Rusia 2018

Leo Messi ya está cobijado por su familia en Barcelona

Aterrizó ayer a la tarde en esa ciudad, donde buscará respuestas por la eliminación en Rusia. Luego se irá de vacaciones.

Lunes 02 de Julio de 2018

La llegada de Lionel Messi ayer a Barcelona fue una continuidad de cómo se lo vio durante el Mundial. El astro rosarino arribó por la tarde al aeropuerto El Prat, con la mirada perdida, en su mundo, solitario y sin encontrar las respuestas para explicar una nueva frustración en su carrera vistiendo la camiseta de la selección argentina. Todo un calco de lo que fue su juego y el del equipo durante los cuatros partidos que disputó en Rusia y que desembocaron en la merecida eliminación contra Francia en Kazán.

Messi salió de la aeroestación catalana por su cuenta, caminando, sin cámaras ni hinchas que lo estuvieran esperando. Toda una rareza en la vida de Leo, siempre acostumbrado a revolucionar cada ciudad o lugar del mundo en el que pisa. Pero ayer prácticamente pasó desapercibida su presencia.

Solo en el aeropuerto

Apenas dos o tres personas lo vieron cuando traspasó la puerta de salida para irse hasta el estacionamiento. Y él, con el gesto serio y visiblemente shockeado, siguió su camino hasta la camioneta que lo esperaba. Ahí estaba su esposa Antonella Roccuzzo, quien lo recibió con un beso y juntos se perdieron en el horizonte rumbo al domicilio que tienen en Castelldefels, en las afueras de Barcelona.

Messi y Mascherano llegan a barcelona sin hacer comentarios

De no haber un cambio de planes de último momento, Messi tiene pensado tomarse unas vacaciones para estar junto a su familia y luego arrancar la pretemporada con Barcelona. Se hablan, se conjeturan y se afirman algunas cuestiones sobre su futuro en la selección argentina. Lo cierto es que Messi se llamará a silencio público durante un largo tiempo y pensará rodeado de los integrantes de su círculo más íntimo si sigue o no vistiendo la camiseta de la selección. Cualquier punta del ovillo que se quiera desenredar ahora con respecto a su continuidad no contará la verdad, porque el único que la sabe es realmente Messi.

Por lo pronto, lo que sí pudo saberse es que el domingo a la madrugada, apenas el plantel argentino llegó a la concentración de Bronnitsy tras el viaje desde Kazán, Messi mantuvo un breve diálogo con sus compañeros y no hubo reproches en el discurso. Se respiraba un clima de velorio típico de una eliminación mundialista y hasta algunos jugadores rompieron en lágrimas en el momento de explicar lo que ya no tenía solución. La desazón se prolongó durante largas horas, que parecieron eternas. Encima, para darle más dramatismo al contexto, el domingo amaneció a pura lluvia y con tormentas en la pequeña localidad de Bronnitsy, la ciudad que en unas horas dejará de ser el hogar de la selección argentina durante su estadía en Rusia.

En la madrugada del adiós, tras llegar del vuelo desde Kazán, varios jugadores fueron dejando la concentración del centro de entrenamiento de Bronnitsy. La salida fue paulatina. Los autos de la Fifa llevaron a los futbolistas a los diferentes aeropuertos que tiene Moscú y desde allí partieron hacia sus distintos destinos europeos. De ahí, seguramente, a sus vacaciones.

El adiós a Rusia

La mayoría de los que ya abandonaron Rusia son los que juegan en el Viejo Continente, además de Messi, ya se fueron Wilfredo Caballero, el ex Newell's Cristian Ansaldi, Marcos Rojo, el rosarino Ever Banega, el sanlorencino Javier Mascherano, Gonzalo Higuaín, Gabriel Mercado, Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Sergio Agüero y el casildense Franco Armani, el único de los adelantados que juega en el fútbol argentino.

Como era de esperar, todos los jugadores albicelestes se fueron de Rusia sin realizar declaraciones a los medios. Aunque algunos dejaron sus sensaciones luego de la eliminación ante Francia utilizando las redes sociales.

Uno de ellos fue el arquero Wilfredo Caballero, quien quedará señalado durante mucho tiempo por el error que cometió en el primer gol de la derrota contra Croacia.

"Nos toca decir adiós de Rusia 2018. Gracias a los aficionados por llenar los estadios de color celeste y blanco y por el esfuerzo que eso conlleva. El equipo dio todo hasta el último segundo y murió de pie, con la frente alta. Gracias compañeros, familia, y a todos los que viajaron a alentar y a los que lo hicieron a más no poder desde su casa", escribió Caballero en su cuenta de Instagram, antes de emprender el viaje a Londres.

"Nos vamos muy tristes por no conseguir el objetivo y el deseo de ganar que todos teníamos. Más allá de todo, quiero agradecerles al grupo y a toda la selección por hacerme vivir este sueño", publicó el polifuncional volante derecho Eduardo Salvio, también en redes sociales.

De a poco, Bronnitsy empieza a recuperar el pulso sosegado de un ritmo de vida que exaspera porque nunca pasa nada. Aunque durante las semanas en las que estuvo alojada la selección argentina mutó esa fisonomía de pueblo, pero ayer ya todo volvió a su cauce normal.


>>> Hoy partirán los que quedan

El resto de la delegación argentina, que incluye al cuerpo técnico, el resto del plantel, los administrativos, médicos, kinesiólogos, cocineros y los sparrings, se irá entre hoy por la noche y mañana a primera hora. El presidente de la AFA, Claudio Tapia, y el entrenador Jorge Sampaoli, quienes ayer estuvieron reunidos hablando de la continuidad del técnico (ver página 3), también dejarán Rusia con el mismo chárter que los trajo hace unas semanas cuando la ilusión de llegar hasta el 15 de julio para jugar la final en Moscú todavía era una misión posible.


>>> Banca a Angel

La esposa de Angel Di María, Jorgelina Cardoso, bancó a su esposo en Instagram por lo que soportó y puso:. "Orgullo es lo que sentimos por vos, con la frente en alto siempre".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario