Ovación

La estrategia que nadie había advertido

Lo que pasó es que la mayoría de los periodistas acreditados en Rusia, y hasta incluso los que se quedaron por estos lares, no logró advertir jamás tal jugada maestra del mandamás del fútbol criollo.

Sábado 14 de Julio de 2018

La estrategia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), encarnada en la figura de su presidente Claudio "Chiqui" Tapia, estuvo clara desde el principio. Lo que pasó es que la mayoría de los periodistas acreditados en Rusia, y hasta incluso los que se quedaron por estos lares, no logró advertir jamás tal jugada maestra del mandamás del fútbol criollo.
Es que, claro, tan interesados en develar peleas internas en el plantel albiceleste, casi con el mismo afán que comprender las tácticas enrevesadas del entrenador Sampaoli, no pudieron ni siquiera ver venir el plan urdido en tensas y largas cavilaciones. Porque si se lee entre líneas, en declaraciones previas a la contienda mundialista el jefe del fútbol argentino adelantó en parte lo que tenía en mente. Lo dijo a los cuatro vientos pero nadie captó el verdadero sentido de sus palabras. Después todo lo demás fue pura cháchara, palabrerío inútil sobre tal o cual esquema, cómo rodear mejor a Messi, si Caballero o Armani, si Higuaín o Agüero y vaya a saber cuántas incontables antinomias y paradojas que inundaron las pantallas televisivas y llenaron páginas de diarios y revistas. Desde todos los ámbitos de la estructura del fútbol vernáculo se "bajó" como un aceitado coro con un discurso unívoco que el objetivo era llevar a la Argentina a la final. Y ahora, ya consumada hace rato la eliminación de la selección del Zurdo y masticada la frustración por otro Mundial sin copa, se puede descubrir la estrategia. Era necesario que la albiceleste quedara en el camino para allanar el tránsito directo del árbitro Néstor Pitana a la final.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario