Ovación

Newell's: Maxi se reinventa de enlace en el tramo final de su carrera

La Fiera asume el rol de lanzador, a casi 21 años de su debut en primera. La repentización y la pegada para meter pases de gol

Martes 27 de Octubre de 2020

La capacidad de jugadores de la talla de Maxi Rodríguez los lleva a ubicarse en los sitios en los que entienden que son más útiles según por donde se desarrolla la jugada. La disposición táctica del equipo no los sujeta. Son libres dentro de un orden lógico. Durante el último tramo de la temporada pasada, el capitán de Newell’s entendía el momento en que era provechoso trasladarse de la izquierda hacia el medio para convertirse en el enlace. Ahora, en los amistosos de preparación, quedó evidenciado que este último será su nuevo rol, ubicado por detrás de Sebastián Palacios y Nacho Scocco. Desde esa zona comandará los ataques de la lepra en la Liga Profesional, jugando a un toque con los volantes internos o los laterales que se mandan al ataque, o siendo el lanzador, aprovechando su repentización y precisión.

Desplazándose por el medio, Maxi avanza con pelota al pie y una visión amplia de todo el frente ofensivo. Tiene cerca a Pablo Pérez para juntarse con pases de primera. Entre ellos se entienden, sin necesidad de ponerse a pensar qué hacer. No es casualidad que desde la vuelta del mediocampista al club del Parque, la Fiera se le haya arrimado seguido para asociarse en los partidos de cierre de la pasada Superliga. Antes de su arribo permanecía mayor tiempo recostado sobre la izquierda para juntarse con Mauro Formica.

“Nos hace muy bien tener esa posición en el equipo con jugadores de la creatividad y jerarquía de Maxi y Mauro”, explicó Frank Kudelka semanas atrás, refiriéndose al puesto de enganche. “Creo que es donde él (por la Fiera) mejor se siente, donde más le va a rendir al equipo, por su jerarquía con la pelota, su inteligencia y además para una economía de esfuerzo”, amplió.

Los goles de los últimos amistosos

Las palabras del DT acerca de la relevancia del ídolo rojinegro en el puesto de enganche se pusieron de manifiesto en el amistoso frente a Colón (2-0), el sábado pasado en el Coloso, asistiendo a Sebastián Palacios. Parado en el medio, en tres cuartos de cancha, controló de espaldas el pase de Pablo Pérez y no tardó en girar antes de que lo cierre un defensor. La metió profunda para la corrida de Palacios por detrás de la última línea adversaria. La jugada culminó con el extremo derecho cruzando el tiro al fondo del arco.

Desde el mismo sitio donde nació la apertura, trabó una pelota. Pérez se sumó a la disputa y se la llevó, abriendo a la derecha para que Palacios la introduzca sobre el primer palo. Otra vez la Fiera participó en la conquista, en ese espacio que ahora pisa mayor tiempo y teniendo nuevamente de aliado a su compinche.

ataca.JPG

Las apariciones del capitán por la zona media se repitieron en ese amistoso y en los anteriores, siendo el nexo del medio y el ataque, habilitando una y otra vez con toques cortos o envíos por elevación o rasantes a compañeros a los que dejó mano a mano con los arqueros. Es que tiene sabiduría y entiende cómo y cuándo darle el mejor destino al balón.

La exigencia física y el trato riguroso que recibirá en la mitad de cancha son los obstáculos a superar por Maxi, debiendo recurrir a lo que sabe, los desplazamientos, amagues y descargas, para que el desgaste no le quite energías ante el inevitable paso de los años. El despliegue de Aníbal Moreno y las proyecciones de Gabrielli y Bíttolo son algunas de las opciones para acompañarlo allí donde los espacios se reducen, evitando un cansancio mayor.

Conoce a la perfección el sector izquierdo del ataque y se descarta que lo deje en forma definitiva. Cuando la situación lo requiera, se moverá por el costado. Pero ya no permanecerá allí el mayor tiempo. El esfuerzo que debía hacer sobre el costado es importante al momento del retroceso y no tiene sentido que persiga a su marcador.

Kudelka lo entiende así. “No podemos involucrarlo a Maxi para que corra a los laterales rivales. Sería ilógico y contraproducente para todos”, señaló.

Defiende.JPG

Con la pelota en poder del adversario, Maxi se incorpora a la primera línea ofensiva junto a Scocco, para ejercer presión en la salida del oponente pero sin tener que correr el avance de los rivales.

Para esa tarea será Palacios el encargado de bajar por su banda, la derecha, a espaldas de esa primera línea y complementándose con los mediocampistas. El Tucu se encuentra capacitado para el ida y vuelta.

A casi 21 años del debut en primera, Maxi Rodríguez se dispone a reinventarse.

Más votos a su gol en el Mundial

El gol de Maxi en los cuartos de final contra México en el Mundial 2006 fue elegido como el mejor gol (66,8 %) por sobre la conquista del francés Benjamin Pavard (33,2 %) ante Argentina en los octavos del Mundial de Rusia 2018. La Fifa realizó la votación abierta al público entre las dos conquistas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS