Ovación

El Kily tiene un "lindo problema" para armar el equipo

Ante San Lorenzo el DT guardó algunos jugadores y muchos de los que jugaron no sólo respondieron muy bien, sino que pidieron pista para estar frente a Newell's

Viernes 30 de Abril de 2021

Para las controversias con las que Central llegó al partido ante San Lorenzo, el haber respondido de la manera en que lo hizo fue la mejor noticia para el Kily González. Porque es imposible obviar lo que fue el mejor rendimiento futbolístico en uno de los momentos más críticos del equipo en general y del entrenador en particular. Desde ese punto de vista la satisfacción del DT fue plena, por la sencilla razón que encontró muchas de las respuestas que siempre buscó. Y vaya paradoja, frente a un partido de semejante magnitud como es el clásico de la ciudad, el técnico estará frente a un verdadero problema para ver de qué manera arma el equipo para recibir a Newell’s. Pero claro, es de los problemas lindos que a todo técnico le gusta hacer frente. Porque en medio de la preservación de algunos futbolistas y la aparición de otros que habitualmente no eran titulares se tejen ya las especulaciones sobre qué dispondrá el Kily para enfrentar a Newell’s.

  Como punto de partida, el tema del esquema es algo que inexorablemente se mete en la discusión. Porque hubo sistemas con enganche, línea de cuatro, de tres con laterales volantes, tres delanteros. Todo tuvo este Central del Kily en los más de 20 partidos de este proceso. Pero el rendimiento de mayor lucidez y efectividad apareció con el formato de un 4-4-2 clásico.

  No está mal recordar la interpretación que el Kily siempre hizo respecto a los esquemas, en esto que más allá de los números lo que busca es que el equipo tenga volumen de juego y que sus jugadores puedan aprovechar los espacios en ataque y cubrir los mismos en el retroceso. Pero más allá de eso, son los nombres los que entrarán a tallar para ver qué hará Central el domingo en el clásico cuando reciba a Newell’s.

cen3.jpg
El Kily quedó satisfecho con el rendimiento del equipo.

El Kily quedó satisfecho con el rendimiento del equipo.

  El partido ante San Lorenzo hizo que algunos futbolistas sintieran que reunieron los méritos suficientes como para ganarse un lugar en el clásico. Zabala, por ejemplo, que había salido del equipo en el choque ante Estudiantes, fue la gran figura y si hay un jugador al cual el Kily puede sentir que está en la obligación de darle otra chance es con el uruguayo.

  Gamba es otro. Había jugado en Paraguay y fue otro de los que pagó los platos rotos de aquella paupérrima noche en cancha de Sol de América. El martes contra el Ciclón fue de los puntos más altos y claramente pidió pista.

  ¿Y Almada? Se metió por la ventana porque el Kily entendió que debía guardar al Pelado Ferreyra, y no sólo no desentonó, sino que también jugó como para que al técnico se le abra una duda también respecto a su presencia. Es más, en condiciones normales Gastón Avila debiera ser parte del equipo, pero ¿cómo central o como lateral? Independientemente que estará atado a cómo evolucione del traumatismo en el hombro derecho que sufrió ante Estudiantes, el Gato hoy tiene competidores en un mayor nivel. Porque Blanco también hizo lo suyo y quizás le haya demostrado al entrenador ante San Lorenzo que conoce más el puesto de lateral por izquierda que Avila. Ahora, si el Kily pretende hacerle un lugar al Gato hasta podría especularse con el retorno a la línea de tres defensores, lo que implicaría romper con una estructura que por primera vez en el ciclo del Kily González funcionó más que bien.

  Y como si todo eso fuera poco, no hay que olvidar que uno de los que fue preservado (aunque ingresó en el complemento) es Emiliano Vecchio. En este caso en particular no hay margen para las especulaciones: Vecchio jugará el clásico. Ahora, ¿en qué puesto? ¿De enganche? Sería lo más lógico, pero ahí también sería necesario romper la estructura. Salvo que juegue al lado del cinco o un poco más adelantado.

cen2.jpg
Gamba anotó en la victoria de Central en la Sudamericana.

Gamba anotó en la victoria de Central en la Sudamericana.

  Otro dilema para el Kily. La ausencia obligada de Villagra le abrió la puerta a Emmanuel Ojeda (jugó uno de sus mejores partidos desde que debutó en primera división), pero por algo el técnico guardó a Rafael Sangiovani. Por eso es Vecchio con Ojeda o Sangiovani, o estos dos últimos y Emiliano en otra función, que indudablemente no sería como volante por izquierda porque difícilmente el DT prescinda del Pupi Ferreyra, otro de los destacados en la victoria frente al Ciclón.

  Hasta se podría plantear la disyuntiva entre Fernando Torrent y Damián Martínez, el primero fue preservado, el segundo jugó un buen partido.

  Es un escenario de decisiones complejas, pero el mejor escenario al fin. Si el equipo hubiese sido un desastre contra San Lorenzo, el Kily sí estaría frente a un inconveniente mayor y de mayor angustia y desesperación. Pero esto es distinto. Fue sólo un partido de buen rendimiento colectivo y nadie se atrevería hoy en Central a sentir que se está como para tirar manteca al techo, pero el Kily puede sentir que tiene un lindo problema por resolver.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario