Newell's Newell's tropezó feo ante el Tomba

Newell's tropezó feo ante el Tomba

El equipo de Kudelka lo buscó siempre pero terminó pegándose un porrazo.

Lunes 09 de Marzo de 2020

Newell’s tenía la mesa servida para cerrar la Superliga de la mejor manera ante su gente, tras la buena campaña que construyó de la mano de Kudelka. En una línea ascendente de rendimiento que le fue permitiendo a los leprosos ir saliendo de la zona más baja de los promedios y meterse en posiciones expectantes de copas. Pero anoche se pegó un porrazo fuerte ante un Godoy Cruz que asumió el rol de actor de reparto, pero que en el tramo final del juego sacó con astucia dos puñaladas letales que mandaron al rojinegro a la lona, cuando en la previa el favorito de la pelea era el local. Un final de torneo con sabor amargo para un Ñuls que venía en alza, invicto en el 2020 y que en la foto final se nubló para irse del Coloso masticando bronca. Es cierto que hizo el gasto y buscó la victoria por cielo y tierra convirtiendo a Rey en la gran figura del cotejo, pero que por algunos horrores defensivos en el epílogo se quedó huérfano de puntos e ideas para revertir la historia. Fue un sopapo el 2 a 0.

   Newell’s tal vez cerró la Superliga con las luces y sombras que entregó durante toda la temporada. Porque anoche también fue un equipo ambicioso, que atacó con autoridad y decisión, pero que tuvo errores en el retroceso que esta vez pagó carísimo. Es como que a este Newell’s de Kudelka le faltó dar ese salto de calidad cuando llegaba como favorito a los partidos. Le ocurrió ante el Gimnasia de Diego Armando Maradona o en la fecha pasada mereciendo vencer a Racing y no yendo más allá del empate en el Cilindro de Avellaneda.   

Claro que la campaña es buena y eso es indiscutible desde las matemáticas y hasta en la propuesta. Pero ayer volvió a cometer ingenuidades defensivas y erró muchísimo en ataque. Justamente los dos atributos que deben tener los equipos en el haber para estar entre los más confiables. Por ello la Lepra aún es un equipo en vías de desarrollo, que debe consolidarse en todas las líneas para aspirar a más.

Embed

   Claro que fue positiva la vuelta de Cacciabue, que rindió en buena forma tras más de 5 meses de parate. Y no se puede desconocer que ya extraña a los lesionados Pérez, Formica y Moreno. Pero anoche tenía todo para ganar y entre los reflejos de Rey y el desguace que fue la última línea en el tramo final del juego, el Tomba olió sangre, apretó el acelerador y se llevó todo con los gritos de Brunetta y Merentiel.

   De arranque lo tuvo Palacios sólo y falló frente al arco en un preludio de que la noche venía torcida. También Leal intentó de cabeza, pero Rey la manoteó justo abajo del travesaño. Y Brunetta exigió a Aguerre en una etapa inicial en la que Maxi jugó de nueve retrasado.

   En el complemento Palacios dilapidó el gol ante el achique de Rey y Ñuls cerró los ojos en pos de la victoria. Se regaló atrás y Brunetta primero en una corrida fatal y luego Merentiel a la salida de un saque lateral sellaron la victoria.

   La vida continúa para Ñuls porque el domingo reinicia la Copa Superliga ante Central Córdoba. Y el desafío que tendrá es madurar como equipo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario