Ovación

Gamba volvió a jugar, pero se resintió y tuvo que salir

El delantero regresaba tras una lesión muscular, aunque duró 27 minutos y debió pedir el cambio para cederle su espacio al uruguayo Diego Zabala

Lunes 02 de Agosto de 2021

Lucas Gamba duró poco en cancha. El atacante de Central volvió a ser titular ante Aldosivi luego de haber sufrido una molestia muscular que lo privó de estar en varios partidos. Cristian González lo probó el sábado y como respondió decidió darle rodaje contra el Tiburón. Sin embargo, quedó en evidencia que no estaba recuperado. El jugador tuvo que pedir el cambio a los 27 minutos tras resentirse de la lesión muscular que el departamento médico no informó jamás.

La Capital certificó que Lucas Gamba había manifestado mucho dolor el lunes 12 de julio. Por eso realizó una rutina especial en la previa del partido de ida de la Copa Sudamericana ante Deportivo Táchira en Venezuela. El ex Huracán, pese a que no estaba bien, viajó y además jugó 80' contra el elenco aurinegro en San Cristóbal. Luego no volvió más al equipo.

Central disputó desde entonces varios encuentros sin el delantero: la vuelta ante Táchira en el Gigante y los tres primeros desafíos de la Liga Profesional que comprendió la derrota con Godoy Cruz en Mendoza, el triunfo ante Vélez en Arroyito, y el traspié en La Plata frente a Gimnasia. La ausencia era notoria, pero desde el club no brindaron jamás un parte médico del experimentado profesional.

>> Leer más: Central: todos aguardan por Lucas que está en una Gamba

El pasado sábado y en el táctico del domingo, el Kily González probó a Gamba entre los once nuevamente. Como respondió, no dudó y decidió incluirlo entre los titulares a la hora de recibir a Aldosivi. Arrancó bien porque a los 12 minutos generó una gran acción al exigir al arquero visitante José Devecchi. Luego tuvo otra que no pudo definir con claridad ante una asistencia de Milton Caraglio.

Parecía que recuperaba terreno y ganaba ritmo. Pero a los 27 minutos quedó tendido en clara señal de que no estaba recuperado de la lesión muscular que lo tuvo al maltraer durante varios días y no tuvo más remedio que pedir el cambio. Se fue masticando bronca e impotencia mientras le cedía su lugar al uruguayo Diego Zabala.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario