Ovación

Mayweather y Pacquiao, el combate que paraliza al mundo

Mayweather y Pacquiao se enfrentarán esta medianoche en la Pelea del Siglo, un choque de estilos entre los mejores libra por libra. Habrá tres cinturones en juego. A las 22, por la TV Pública

Sábado 02 de Mayo de 2015

Después de seis años deshojando la margarita, el estadounidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao se enfrentarán en Las Vegas para dirimir quién es el mejor boxeador del mundo, en la denominada Pelea del Siglo, de pronóstico reservado. Luego de innumerables desencuentros, acusaciones de todo tipo y mucho ruido en las redes sociales, los dos mejores welters del momento se subirán al ring del hotel casino MGM Grand Arena. Los argentinos tendrán la oportunidad de seguir el festival por la TV Pública desde las 22, aunque el combate principal comenzará más allá de la medianoche.
Además de los títulos mundiales welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial (AMB) que se encuentran en poder de Mayweather, y el de la OMB que pertenece a Pacquiao, también estará en juegue un cinturón de esmeraldas, oro y plata, valuado en un millón de dólares.
El ex campeón pesado George Foreman coloca este duelo por delante de “Rumble in the Jungle” (Rugido en la Selva) que él mismo protagonizó con Muhammad Ali en 1974. Otros opinan que los “combates del siglo” deberían ser siempre entre los pesos pesados. Pero en lo que coinciden todos es en que se enfrentarán los mejores boxeadores de la década libra por libra.
Otro hecho irrefutable lo dan los números. Se trata de la pelea que más ingresos generará en la industria del deporte, con alrededor de 500 millones de dólares. También será la más mediática de la historia, con unos 1.500 periodistas de todo el mundo acreditados, y se transmitirá a 150 países. Las finanzas en torno al combate son impresionantes, pero la pregunta es si los hombres que han generado estas cifras estarán a la altura de las circunstancias.
En una esquina, Mayweather, de 38 años, invicto tras 47 peleas (26 nocauts), estará ante el que seguramente será el penúltimo combate de su carrera. “Nunca he querido ganar tanto una pelea como ésta. Es la más grande de la historia”, dijo el estadounidense.
En el otro rincón, Pacquiao, de 36, con 57 triunfos (38 nocauts) y 5 derrotas, dejó atrás su momento de máximo esplendor, pero aún conserva capacidad y agresividad. “No buscaré el nocaut, sino lanzar muchos golpes para asegurar estar por delante con los puntos en cada round”, manifestó el filipino.
En 2009, cuando parecía imposible que Pacquiao pudiera ser noqueado (como le ocurrió con Juan Manuel Márquez, en 2012) y
Mayweather era aún más rápido, el intento de organizar la pelea fracasó, lo que provocó que aumentara la expectativa.
Esta medianoche habrá un enfrentamiento de estilos. Mayweather, con un leve favoritismo, es un as en defensa, siempre esquivo, rápido de pies y contragolpeador. Posee una gran resistencia física.
En cuanto a Pacquiao. Es un boxeador diferente, casi temerario, de los que hacen disfrutar a los aficionados porque siempre busca castigar al rival. “La gente quiere una pelea emocionante. Lo llaman boxeo. Boxeo es pegar”, dijo.
“Una pelea no me define”, afirmó por su parte Mayweather, como despreocupado del combate. Pero alguien que se define como el mejor de la historia, incluso por encima de Ali, sabe que su legado está en juego. Si gana ante el filipino y también en septiembre, en la que sería su última pelea, se retiraría como invencible, como sólo hizo Rocky Marciano.
Y Pacquiao sabe que de vencer, pasará a la historia como el que batió al intocable Mayweather.
En Las Vegas hay mucho dinero en juego, pero también orgullo, prestigio y leyenda. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS