Newell's

El déficit de la línea de ataque

Kudelka repitió por sexta vez a los futbolistas de ofensiva frente a Estudiantes, sin encontrar la mejor respuesta. Maxi Rodríguez siempre entrega un plus pese a que aparece de a ratos. Pero Albertengo y Leal no inquietan ni le dan profundidad al equipo.

Martes 11 de Febrero de 2020

Frank Kudelka insistió el sábado con el trío de ataque que utilizó en los cinco partidos anteriores. Consideró que no era el momento adecuado para meterlo desde el inicio a Sebastián Palacios, futbolista que pidió y se incorporó en el último mercado de pases. La rúbrica de los mismos nombres no dio resultados. Las pocas ocasiones de gol de Newell’s frente a Estudiantes volvieron a poner en discusión el nivel de los de arriba. Luis Leal no influyó en la ofensiva y Lucas Albertengo tampoco, con el atenuante del esguince en el tobillo derecho por el que jugó infiltrado un rato del segundo tiempo. La irregularidad de los dos es frecuente. El portugués al menos anotó dos goles en las fechas recientes. El centrodelantero, ninguno. Junto a ellos, Maxi Rodríguez queda exceptuado de los cuestionamientos. Entrando poco en juego, con el talento se las ingenia para generar algo productivo, ya sea hasta un tiro libre o penal, aunque no siempre se los sancionen.

   La capacidad de Newell’s es que siempre aparece alguno para resolver los inconvenientes que tienen Albertengo y Leal para anotar en los últimos partidos. Otros se hacen cargo y convierten. Así la lepra llegó a ser el tercer equipo con mayor cantidad de goles en el torneo. Pero es indudable que si los de adelante estuviesen más finos, más precisos frente al arco, la suma de puntos sería otra.

   El partido frente a Estudiantes fue uno más de los que dejó al descubierto el flojo desempeño del ataque, más allá de que no hayan sido abastecidos de la mejor manera. Albertengo intentó diagonales y de espaldas al arco bajó alguna que otra pelota para el compañero que llegaba de frente. Todo muy discontinuo y poco efectivo. Gabrielli le tiró un centro a la cabeza y se le anticiparon para despejar. En las que tocó, siempre le faltó para que la pelota tenga un mejor destino.

   Y la mejor ocasión que dispuso frente al arco, la desaprovechó. Se llevó una pelota que le puso Braian Rivero, ante el mal cierre de la defensa visitante. Sin otra oposición que Mariano Andújar, la mandó desviada de zurda. Así llegó a los 10 partidos sin hacer goles. El último fue en la victoria sobre Patronato (3-1) en Paraná. El torneo lo había comenzado mucho mejor, convirtiendo en las dos primeras fechas, ante Central Córdoba de Santiago del Estero (2-0) y Unión (2-0). Son sus únicos tres goles en el club.

   El esguince de tobillo que tuvo el sábado obligó a que lo infiltren en el entretiempo. Siguió en la cancha hasta los 61’. La gravedad de la lesión hace pensar que será baja ante Lanús (ver página 5).

   La única acción que se le contabilizó que resolvió bien frente a San Lorenzo, metiendo un pase al vacío, Leal la desperdició al querer controlarla. Es que cuando remató ya tenía encima a un rival que se la alcanzó a desviar. En mejores tiempos del portugués, no hubiese dudado y hubiera perforado el arco. El presente de la Pantera es bajo. No resuelve bien con la pelota y le cuesta dominarla con la marca encima.

Juntos desde River

Kudelka incluyó juntos a Leal, de extremo por derecha, Albertengo, de centrodelantero, y Maxi Rodríguez, de extremo por izquierda, en el partido frente a River (2-3). La Pantera anotó un gol y tuvo un buen rendimiento. Desde ese día, el tridente ofensivo titular fue el mismo. La Pantera anotó al encuentro siguiente contra Atlético Tucumán (2-2) y ya no la volvió a meter. A la falta de puntería se le agregó un juego deficiente.

   Maxi acertó el penal en ese enfrentamiento contra el conjunto tucumano y definió con suficiencia para el gol de la victoria contra Independiente (3-2) en la despedida del año. En el estadio Libertadores de América le cometieron un evidente penal no sancionado. En el reinicio de la Superliga volvió a meter un penal, ante Arsenal (1-0). Fue el quinto tanto del goleador del equipo (3 de penal, uno de jugada y uno de rebote de un penal atajado).

   El capitán entra en juego de a ratos, pero siempre obliga. Su sola presencia preocupa a los rivales. No es casual que sea uno de los jugadores del torneo que recibe mayor cantidad de infracciones. Por momentos parece que ya no puede entregar más cuando el partido está muy avanzado, pero siempre tiene un plus. Ante Independiente convirtió en tiempo de descuento. Y en el último partido fue víctima de un penal que omitió el árbitro Diego Abal en los instantes decisivos.

   Con 39 años, Maxi no se rinde. Pero Albertengo y Leal no lo acompañan. Por acá pasa el principal déficit rojinegro.

Palacios espera

Sebastián Palacios entró en los segundos tiempos de los dos últimos partidos y es probable que tenga su primer partido de titular el domingo en cancha de Lanús, a partir de la baja por lesión de Lucas Albertengo.

Palacios es el futbolista que pidió Kudelka para el reinicio de la temporada en busca de un atacante que ofrezca nuevas alternativas.

   El ténico probó a Palacios en Bella Vista la semana pasada. Era una señal de que podía entrar de titular contra Estudiantes. Pero prefirió que vaya al banco y lo metió en el segundo tiempo. Si aparece ahora en el equipo, será para jugar por la banda derecha, para darle intensidad y explosión al equipo por el costado.

   Por su parte, el puesto de centrodelantero sigue sin tener un futbolista que se consolide. Sin Albertengo, podría jugar allí Leal. Rodrigo Salinas quedó en un segundo plano.

   Salinas fue expulsado en el partido ante Atlético Tucumán por un golpe y fue sancionado con dos fechas. Las cumplió y Kudelka no lo concentró ni para el enfrentamiento contra San Lorenzo ni tampoco para Estudiantes. No sería extraño que sea un mensaje para el futbolista por aquella reacción.

Pablo Pérez entrenó

El plantel de Newell’s tuvo ayer el segundo y último día de descanso, pero hubo uno que estuvo en movimiento. Pablo Pérez entrenó con el preparador físico en el Complejo Jorge Griffa. La intención es que esté a punto para el compromiso del domingo con Lanús. Hoy por la mañana se sumarán el resto de los compañeros.

   El mediocampista ya había cumplido distintos ejercicios el sábado por la mañana, para no perder tiempo. Tampoco se encuentra fuera de forma física porque estaba entrenando con Independiente.

   Pérez está habilitado para jugar porque el sábado cumplió las dos fechas de suspensión por la expulsión frente a Boca.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario