Ovación

"#No a las Sociedades Anónimas, los clubes son de los socios"

Central, Newell's y 70 clubes barriales rechazaron las sociedades anónimas deportivas (SAD).

Miércoles 25 de Abril de 2018

"#No a las SAD. Los clubes son de los socios". Así comienza el comunicado que el 4 de abril pasado elaboró la Red de Clubes Rosario, una agrupación que agrupa desde hace dos años a 60 entidades barriales. El escrito se puso a disposición de propios y extraños y fue firmado por casi 70 clubes, entre entidades barriales y las dos mayores del fútbol rosarino: Central y Newell's. Dirigentes y representantes de distintos partidos políticos se dieron cita en la cancha de básquet del club Calzada (San Martín 3056) en una jornada donde no rodó la pelota naranja sino una pila de argumentos en contra del viejo proyecto del presidente Mauricio Macri de convertir a los clubes en sociedades anónimas deportivas (SAD). El documento fue elevado al Senado provincial, a través de Miguel Angel Cappiello (Frente Progresista).
El tema ya había sumado repudios mayoritarios en el Concejo. "Sólo el bloque de Cambiemos se abstuvo", aclaró el concejal justicialista Eduardo Toniolli antes de anticipar que el 9 de mayo próximo se realizará a las 11, en el hall del Palacio Vasallo, una reunión para seguir discutiendo el tema con todos los actores de la problemática.

"Hoy los clubes de barrio de todo el país nos encontramos en alerta debido a que el gobierno nacional ratificó una vez más su política a favor del capital privado en detrimento de la presencia del Estado", continúa el documento. Y finaliza suscribiendo que "en un escenario de fragmentación social como el que vivimos, entendemos que la presencia de los clubes de barrio como articuladores y promotores del vínculo entre vecinos es de vital importancia, rechazamos toda iniciativa que viole los estatutos y las funciones sociales que desempeñamos los clubes, solicitando la continuidad y la profundización de políticas públicas que favorezcan nuestra labor cotidiana, herramienta de participación y empoderamiento de vecinas y vecinos de nuestra ciudad, permitiendo fortalecer la convivencia y formación de ciudadanía".

El alerta de los dirigentes locales no tiene ánimo de alborotar fantasmas. Es una respuesta a distintas declaraciones originadas en el gobierno nacional.

"Hoy ya hay muchos clubes que de hecho son sociedades anónimas comerciales", expresó el coordinador general de Comunicación Estratégica de la Secretaría de Deportes de la Nación, Fernando Marín, en enero pasado. Y de esa manera prácticamente repitió una máxima del presidente Macri, quien en 2001 había anticipado su voluntad de "volver" con la propuesta de las SAD, un proyecto ampliamente rechazado en una moción que disputó nada menos que al ya fallecido presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Julio Grondona.

"Fue mi mayor fracaso político. Mi propuesta perdió por paliza, 38 a 1, el único voto a favor fue el mío. Busqué transparentar al fútbol, darle otro orden", había dicho el por entonces presidente de Boca.
Sólo tres voces

Ovación dialogó con sólo tres de los presidentes de clubes reunidos en contra de las SAD, en representación de todos. Jeremías Salvo, presidente del Suderland (Camilo Aldao 528); Gabriel Báez, al frente del Club 14 de Junio (Viamonte 7200) y también subsecretario de Clubes del municipio, y Esteban Siciliano, de La Carpita (Junín 1584). Con distintas palabras los tres coinciden al decir que las entidades que representan tienen en claro que "no todo se puede vender ni comprar".

Salvo, desde una entidad de 400 socios, dijo que "son fundamentales la inclusión y contención" y agregó que en un presente en el que "muchos clubes fueron recuperados por los vecinos, hablar de negocio es una locura: no sabemos qué pasa con los pibes cuando se van del club, ¿cómen?, ¿son abusados? No conozco ninguna sociedad anónima que se encargue de esto".

Báez, cabeza de un club de 200 chicos que juegan fútbol y hockey, aclaró que quienes apoyan las SAD "buscan esmerilar a las asociaciones civiles y romper la lógica comunitaria como si lo privado fuera mejor. Las sociedades anónimas también se funden por malas administraciones, acá se trata de seguir trabajando desde sociedades civiles que pueden existir tranquilamente sin pérdidas". Y Siciliano, al frente de los 400 socios de La Carpita, sintéticamente disparó: "Nadie invertirá en lo social, esa es la función de los clubes".

Las otras entidades firmantes fueron Morning Star, El Porvenir, Sarmiento, Potrero de las 4 Villas, Recuerdo Evita, Rosario Oeste, Junior, Primera Junta, Nuevo Potrero, Ateneo Infantil Rosarinos, Bochas América, Francisco Godoy, Servando Bayo, Asociación Vóley, Los Unidos, La Palmera, San Martín de Fisherton, El Eslabón, Hertz, La Aurora, Tucumán, Belgrano, Parquefield, Atlantic Sportmen, José Ingenieros, Adir, Libertad, Edison, La Gloria, DUC, Calzada, Ciclón, Sportivo Alberdi, San Martín zona norte y San Martín zona sur, Malvinas Argentinas, Amistad Marina, Atlanta, 20 Amigos, Horizonte, Central y Newell's, Atlético Latinoamérica, Rosario Sur, Teléfonos, Oriental, Juan Pablo II, Churrasco, Defensores de Italia, Once Estrellas y Fútbol Infantiles de Nueva Era.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario