Central

"Me cuido porque si me tocó una vez me puede pasar lo mismo"

Luego de haber sido operado de cáncer de próstata, el entrenador de arqueros canalla dijo no tener miedo pero sí mucho respeto por la situación generada por el coronavirus. En una larga charla con Ovación señaló: "Estamos en el medio del mar y hay que llegar a los botes salvavidas".

Domingo 26 de Abril de 2020

“Me cuido porque si me tocó una vez me puede pasar lo mismo”. Un cáncer de próstata fue el peor adversario con el que se topó Hernán Castellano en su vida y hoy piensa, analiza y razona los problemas del coronavirus desde una óptica particular, gobernada por el factor humano y alejada de cualquier tipo de conjeturas que no tengan nada que ver con la prevención, el cuidado y el “respeto” por lo que se está viviendo. El entrenador de arqueros de Central dice no tener muy en claro si es paciente de riesgo “porque no estoy haciendo ningún tratamiento”, pero que aquella experiencia por la que le tocó atravesar (fue operado en Santiago de Chile) hoy le sirve para darse cuenta de que en este mundo agitado no hay invulnerables. En el extenso diálogo que mantuvo con Ovación, el Rifle bregó por el aislamiento, a tal punto que dijo que pospuso los controles que ya se tendría que haber hecho “para no meterme en ningún nosocomio”, pero básicamente puso la salud por encima de todo, especialmente de las cuestiones económicas. “Estamos en un barco en el medio del mar y lo primero que tenemos que hacer es salvar nuestras vidas. Si se te cae la billetera y se va al fondo del mar, antes de recuperarla tenés que subirte a un bote salvavidas para salvarte de los tiburones, después se verá si podés recuperar la billetera”. Contundente.

   “En realidad no sé si soy paciente de riesgo porque no estoy haciendo ningún tratamiento. Si bien tengo que tener todos los cuidados, a lo que afecta el virus, que son los pulmones y las vías respiratorias, no creo que tenga ningún resabio de aquella cirugía. Creo que no tiene nada que ver. Sí tengo mucho respeto porque cuando te toca pasar lo que me tocó a mí decís «a la mierda». Hasta que no te toca no sentís que te puede pasar, pero cuando te pasa te das cuenta de que nadie es inmune. Y hoy no quiero tener ninguna clase de proximidad a otra enfermedad, por esto uno está más atento. Si me tocó una vez me puede volver a tocar, por eso el respeto en cuestiones de salud. A veces uno piensa y dice «ya me tocó y ahora no le tengo miedo a nada», pero en mi caso es al revés. Si me tocó una vez me puede pasar lo mismo”, argumentó el Rifle, en medio de un confinamiento que respeta a rajatabla.

¿Le tenés miedo a esto que se está viviendo?

Miedo no tengo, pero sí siento que si ya me tocó algo como lo que pasé no soy invulnerable. Tengo muchísimo respeto por eso, pero sobre todo porque si te contagiás, podés contagiar a tu familia, sobre todo a tus padres, que sí son parte de los grupos de riesgo. Eso es lo que me hace tomar el tema con algo más de seriedad.

¿Hablaste con los médicos que te operaron en Chile o con Hernán Giuria para saber si tenías que tomar algún tipo de recaudo en especial?

Con Hernán hablé y me dijo que tenga mucho cuidado, pero hago lo que nos dicen todos los que saben. Trato de ir lo menos posible al supermercado y me abastezco para varios días, pero sólo eso. Trato de no ir a ningún otro lado.

Debe ser un alivio que después de la operación no hayas tenido que tomar ningún medicamento o realizar un tratamiento médico.

Sí, esta bueno. Me tengo que hacer controles cada tres meses y ya me los tendría que haber hecho pero los estoy extendiendo un poco para no ir a ningún nosocomio por el temor al contagio. Por suerte no tuve que hacer radioterapia ni ninguna de esas cosas y es un alivio. Los análisis que me hicieron dieron todos bien y por eso no estoy bajo ningún tratamiento posoperatorio.

O sea que lo vivís sin miedo pero sí con mucho respeto.

Seguro, porque es algo que me preocupa. Fijate lo que pasó en España, Italia y ahora en Estados Unidos, que llegaron a tener mil muertos por día, lo que te da la pauta de que no es joda. Por suerte eso en Argentina no lo estamos viviendo. Por todo eso que se escucha de lo que pasa en otros países es que uno tiene que cumplir con lo que dicen las autoridades. No queda otra que mantenernos en casa. Cuando hablo del respeto tiene que ver con lo que les pasó a los países europeos y ahora algunos americanos, cuando la gente circuló libremente.

Lo del miedo te lo preguntaba por esto que decís que si ya te tocó una vez te puede volver a pasar.

Totalmente. Yo no sé si les pasará lo mismo a todas las personas que tuvieron que convivir con el cáncer, pero en lo personal estoy convencido de que si te tocó una vez te puede volver a suceder. Y la verdad no quiero volver a estar dentro de una sala de terapia o un quirófano, porque es algo que da terror. Es mejor cortar por lo sano y quedarse en casa.

Cuando te tocó atravesar aquella situación hubo hacia tu persona mucho apoyo y respeto, no sólo de los hinchas de Central, sino también de los de Newell’s. ¿Hoy a todos ellos tu mensaje pasa por el cuidado de cada uno?

Exactamente. Es que acá lo primordial es la salud. Sé que a muchas personas les cuesta pagarles a los empleados que tiene y a muchísimos otros les cuesta llevar la comida a la mesa y todos los casos son entendibles, pero acá estamos en un barco en el medio del mar y lo primero que tenemos que hacer es salvar nuestras vidas. Si se te cae la billetera y se va al fondo del mar antes de recuperarla tenés que subirte a un bote salvavidas para salvarte de los tiburones, después se verá si podés recuperar la billetera. Me parece que a todos nos pasa lo mismo y estoy convencido de que lo primordial es la vida. Lógicamente que todos vamos a perder, pero todo eso que perdemos en algún momento se podrá recuperar.

Es muy gráfico tu mensaje, por lo que intuyo que estás de acuerdo con todas las medidas de carácter preventivo que tomó el gobierno nacional.

Estoy totalmente de acuerdo, por eso tenemos que hacerles caso al presidente, al gobernador y al intendente. Me parece que fueron todas medidas muy acertadas y ojalá sigamos por esta línea. Si lo hacemos, todo se va a solucionar de manera más sencilla.

Te veo arriba de ese bote salvavidas sin intentar recuperar lo que se cae al mar.

Seguro. Ojo, mi situación me permite pasarla dentro de todo bastante bien, sin tener problemas por uno o dos meses. Sí podría tenerlos si esto se extiende demasiado. Entiendo que hay muchísima gente que ya está teniendo problemas pero tendremos que ambientarnos y vivir como podamos. Algunos podrán vivir mejor que otros, pero tenemos que parar esto de cualquier forma para que nuestros padres y abuelos no tengan problemas. Por eso insisto con esto de quedarnos en casa.

¿Más allá del mensaje, el aislamiento cómo lo llevás?

Estoy tranquilo. Empecé a hacer cosas en mi casa que siempre dejé de lado por cuestiones del trabajo y estoy mucho más con mi familia. La verdad, no estoy desesperado por salir.

¿Como entrenador de arqueros seguís trabajando?

Jeremías (Ledesma), Josué (Ayala) y los otros chicos son muy profesionales y el profe les dio un trabajo ya desde el primer día de licencia. La verdad es que es lo que menos me preocupa porque, te repito, son muy profesionales y saben qué es lo que tienen que hacer. Ya llegará el momento en el que podrán recuperar todo este tiempo perdido, aunque tampoco es tanto lo que se pierde.

Pero estás al tanto del trabajo que hacen.

Sí, los veo a través de aplicaciones y redes sociales, pero me tranquiliza que el profe les dé trabajos todos los días y estoy seguro de que los están cumpliendo al pie de la letra.

¿Te mantenés en contacto con el resto del cuerpo técnico?

Sí, hablo con Cocca y con el profe y todos están con muchísimas ganas de empezar a trabajar, esperando que nos digan cuándo tenemos que hacerlo.

Está claro lo del mantenimiento físico, pero para un arquero lo esencial es el contacto con la pelota, el trabajo en campo. ¿Son los que más pueden sufrir esto del entrenamiento en su casa?

A ver, el entrenamiento de arqueros no se puede hacer dentro de un entrenamiento y ni siquiera en un patio, pero el de un jugador de campo tampoco se puede hacer arriba de una cinta. Creo que son simples paliativos para poder mantenerse en forma. De todas formas hoy los jugadores son mucho más profesionales en relación a lo que éramos nosotros y tienen otra preparación. No van a tener ningún problema para ponerse en ritmo nuevamente.

¿En un par de semanas un arquero puede volver a agarrar ritmo de competencia?

Seguramente, porque acá no es que alguien estuvo seis o siete meses parado por una lesión.

¿Los arqueros te consultan algo, por algunos movimientos o ejercicios?

No mucho. Hacen básicamente trabajos físicos, a lo que suelen realizar en el gimnasio y la verdad que yo no sé corregir esas cosas porque no estoy preparado para eso, sí el profe.

Desde tu óptica, ¿cuándo creés que pueda volver la actividad?

Lo que veo es que es una situación difícil para el fútbol porque es un deporte de contacto y no debe ser sencillo hacer un protocolo para llevar a cabo un entrenamiento donde hay no sólo jugadores, sino también kinesiólogos, médicos, utileros. Todos estamos en contacto permanente y no sé si se podrá armar algo para que todos estemos seguros. Tendremos que seguir haciéndoles caso a las autoridades y ellos nos dirán qué es lo mejor. Ojalá pueda volver porque es algo que todos necesitamos, pero sin que nadie corra riesgos.

Si hubo algo que te caracterizó como jugador e incluso como parte del cuerpo técnico es la locura que te genera Central. ¿Qué te genera un partido a puertas cerradas, como pasó contra Colón?

Es muy distinto jugar a puertas cerradas porque no es a lo que uno está acostumbrado, porque el jugador necesita del bullicio de la gente, pero imagino que cuando el fútbol vuelva será a puertas cerradas y habrá que aguantar un poco más hasta que la situación se normalice. Pero te repito, todos tenemos que aportar nuestro granito de arena para que esto empiece a funcionar de a poco. Es feo el fútbol a puertas cerradas, pero cuando se vuelva a los clubes les servirá para que les ingrese plata de la televisión.

Volvemos al principio de la charla, lo principal es la salud.

Por supuesto. Lo primero es eso, porque no hay nada mejor que estar de pie y con salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario