central-newell's

La lucha por la permanencia les quita cancha a los pibes

Newell's y Central no pondrán en la vidriera a los juveniles surgidos en los clubes por la urgencia de recomponer el promedio. Frank Kudelka y Diego Cocca optan por los experimentados para absorber la presión.

Lunes 12 de Agosto de 2019

La lucha por la permanencia de los equipos de la ciudad les quita cancha a los pibes de Newell’s y Central en la presente Superliga. Una situación previsible de parte de los respectivos cuerpos técnicos que conducen Frank Kudelka, en el Parque, y Diego Cocca, en Arroyito, ya que ambos están apostando por jugadores de experiencia y rodaje en la máxima categoría, con el fin de encarrilar los promedios que arrancaron demasiado flacos por estos lares. Y este escenario de alguna manera puede atentar en el corto plazo contra las tesorerías de leprosos y canallas, ya que si los pibes de la cantera no se muestran en primera división será más complicado realizar ventas millonarias que aporten ingresos extraordinarios a las instituciones. La compleja realidad deportiva hoy está por encima del proyecto a largo plazo de promocionar y sostener a los juveniles para que sean generadores de recursos.

   Está clarísimo que la prioridad excluyente de rojinegros y auriazules hoy es escaparle cuanto antes a la tabla del miedo, aunque la supervivencia histórica de las entidades de la ciudad dependa mayoritariamente de los recursos que ocasionan las ventas de jugadores. Newell’s y Central son fábricas sin chimeneas que producen futbolistas de elite, con mejores camadas que otras, pero siempre con el aporte inagotable de valores que cuando se consolidan en primera división son ojeados por clubes poderosos del país y el exterior. Pero para ello deben tener lugar, algo que hoy está retaceado por la necesidad básica de apostar a la experiencia para engrosar los promedios.

Sólo Nadalín y Alexis

Por el lado de Newell’s hay que decir que el arquero titular es Alan Aguerre, un guardameta con rodaje que se sumó al Parque y se ganó el puesto de manera incuestionable. En la defensa el único juvenil que arrancó en el once inicial fue Facundo Nadalín (21 años), un lateral muy aplicado que prioriza la marca y luego intenta progresar por sorpresa. Porque Stéfano Callegari (22 años) quedó relegado por los titulares Cristian Lema y Santiago Gentiletti, dos que justamente llegaron como refuerzo en este último mercado de pases.

   Mientras que en el mediocampo se les va hacer complicado jugar a Jerónimo Cacciabue (21 años) y Braian Rivero (23 años), ya que las flamantes incorporaciones Julián Fernández y Lucas Villarruel fueron pedidos por Kudelka y es probable que sean con frecuencia opciones entre los titulares. Y el volante Denis Rodríguez (23 años) también corre desde atrás respecto a meterse entre los once.

   En tanto, en la ofensiva el jugador de la cantera que se ganó un lugar al menos en el inicio del certamen es Alexis Rodríguez (23 años), ya que el resto son opciones de jugadores más experimentados entre los que está por ejemplo Francisco Fydriszewski (26 años).

   Está claro que Kudelka apuesta por un equipo de experiencia y en el ensayo formal del viernes pasado ante Central Córdoba (1 a 0) por el parate de fecha Fifa alistó a: Nelson Ibáñez (Aguerre está en duda por una lesión en el tobillo); Nadalín, Lema, Gentiletti y Bíttolo; Julián Fernández, Lucas Villarruel y Denis Rodríguez (Maxi fue preservado por una contractura); Alexis Rodríguez, Albertengo y Formica. Newell’s recibirá el sábado a Unión por la tercera fecha de la Superliga.

El único es Lovera

Por el lado de Central también hay que destacar que el entrenador Diego Cocca apela a la política de utilizar a jugadores con rodaje, experiencia comprobada y batallas en el lomo. El arquero titular es Jeremías Ledesma (26 años), que si bien surgió en la cantera canalla por edad ya dejó el rótulo de juvenil y con aplomo y excelentes rendimientos se apoderó de los tres palos auriazules. Por ello el único juvenil surgido del club que arrancó de titular en esta temporada es Maximiliano Lovera (20 años). El resto son refuerzos o futbolistas de experiencia.

   Claro que hay pibes que están en el plantel principal y son muy tenidos en cuenta por Cocca, entre ellos, el defensor Rodrigo Rochi González (19 años) y los volantes Joaquín Pereyra (20 años) y Rodrigo Villagra (18 años). Estos son los futbolistas que pelean para alternar en el equipo titular, siempre integrados mayoritariamente por jugadores de experiencia, siendo los que se formaron en otros clubes los que sustentan la columna vertebral canalla.

   En el amistoso del último viernes Central derrotó 2 a 1 a Argentino y Diego Cocca alistó a: Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Matías Caruzzo, Miguel Barbieri y Emanuel Brítez; Ciro Rius, Fabián Rinaudo, Leonardo Gil y Diego Zabala; Maximiliano Lovera y Claudio Riaño. Lo que refleja que Lovera es el único “pibe” que se mantiene entre los once titulares. El canalla visitará el próximo sábado a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro por la tercera fecha de la Superliga.

   Así, está claro que para afrontar la batalla por la permanencia tanto Kudelka como Cocca apuestan por futbolistas experimentados, que lleven en sus espaldas el peso anímico de todo lo que hay en juego en esta temporada. La presión y la ansiedad de la gente cuando los equipos juegan de local, tanto en el Coloso como en el Gigante, es mucha y no hay margen para “adaptaciones” de ningún tipo. Cada punto vale oro y los entrenadores apelan a recetas confiables, más allá de que en el fútbol las garantías absolutas no existen.

   Encima para los juveniles tampoco ayuda que los equipos rosarinos no estén disputando copas internacionales y ambos hayan quedado eliminados de manera prematura de la Copa Argentina. Por ello, para los pibes jugar al menos en este semestre será más que complicado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario