Central

Lo Celso, un pase que aún hace ruido

Tras dos años, la venta de Gio al PSG volvió a generar polémica tras conocerse que Central pagó una comisión de 600 mil euros. Ovación te cuenta los detalles.

Viernes 13 de Julio de 2018

El 26 de julio se cumplirán dos años del anuncio simultáneo que realizaron Rosario Central y Paris Saint Germain sobre la transferencia del futbolista Giovanni Lo Celso, sin embargo dicha transacción todavía genera entredichos y polémicas.

Ya no tanto por la conveniencia o no de haberlo vendido. Pero sí por lo difusa que fue la información vinculada a la operación. Y cuando el hermetismo blinda el derecho de conocer, se abre un campo inmenso para suposiciones, versiones y posverdades, que imponen el ejercicio periodístico de preguntar para comunicar.

Oportunamente ambas entidades reseñaron que la operación por Lo Celso se había concretado mediante una negociación que se desarrolló de club a club, pero hace unos meses atrás sorprendió a la opinión pública conocer que Central había abonado una comisión de 600 mil euros (impuestos incluidos) al agente Andrés Miranda por su intervención para facilitar la transferencia.

Entonces una pregunta se impuso. ¿Por qué Central paga una comisión por una negociación que fue de club a club?

Desde Francia le ratificaron a Ovación que la transacción se plasmó entre clubes, razón por la cual dan cuenta que fue el director deportivo del PSG de ese momento, Olivier Letang, quien viajó en abril de 2016 a Rosario para sentar las bases del acuerdo. Y desde Central coinciden en un todo con esta información.

¿Entonces?

En el fútbol existe un trabajo que desarrollan los agentes futbolísticos que es el de buscar mercados para determinados jugadores, y para ello solicitan un poder de gestión a los clubes que tienen contratados al futbolista para interesar a otros clubes del Viejo Continente.

Narran los directivos canallas que durante el año 2015, cuando se procedió a la renovación contractual de Gio Lo Celso, su representante expresó el deseo del jugador de continuar su carrera en Europa en un futuro mediato, por lo que solicitó una apertura de Central para transferirlo si llegaba una oferta considerable.

El rendimiento del volante creativo por peso propio alcanzó una repercusión que atrajo el interés de diferentes clubes, como así de agentes que pugnaron por buscarle un destino en el exterior, para lo cual pidieron dicha autorización de Central.

Los máximos referentes de la actual gestión centralista coincidieron en señalar que "Miranda nunca tuvo exclusividad porque fueron varios los agentes que nos trajeron clubes interesados, entre ellos Roma, Juventus, Manchester United, el City, entre otros, pero ante nuestro sistemático rechazo de cifras porque ninguna llegaba a satisfacer las pretensiones, el papá de Giovanni, Juan Lo Celso, nos pidió que establezcamos una cifra, y ahí se estimaron unos 10 millones de euros como un monto que podía justificar la venta".

Cuentan en la sede auriazul que, en noviembre de 2015, Miranda avisa del interés de PSG y viaja a París para plantear la cifra que Central pretendía, tras lo cual contacta al director deportivo Olivier Letang con los dirigentes canallas, tarea en la que también intervino el jefe de reclutadores del club francés, Luis Ferrer.

Finalmente, con el viaje de Letang a Rosario, en abril de 2016, y con una base de 10 millones de euros, empieza a plasmarse la transacción que se cerró en 12.814.570 de euros, de los cuales le quedaron a Central 7.388.906,96 tras descontar el porcentaje perteneciente al club de origen, retenciones de AFA y Agremiados, entre otros gastos.

Por ese trabajo de intermediación es que Central le abonó al agente futbolístico Andrés Miranda una comisión de 600 mil euros (contemplados los impuestos), erogación que según suscribe la gestión canalla fue respaldada por la documentación correspondiente.

Las mayores críticas al gobierno de Central se centraron en que esto no fue debidamente informado y que recién se conoció el pasado 30 de mayo, durante una reunión entre los integrantes de la comisión directiva y representantes de las agrupaciones opositoras, tema que surgió ante la pregunta puntual a los directivos presentes, crónica que oportunamente publicó este diario.

Paradójicamente, esta aclaración despejó las sospechas de algunos estudiosos a los que no le cerraban los números de la operación, porque tras auditar las cifras de la operación que habían trascendido tenían un faltante importante. Al conocer el pago de esta comisión las cuentas empezaron a encontrar la lógica pretendida. Claro, el dato se conoció tanto tiempo después que esa demora agitó aún más el mar de las conjeturas.

¿Está bien que haya pagado?

De acuerdo a lo que este diario pudo recabar, dirigentes, jugadores y empresarios futbolísticos coincidieron en afirmar que este trabajo de intermediación debe pagarse, y si bien no existe una tabulación al respecto, las comisiones oscilan entre un 5 y un 10 por ciento del total del monto negociado.

En el caso específico de lo que erogó Central en el caso de Lo Celso, los directivos se encargaron de especificar que "se logró reducir el monto de la comisión al 4,5 por ciento".

Con respecto a esta modalidad, un empresario futbolístico de vasta trayectoria, que solicitó mantener en reserva su nombre, señaló que "lo que ocurrió en este caso es normal, no hay ningún ilícito porque el agente futbolístico facturó en blanco como corresponde. Hay otras cosas en el fútbol que sí son dolosas, como que los clubes tengan operadores propios, donde no podés hacer ninguna transacción con ese club si antes no arreglás con ese operador", sentenció.

Críticas y respuestas

En este sentido, ante sistemáticas y similares críticas que apuntaban a la fluida relación entre de directivos y Andrés Miranda, quien es el representante de Marco Ruben y en su momento del actual director deportivo Mauro Cetto, desde el gobierno canalla se vieron en la obligación de aclarar que "Miranda no es un operador de Central, en este caso fue quien acercó la oferta más conveniente. Y es falso que lo pusimos nosotros a último momento", sentenció Di Pollina, al tiempo que Cefaratti y Broglia dejaron en claro que "tanto la transferencia y el tema del pago de la comisión fue tratatado y aprobado por la comisión directiva en pleno".

La buena predisposición de la cúpula dirigencial del club para responder todas las preguntas al respecto no fue suficiente para disimular el malestar que le provoca sentir que por este tema se puso en tela de juicio la transparencia de la gestión. Algo que hubieran evitado si toda la información se brindaba en tiempo y forma.

En París. Giovanni Lo Celso fue transferido al PSG hace dos años, pero todavía los pormenores de la transacción generan controversias en Rosario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario