Central

Raúl Gordillo: "Trato de disfrutar con la única misión de hacerle bien al club"

Raúl Gordillo habló con Ovación sobre cómo vive su nuevo rol de director deportivo de Central. "Esto tiene otra dinámica pero trato de hacer lo mejor", dijo el ex volante auriazul.

Martes 09 de Julio de 2019

Después de casi dos meses de trabajo como director deportivo, ¿cómo lo venís llevando?

Bien, contento. Primero por volver al club y después al poder aportar en lo que uno tiene conocimiento. Es una nueva etapa en mi profesión y estoy aprendiendo, como todos, tratando de llevar esto adelante con la dinámica que implica la búsqueda de refuerzos. Estamos tratando de hacer las cosas bien, de ayudar, queriendo que todo se encamine para el bien del club y así poder formar un equipo competitivo que nos permita hacer un buen torneo.

¿En esa corta experiencia este rol es lo que pensabas o imaginabas otra cosa?

Uno que está relacionado al fútbol sabe de qué se trata, por supuesto con otra óptica, porque no es lo mismo ser entrenador que estar del lado del club. Si bien hoy estoy relacionado con otras cosas, como lo es la contratación de un jugador, el que vive del fútbol se la rebusca porque tiene el conocimiento. Trato de ir aprendiendo porque todos los días surgen cosas que por ahí no imaginás, pero es parte de todo esto.

Suponiendo que en tu época de jugador hubiera existido esta telefonía celular, ¿cuándo te sonó más el teléfono, en aquella época, siendo ayudante de campo o ahora como director deportivo de Central?

Y, esta es una etapa nueva, pero sobre todo por la época en la que estamos es esta en la que más suena el celu. Es que te llaman miles de representantes ofreciéndote jugadores, los muchachos del club que por ahí se les presenta una salida. Pero es parte de esta nueva etapa y más en un mercado de pases tan largo como este.

Hasta hace un par de meses eras integrante de un cuerpo técnico (el del Turco Mohamed) y pedías jugadores, ahora te los piden a vos.

Es lo mismo, sólo que ahora estoy de la vereda de enfrente. Pero como te digo, el que vive en el ambiente del fútbol tiene un conocimiento del tema. Igual trato de disfrutar, de aprender con la única misión de hacerle bien al club.

¿Se logra disfrutar un trabajo como este?

Mirá, uno entiende la dinámica que tiene todo esto. En realidad trato de disfrutarlo, pero con mucha responsabilidad. Lo intento en la medida que puedo. No sé si todo es un jolgorio porque hay intereses que tenés que defender en medio de un montón de negociaciones y porque hay jugadores que pensás que pueden venir y por equis motivo no llegan. Todas esas cosas pasan pero uno, aunque en otra función, ya las vivió.

¿Es un trabajo más desgastante de lo que imaginabas?

Es distinto. No sé si la palabra es “desgastante”, pero sí se tiene mucha más responsabilidad porque esta función de director deportivo abarca otras áreas más allá del fútbol profesional. Las divisiones inferiores, con toda su estructura, es una de ellas. Por ahí no desgasta tanto, pero lleva su tiempo porque en cada tema hay que estar en todos los detalles.

¿Hay que apelar mucho al ingenio cuando se trabaja en un libro de pases en el que la disponibilidad económica no es buena?

Seguro, sobre todo en puestos puntuales, que son donde todos los equipos buscan, como los delanteros o los defensores. Hay pocos jugadores y encima con el valor del dólar muchos futbolistas especulan con salir del país. Es parte de este proceso, de la situación del país y por eso un jugador prefiere irse afuera porque en cualquier otro lado les reditúa más el billete.

¿A esas cuestiones a las que hacés referencia se les va a prestar más atención una vez que termine esta locura del libro de pases?

Sin dudas que hoy la prioridad es la primera división. Cuando todo esto se termine seguramente vamos a tener más tiempo para dedicarles a las inferiores, que es una de las prioridades del club.

¿En ningún momento te preguntaste “para qué me metí en esto”?

No, sabía que iba a pasar esto, porque insisto, tenía el conocimiento de cómo funciona la cosa y cuál era la dinámica de esta nueva etapa. Trato de hacer lo mejor pero sin volverme loco. Es dinámico y diferente a los otros roles que cumplí en mi carrera, pero lo tomo con calma.

¿Y en medio de esta locura, a Central le queda un camino largo por recorrer en el tema refuerzos?

Ya firmó Novaretti y en los próximos días lo hará Ribas. Por ahí podemos buscar algún delantero más, pero analizaremos algún caso muy puntual. Creo que en líneas generales estamos bien con los refuerzos.

¿Conforme con lo que trajeron? ¿Creés que pudieron satisfacer las necesidades de Cocca?

Sí. Los refuerzos son los fue pidiendo el técnico y el club hizo el esfuerzo para que esos jugadores pudieran llegar. Entre todos tratamos de armar un equipo competitivo, pero siempre consensuado entre el cuerpo técnico y los dirigentes. Me parece que ya estamos mucho más armados, no sólo con los refuerzos, sino con muchos chicos de las inferiores.

¿No está previsto dar un golpe de efecto con algún nombre, un batacazo?

No porque no hay nombres extraños. Sin dudas que todavía falta para que el mercado finalice y muchas veces los jugadores aparecen sobre la hora, pero hoy no hay nada extraño en ese sentido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario