Ovación

El Kily resiste con Banfield como juez

El cónclave entre la mesa chica dirigencial con Cristian González pasó para hoy. El DT atraviesa un presente complejo. Ante el taladro se jugará la continuidad

Lunes 05 de Abril de 2021

La reunión entre los popes de la mesa chica dirigencial y el entrenador Cristian González se corrió para este lunes. Las partes habían acordado abrir un intenso diálogo en el día de Pascuas para analizar en profundidad el presente deportivo de Central. Pero al Kily le surgió una eventualidad, que obligó a postergar la cita, que no será crucial. El DT protagoniza un presente por demás de espinoso. Las autoridades lo escucharán atentamente y además le remarcarán varias cuestiones ligadas a lo futbolístico y lo institucional. La idea es no echarle más nafta al fuego. Aunque está claro que Banfield será el juez del orientador táctico canalla. Una derrota lo sentenciará a agarrar el bolso y dejar el club, pese a que en Arroyito optan por pensar en positivo y dejar de rodillas al taladro porque argumentan que matemáticamente el equipo aún tiene chances de meterse en el top 4 para instalarse en la fase final.

  El Kily González tiene poco hilo en el carretel. No puede salir del rincón. Sigue contra las cuerdas. Mete puro manotazos de ahogado entre presentación y presentación. Se para con actitud de guapo en la previa de cada contienda, pero flaquea a la hora de la verdad. Y eso hace que Rosario Central sea como una flor que cae y se marchita sola en la Copa de la Liga.

  Ayer estaba programada la reunión entre el técnico y los máximos directivos. En la agenda había varios ítem a tratar. No terminó pasando nada porque el entrenador expuso una eventualidad que derivó automáticamente en la postergación del encuentro.

  Las partes quedaron en verse sí o sí hoy. El escenario podría ser el country de Arroyo Seco, pese a que no se descarta otro sitio apartado de la ciudad tras la práctica del primer equipo.

  El cuadro de situación marca que una parte de la comisión no piensa pedir la salida del Kily en este cónclave. Mientras que el resto de los directivos opina que hay que actuar de manera contraria. La grieta interna genera una presión extra al contexto, que ya de por sí es muy delicado.

  Son varias las voces que consideran que el ciclo está finalizado. No quieren seguir dando ventajas porque las fechas avanzan y se suma poco y nada para los promedios. Porque a esa tabla numérica que hoy no se le presta nada de atención, en un futuro cercano será el verdadero termómetro del club auriazul. La historia marca en este aspecto que no hay que subestimarla jamás.

  Además, varios dirigentes exponen en off que no vislumbran un futuro esperanzador a nivel deportivo. Algunos sostienen sin pelos en la lengua que Central “no juega a nada”.

  Sin dudas, todas las críticas apuntan de lleno hacia la imagen del entrenador, quien atraviesa el momento más crítico de su precoz carrera.

  Demás está sostener que Cristian González sigue en el ojo de la tormenta. Esquiva los coletazos de la bochornosa derrota ante San Lorenzo, pero no puede solucionar el problema que acarrea desde que perdió contra Boca Unidos de Corrientes por la Copa Argentina y potenció desde el partido con Racing. Tiene un lastre que se lo está llevando puesto en realidad.

  Los ánimos están muy caldeados en la comunidad de Arroyito. El irregular peregrinar del equipo les puso los pelos de puntas a todos los hinchas. La situación es idéntica a la previa contra Arsenal. Por lo tanto, cuando el canalla reciba a Banfield el próximo domingo, por la 9ª fecha de la zona A, no será una velada más. El Kily deberá estar a la altura porque el taladro será el juez de su destino inmediato, amén de que está mucho mejor posicionado y armado desde lo futbolístico.

  Incluso hoy se tratará también este tema cuando sea el turno de abordar la realidad deportiva entre la mesa chica del club y el DT. El entrenador se jugará la continuidad de lleno, pese a que los directivos más optimistas, que son muy pocos por cierto, confían en vencer al elenco del sur bonaerense y reposicionarse con la ilusión de pelear por la chance de clasificarse al top 4.

Con la Sudamericana en la mira

Central tiene asegurada la participación a la actual edición de la Copa Sudamericana. El próximo viernes al mediodía conocerá a sus rivales, ya que se realizará el sorteo en Luque, Paraguay. Aunque en Arroyito no descartan la postergación de los partidos internacionales ante el incesante avance del coronavirus en casi todo el continente. Incluso hay países como Uruguay y Chile que cerraron sus fronteras en pos de frenar un poco los casos de contagios. Ese tema no será menor en la vida política del canalla a corto plazo. Porque la continuidad de Cristian González pende de un hilo. Y no sería lo mismo afrontar en breve los desafíos coperos con el Kily que hacerlo con un interinato de la casa. Por lo tanto, a la hora de analizar qué sucederá con el DT ante una posible derrota ante Banfield (cae de maduro que renunciará) este punto también será uno de los debates internos a resolver.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario