Ovación

Messi se fue en amagues

El rosarino estuvo bien marcado por los defensores de Lyon y Barcelona empató sin goles en la ida de los octavos.

Miércoles 20 de Febrero de 2019

Esta vez a Lionel Messi lo marcaron bien y lograron controlarlo. El crack rosarino no logró gravitar como habitualmente lo hace cuando juega frente a Lyon por la Champions League. En otras ediciones, la Pulga siempre se las ingenió para dejar su sello con alguna genialidad, pero ayer no fue el caso. Al final, el partido de ida por los octavos de final finalizó 0 a 0 y la llave quedó abierta para el miércoles 13 de marzo cuando se dispute la revancha en el Camp Nou. Barcelona quedó en una situación bastante incómoda, porque si los franceses anotan un gol estará obligado a ganar debido al valor del tanto de visitante.

Messi estuvo activo como siempre, pero la realidad es que nunca logró culminar en gol las aproximaciones que tuvo cerca del arco de Anthony Lopes. Igual, los catalanes fueron los amplios dominadores del trámite y este empate sin goles cotiza más como un castigo que como un premio por haber jugado de visitante. Esta vez Messi no contó con el acompañamiento del uruguayo Luis Suárez, quien está atravesando un momento futbolístico de bastante dispersión, ya sea en la liga española como en la Champions.

Ahora todo queda abierto para el encuentro de vuelta y ahí sí Barcelona deberá hacer valer la localía del Camp Nou para clasificar a cuartos de final y seguir con su buena racha, ya que nunca fue eliminado en la instancia de octavos. Pero Lyon, pese a seguir sin ganarle al Barcelona, sale reforzado ya que evitó el gol blaugrana y ahora los franceses se las jugarán todo a marcar un gol en el Camp Nou y complicarle la vida a Barcelona. El conjunto de Valverde contó con algunas situaciones, sobre todo con las escapadas de Dembelé, pero nunca atravesaron la instancia de las intenciones. Barcelona hizo todo para irse con una victoria a España, pero no estuvo fino en las definiciones. Incluso, el arquero Ter Stegen debió desactivar algún sofocón ante los contraataques de Lyon. Nada de otro mundo.

Lo concreto es que Barcelona se ilusionó con que su aventura por tierras francesas podría terminar en triunfo. El lado positivo es que si bien no convirtió goles, tampoco perdió el partido. Porque ahí sí la parada se le hubiera puesto más complicada. Ahora sólo tiene que ganar, prácticamente una habitualidad para un equipo de la jerarquía de Barcelona.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});