Central

Que el hipotético clásico no altere el orden futbolístico y mental

El Patón Bauza deberá trabajar para que sus jugadores transiten paso a paso los exigentes choques de la Superliga, previos al cotejo de Copa Argentina ante Almagro, que de ganarlo desembocaría en el derby que todos quieren jugar.

Miércoles 12 de Septiembre de 2018

Cuando todo indicaba que en 2018 no habría clásico rosarino porque por la Superliga el derby fue programado para el año que viene (fecha 18), de pronto ahora la chance que se juegue el encuentro más pasional del mundo está a la vuelta de la esquina. Y para que se concrete este compromiso restan desandar los 90 minutos en los que Central se verá las caras con Almagro. Claro que allí el equipo de Edgardo Bauza deberá hacer su parte y seguir con vida. Entonces, si Central logra quedarse con esa llave eliminatoria ante el club que milita en la B Nacional se abrirá la puerta para el duelo entre canallas y leprosos por los cuartos de final del certamen federal. Después habrá tiempo para que los organismos de seguridad definan el lugar, el día, la hora y si se juega con o sin público en las tribunas. Pero, por lo pronto, hay que decir que el hipotético clásico ya se palpita en las calles rosarinas. Y en lo que refiere al equipo canalla, el Patón deberá capitalizar esa adrenalina especial que seguramente sienten sus jugadores como combustible extra para afrontar los próximos compromisos de la Superliga de la mejor manera, sin que se corra el foco ni se descuiden los partidos trascendentes que restan hasta el cotejo contra Almagro y el eventual clásico posterior.

No hay que explicarle al Patón Bauza lo que significa la palabra clásico para el universo Central. Porque lo palpitó como jugador y también como DT auriazul. El sabe mejor que nadie lo que genera ese partido, tanto en la previa como en el tercer tiempo. Por eso el mismo DT no dejará que la ansiedad irrumpa en escena en momentos en los que Central lo primero que tiene por delante es el cotejo del lunes por la noche ante Defensa y Justicia, en la reanudación de la Superliga, en el marco de la quinta fecha. Además, si el domingo Racing no gana en su visita a Lanús, los de Arroyito podrán recuperar al día siguiente el liderazgo del certamen.

Si bien todos los cañones en Central como es lógico están apuntados al primer escollo a superar, que es Defensa y Justicia, no se puede obviar que en el campamento auriazul la chance de que se juegue el clásico no pasó para nada desapercibida y generó la expectativa creciente en el plantel de querer jugar ese partido y superarlo con éxito en el objetivo de alzar la Copa Argentina.

Por eso el Patón y su cuerpo técnico pondrán el foco en respetar el orden de los acontecimientos y avanzar paso a paso. En principio, si bien no está oficializado, está encaminado desde la organización la posibilidad de que Central y Almagro, por los octavos de final de la Copa Argentina, podría jugar el próximo 3 de octubre en Santa Fe, en cancha de Unión. Y antes de ese cotejo, por la Superliga está el encuentro del lunes ante Defensa y Justicia en Arroyito. Luego, por la sexta fecha, el domingo 23 de septiembre, Central visitará a Gimnasia y por la séptima jornada recibirá el sábado 29 de septiembre a San Martín de San Juan.

De esta manera son tres los partidos que separan a Central del duelo copero ante Almagro, el que podría servir para abrirle la puerta al clásico rosarino del 2018. En este marco, Bauza pondrá el foco en el paso a paso, en no poner el carro delante del caballo y en evitar que la ansiedad que pueden experimentar los futbolistas en este escenario hipotético de clásico se filtre en los cotejos anteriores. A favor de Central cuenta que está arriba en la tabla de posiciones y nadie querrá perder terreno en la lucha de la Superliga, torneo cada punto valdrá oro.

Así, la misión del Patón en estos días será, fiel a su estilo, transmitir tranquilidad, confianza, pies sobre la tierra y mucho orden, tanto para moverse dentro de la cancha, como para que la motivación extra no sea un arma de doble filo. El cotejo del lunes ante Defensa y Justicia será el primer examen en este escenario que planteó la posibilidad del clásico.

Bauza tiene el objetivo de llegar lo más lejos posible en la Copa Argentina y claro que ganarla le permitiría convertirse en campeón como jugador y entrenador de Central y si en ese camino al título está Newell's mejor todavía, ya que si bien será un exigente escollo que deberá superar, la recompensa simbólica por hacerlo será incalculable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});