Central

Cocca podría romper el molde

Si no llega Gamba y Cocca se inclina por Ribas, Central afrontaría el clásico con dos delanteros de área, una apuesta que el DT utilizó sólo una vez en los 14 partidos que dirigió.

Domingo 08 de Septiembre de 2019

Gamba sí, Gamba no y a partir de allí las probables variantes en caso de que el ex Huracán no llegue en condiciones (todo parece indicar que sería poco probable que pueda ser titular). Por estos días la posibilidad más firme que maneja el entrenador Diego Cocca es la de Sebastián Ribas. ¿Por qué? Porque fue con la que ensayó. Pero más allá de que Ribas esté un paso por delante del resto, lo sustancial es lo que implicará que el equipo juegue con dos delanteros de área. Por eso resulta interesante saber de qué forma puede jugar el canalla en caso de que el técnico se incline por esa chance. Y desde ese punto de partida unos cuantos interrogantes, aunque el primero y más concreto es cuántas veces el DT intentó algo similar desde que llegó a Arroyito. La respuesta a eso puede causar cierta sorpresa: de los 14 partidos que dirigió sólo una vez puso en cancha dos centrodelanteros. Fue frente a Libertad, en Paraguay, por Copa Libertadores, donde jugaron Riaño y Zampedri.

   Lejos se está de realizar algún tipo de cuestionamiento sobre lo que, a todas luces, es una clara posibilidad que maneja Cocca. Seguramente el técnico entiende que de todo lo que tiene, jugar con Riaño y Ribas es lo que más rédito puede darle. El tema es mirar un poco en retrospectiva y analizar si una apuesta de este estilo es normal en Cocca, al menos desde que tomó las riendas del equipo canalla.

   Este plantel tiene una diferencia, no menor por cierto, en relación al del semestre pasado. Hoy cuenta con dos delanteros de área, como lo son Riaño y Ribas. El grupo del semestre pasado tenía tres: Riaño, Herrera (se retiró del fútbol) y Zampedri (lesionado), por lo que las opciones para salir de arranque con dos de ellos siempre fueron mayor. Sin embargo Cocca actuó de una manera particular. De acuerdo a sus pretensiones futbolísticas, mayoritariamente (se insiste hubo una sola excepción) se inclinó por la presencia de un mediapunta y un 9 de área. El nombre apuntado por excelencia fue el de Maximiliano Lovera, hoy fuera del equipo (fue transferido hace poco más de una semana a Olympiacos de Grecia), pero también tuvo una chance Jarlan Barrera y el pasado domingo Lucas Gamba.

   Por eso, a excepción de aquel encuentro jugado ante Libertad en Paraguay, Cocca nunca consideró necesario, lógico o conveniente realizar una apuesta de ese sentido.

   Es por eso que de cara al clásico ante Newell’s, en medio de las evaluaciones, lo que podría realizar el técnico es romper un molde al que se aferró desde el primer partido que le tocó dirigir y que casi nunca rompió.

   En aquel momento, cuando llegó para suplir la partida de Paulo Ferrari, las formaciones que debía poner en cancha estaban signadas más por las urgencias de acomodar la estantería que por lograr imponer una idea futbolística.

   Ahora, con un plantel renovado, una pretemporada encima y más tiempo de trabajo, la cosa no varió demasiado. Es que desde que arrancó la nueva Superliga siempre su apuesta fue juntar a un mediapunta más vertical y que pueda abanicar por todo el frente de ataque, que por juntar dos delanteros en el área rival. Por eso primero Lovera y después Gamba, ambos junto a Riaño.

   ¿Cambiará en algo la forma de jugar del equipo, sobre todo en lo que respecta a la visión de ataque en caso de que Ribas sea el reemplazante de Gamba? Es muy probable. Parece haber pocas dudas de que sería Riaño el encargado de salir un poco más del área para juntarse con los volantes, pero, se sabe, el cordobés no tiene como una de sus principales virtudes el manejo del balón. Hasta aquí demostró mucha entrega, despliegue y, si se quiere, capacidad para aguantar la pelota o descargar de primera (generalmente de cabeza) ante un envío frontal, pero nunca fue el encargado de organizar el juego.

   Quizá en esta oportunidad tampoco lo sea, pero si su acompañante es Ribas, será el ex Lanús y Patronato la referencia de área.

   En todo este tiempo Cocca trabajó sobre una idea determinada y entre todas las variantes que maneja (“Afortunadamente son muchas”, dijo el DT) para reemplazar a Gamba está la de Ribas. Puede ser un dato aislado el hecho de probar con uno u otro, pero esas pruebas inexorablemente desembocarán en una apuesta firme. De confirmarse que la dupla de ataque será Riaño-Ribas, se estará en presencia de un comportamiento poco habitual de parte del entrenador. Cocca estaría rompiendo el molde.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario