disputó el Mundial nunca se hubiera inmolado por él. Y eso que cuando entró enseguida pegó onda con Messi y los históricos.
De hecho fue el único entrenador de la selección que el astro rosarino recibió y también invitó a comer a su fortaleza privada de Castelldefels, el barrio en el que vive Leo junto a su familia en las afueras de Barcelona. Pero la relación empezó a resquebrajarse en los últimos meses y se terminó de romper ya instalados en el predio de Bronnitsy. Ahí Leo, quien no tendrá el carácter irascible de Maradona pero igual es un dictatorial silencioso, comenzó a comprobar que la selección estaba en manos de un entrenador que con sus contradicciones permanentes conduciría al equipo indefectiblemente al sonoro fracaso en el que terminó.
   Por esto apuntado y por otras razones que vienen al caso desglosar, está todo dado para que Sampaoli ya no sea más el DT del seleccionado.

   1
   Operativo desgaste


   Claudio Tapia, el presidente de la AFA, cuando decidió ir a buscar a Sampaoli estaba más que convencido de la capacidad del DT, sencillamente estaba enamorado por la manera en la que jugaban sus equipos. Vio en el Zurdo a la persona indicada para perpetuarse en el predio de la AFA y le firmó un contrato millonario hasta Qatar 2022. Incluso, selló el acuerdo sabiendo que Daniel Angelici, otro pope pesado con influencias y decisiones, no estaba de acuerdo con pagarle casi 7 millones de dólares por año al cuerpo técnico y hasta surgieron asperezas entre ellos. Pero como Angelici también tenía una alta valoración de Sampa, al final lo firmaron. Hoy no sólo están arrepentidos de haberlo contratado, sino que están realizando en conjunto un trabajo de hormiga para que Sampaoli se vaya por propia decisión. Llegado el caso le dinamitarán el terreno hasta el límite de encerrarlo y que no le quede otra que irse. ¿De qué manera? Muy simple. Le dirán que no a todas las solicitudes que les pida. Giras, organización de partidos amistosos, viajes para visitar a posibles convocados y un sinfín de cuestiones de logística que hasta ahora Sampaoli decidía con total libertad. Todo eso se terminó.


   2
   La mala relación con el plantel

   Si Argentina hubiera pasado el filtro de Francia, obviamente que nadie se hubiera animado a escribir que Sampaoli tenía cero diálogo con el plantel, sobre todo con los históricos amigos de Messi. Hay miles de casos de equipos que consiguieron los objetivos planteados y hasta forjaron una relación menos llevadera que la que tenían estos jugadores con el Zurdo. Pero acá lo que realmente pasó es que el plantel le perdió la confianza al DT. Ya de última no le creía más. En ese sentido, cuando se habla de futbolistas estelares de la estatura de Messi, Agüero, Di María, Mascherano, Otamenti, lo último que debe hacer un entrenador es decirles una cosa y hacer otra. Sampaoli cayó en tantas contradicciones en el armado del equipo y cometió innumerables barrabasadas tácticas que al final los jugadores terminaron por tomar la posta en la reunión, tras perder ante Croacia, y el DT quedó como un súbdito de sus subordinados.

   3
   Las rispideces con Beccacece


   Jorge Sampaoli y Sebastián Beccacece supieron funcionar como siameses cuando ambos trascendieron en el mundo del fútbol. Pero ya en los últimos tiempos se habían distanciados por algunas diferencias laborales y también porque ambos tienen un carácter volcánico que hizo que cada cual tomara su camino. El Zurdo se fue a Sevilla sin Beccacece, quien asumió en Universidad de Chile y luego Defensa y Justicia como técnico principal, ya independizado de Sampaoli. Cuando el Zurdo se hizo cargo de la selección argentina le propuso volver y la cosa anduvo bien hasta que trascendió que Beccacece habría tenido un altercado con Messi. Luego el vínculo se terminó por fisurar cuando discutieron en pleno entrenamiento en Bronnitsy, delante de los jugadores, por la realización de un ejercicio. Igual, ninguno de los dos seguiría, más allá de que Beccacece está al frente del Sub 20 junto a Nicolás Diez y Chiqui Tapia no tiene en mente desarmar la estructura de juveniles.

   4
   El crédito con la gente


   Si antes de disputarse el Mundial 2018 el hincha argentino miraba con desconfianza a Sampaoli, ahora directamente le da vuelta la cara. No lo quiere ver ni en figuritas. El rotundo fracaso futbolístico que provocó el adiós tan tempranero de Rusia penetró en las venas pasionales de la gente y el veredicto es unánime: Sampaoli es el gran responsable de la debacle. Desde ese lugar es casi imposible volver. Lo culpan de todo. De lo mal que formó el equipo, de los cambios que introdujo, de los jugadores que no llevó a la lista de los 23 y hasta de que Armani no le atajó el penal a Griezmann. Cuando la mano viene así es casi imposible darla vuelta. Más condenatoria todavía porque los mismos dirigentes que lo eligieron hace apenas un año coinciden con la mirada popular: "Nos defraudó no sólo en lo futbolístico, sino que tampoco demostró capacidad para conducir el grupo. Se le fue de las manos y nos hizo gastar fortunas. Le dimos todo y nada funcionó", le confiaron a Ovación.

   5
   El gesto que no llega


   Es verdad que cuando se reunió con Tapia y Angelici para cerrar su vinculación como técnico de la selección, Sampaoli les pidió firmar un contrato hasta Qatar 2022. El técnico no quería un proyecto a corto plazo porque sabía que se exponía a lo que finalmente pasó en el Mundial. Pero tampoco estaba en los planes de nadie que en el recorrido el Zurdo cometiera tantas equivocaciones relacionadas con el equipo y también otras desprolijidades aleatorias que ya supieron trascender mediáticamente. Por eso Tapia en las charlas que mantuvieron en Bronnitsy le pidió que para allanar el camino tuviera un gesto de grandeza y aceptara dar un paso al costado. De esa manera, la AFA evita pagarle un dineral por la rescisión del contrato (cerca de 20 millones de dólares) y también el Zurdo zafa de la afrenta que significará someterse a una degradación permanente de su imagen, mucho más de lo devaluada que está ahora.

Tapia cambió de opinión

"Banco a Sampaoli aunque no pase la primera ronda del Mundial. Tiene contrato por cinco años. Es un proyecto del cual está al frente. Confío en él", dijo Tapia en una entrevista radial el 13 de julio pasado. Todo cambió.

El Kun no tuvo en cuenta al Zurdo

"Es momento de agradecer. A mi hijo, a mi familia y a mis amigos. A los que con mucho esfuerzo vinieron a Rusia para alentarnos. A todos los que desde Argentina y tantos países nos apoyaron con sentimiento y pasión", escribió el Kun Agüero en Instagram. Y lo hizo extensivo a "mis compañeros, que son los mejores del mundo, y también a los médicos, fisios, utileros y cocineros que forman parte de un gran equipo". ¿Y Sampaoli? No está en la consideración del Kun.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario