Ovación

Lo que viene en Central es tiempo de balance

La dirigencia se mostró satisfecha por la baja del pasivo, que es de 18,5 millones de dólares. Esos números figuran en el balance que se expondrá en asamblea

Jueves 15 de Octubre de 2020

El próximo miércoles 28 de octubre Central realizará la asamblea ordinaria en la que se pondrá a consideración de los socios, a través de la asamblea de representantes, la memoria y balance del último año de ejercicio, comprendido entre el 1 de julio de 2019 y el 30 de junio de 2020. Este martes por la tarde los datos correspondientes del balance fueron subidos a la sede virtual del club, a la que todos los socios que se hayan registrado tienen acceso y la confección de ese balance dejó satisfechos a los integrantes de la comisión directiva, especialmente porque consideran que se trató de un logro importante el hecho de haber bajado pasivo (el mismo es de 14,5 millones de dólares). Dicha asamblea se realizará de forma remota, con todos los integrantes de la asamblea de representantes (son 74, 50 del oficialismo y 24 de la oposición, que fueron elegidos en las últimas elecciones a través del sistema D’Hondt), esta nueva figura que apareció cuando hace un par de años se hizo la reforma del estatuto.

   Lo que trascendió desde el club es que se ve con muy buenos ojos la cifra del pasivo actual, porque más allá de que la foto del balance es la de fines de junio, de ahí en adelante advierten que la institución siguió bajando pasivo por alrededor de 4 millones de dólares. En el corte que se había presentado a mediados de año (el que figura en el balance), de 18,5 millones, ya lo consideraron más bajo que la media de la historia del club. De ahí en más, al 30 de octubre se bajó a 14,5 millones.

   Ese conformismo de la comisión directiva obedece a que el de ahora es el primer mercado de pases en el que se logró bajar el pasivo, aun sin poder concretar alguna venta millonaria. Además está la consideración de que los tres refuerzos que llegaron (Emiliano Vecchio, Fernando Torrent y Jonathan Bottinelli) fueron a “costo cero”. Los números que fueron ya puestos a disposición de los socios son considerados hoy dentro de una cifra “totalmente manejable”.

Asamblea2.jpg
Según lo informado, de junio a octubre, el pasivo bajó 4 millones más.

Según lo informado, de junio a octubre, el pasivo bajó 4 millones más.

   En ese balance se presentó un activo de 44 millones de dólares, con el cual se le podría hacer frente a la deuda que mantiene la institución. Dentro de ese activo figuran los bienes intangibles como los futbolistas, los que, creen, tienen una baja cotización. A modo de gráfica apuntaron que, por ejemplo, para el balance Rodrigo Villagra vale 130 mil dólares, sabiendo que por el volante ya se manejaron cifras millonarias. Para este nuevo balance el plantel tiene un valor de 17 millones de dólares, pese a que consideran que el número es mucho mayor.

Leer más: En el Gigante habrá hisopados y después fútbol

   En estos últimos meses de pandemia uno de los principales objetivos trazados fue la baja del presupuesto del plantel (de 25 millones a poco más de 18 millones) y está claro que se logró, amén de que para ello fue necesario desprenderse de varios futbolistas, muchos de ellos con contratos millonarios. En principio se equipararon los montos entre lo que cuesta mantener el plantel y los ingresos que se perciben de la televisión. Algunos consideran que no sólo se emparejaron los números, sino que podrían resultar positivos.

   Fueron contemplados como pérdida los ingresos que se dejaron de percibir producto de la pandemia, especialmente entre abril y junio, que es el tiempo en el que se renuevan los contratos comerciales, se venden plateas, palcos y cocheras. Señalan, además, una baja en la cobranza de la cuota societaria.

   La asamblea ordinaria se realizará de manera remota. La mesa directiva compuesta por presidente (Rodolfo Di Pollina), secretario (Guillermo Hanono) y tesorero (Adrián Raguza) estará en un recinto (aún no se sabe cuál) y cada asambleísta podrá participar de manera remota. Para aquellos que no cuenten con datos o no tengan conectividad está previsto proveerlos de un espacio, que no será el mismo en que se encuentren los dirigentes. De todas formas, los pormenores de estas cuestiones estratégicas las determinará Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS