Ovación

El Kily piensa cómo y cuándo será la rotación en Central

La seguidilla de partidos y la cercanía con Bragantino por la copa hacen que el DT analice cómo administrar el esfuerzo. Hasta aquí sólo rotó ante Godoy Cruz

Domingo 01 de Agosto de 2021

Los pro y los contra que hay en casi todos los órdenes de la vida también se dan en el fútbol y en medio de ese enorme abanico de situaciones figura la doble competencia. El elemento positivo por excelencia, aunque no haga falta ni nombrarlo, es el prestigio por el simple hecho de competir (ni hablar si en medio hay competencia internacional de por medio), además de la chance de contar pelear en varios frentes. La complicaciones generalmente se presentan a la hora de administrar esfuerzos y regular cargas, siempre con la idea de mantener en cancha un equipo lo más competitivo posible. Central está atravesando ese momento de análisis sobre qué tipo de paso dar, jugando con el calendario, los días de recuperación, los rivales y todas esas cuestiones. Hasta aquí hubo un solo episodio de rotación de parte del Kily González, en el encuentro ante Godoy Cruz (en medio de la ida y la vuelta con Deportivo Táchira), pero es algo que volverá de manera inexorable, teniendo en cuenta la proximidad del choque frente a Bragantino por los cuartos de final de la Copa Sudamericana. ¿Habrá rotación mañana con Aldosivi? ¿Se materializará de manera más cristalina el viernes ante Sarmiento? ¿Se debió apelar a ese recurso el pasado jueves en La Plata frente a Gimnasia? Todo es parte de los pensamientos que se cruzaron o se le deben estar cruzando por la cabeza al Kily por estos días. Y la referencia se hace porque hay futbolistas que jugaron mucho más que otros y que, mañana o el próximo viernes indefectiblemente, deberán apretar el freno. Un caso testigo es el de Emiliano Vecchio, a quien en algún momento será indispensable darle descanso. Hay otros futbolistas que tienen más minutos en cancha y con los que se podría hacer algo similar.

  La disyuntiva podría plantearse en términos de una rotación inmediata o algo más regulada. ¿Cómo es la cosa? Hay futbolistas que vienen con un trajín importante y ya el partido con Aldosivi podría implicar cierto riesgo. Desde esa óptica se entiende que algunos descansen ya. Pero en realidad el partido en el que debiera tomarse como riesgoso es el del viernes en Junín, porque apenas cuatro días después se vendrá Bragantino.

Kily.jpg
El Kily González tiene un plantel corto.

El Kily González tiene un plantel corto.

  Por supuesto tallan los nombres propios, algunos de mayor peso futbolístico que otros e incluso está la situación de otros en puestos donde los reemplazos no abundan. En ese primer grupo se encuentra Vecchio, el capitán, conductor del equipo y principal generado de juego. Su situación es especial porque venía de un desgarro, sin la chance de realizar una pretemporada normal y de golpe (ya repuesto de la lesión) el Kily tuvo que darle pista. Lleva cuatro partidos de titular y en dos de ellos estuvo los 90 minutos en la cancha. En condiciones normales alguno de los dos próximos partidos no los jugará, al menos no arrancará como titular.

  De los jugadores de campo Facundo Almada es el que más jugó (todos los minutos) y un pasito por debajo está Diego Zabala, que ante Gimnasia fue uno de los que evidenció cierto cansancio. Y el hecho que el Kily haya rotado una sola vez es lo que hace que la mayoría de los integrantes del equipo base sean los que más trajín tengan, entre ellos Lautaro Blanco (descansó con Godoy Cruz), Luciano Ferreyra (titular en todos salvo con el Tomba), Emmanuel Ojeda, Gastón Avila y Damián Martínez.

Minutos.jpg

  El anhelo de no perder terreno rápidamente en el torneo local se contrapone con la necesidad de contar con lo mejor que hay a disposición para la Copa Sudamericana, que sin dudas es el gran objetivo. Se vienen Aldosivi y Sarmiento previo a Bragantino, y el Kily debe determinar cuándo y con qué nombres llevar a cabo la rotación, pero de lo que no parece haber dudas es que tarde o temprano la misma llegará.

Covea ya está en Arroyo Seco

Covea.jpg
Covea trabajará en soledad y el Kily deberá esperarlo.

Covea trabajará en soledad y el Kily deberá esperarlo.

Michael Covea ya está en Arroyo Seco y desde hoy comenzará a trabajar en Central, aunque deberá hacerlo a contraturno durante una semana, cumpliendo con el aislamiento obligatorio por haber llegado del exterior. El venezolano viajó ayer y arribó pasadas las 21 al aeropuerto de Ezeiza, donde lo estaban esperando para traerlo a Arroyo Seco. Más allá de cómo lo vea el Kily desde lo físico y lo futbolístico recién podría ser tenido en cuenta para la sexta fecha, contra Independiente (en la Copa Sudamericana no puede jugar). Mientras, en lo que hace a los refuerzos, la chance de Israel Escalante ya no sería tan viable y todo depende de la consideración que haga el entrenador canalla.

Covea conoce el fútbol argentino (jugó en San Martín de San Juan y Olimpo), pero posiblemente le lleve un tiempo readaptarse. Lo bueno para el jugador, y para el Kily, es que desde hoy podrá ponerse en movimiento, hasta que se sume al grupo.

El último refuerzo que podría llegar es Escalante, por quien las tres partes (Central, Boca y el jugador) estarían de acuerdo. Pero todo parece haber quedado en que el técnico canalla dé el visto bueno. Y, en principio, el Kily no estaría del todo convencido. Si le baja el pulgar no vendrá.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario