Central

Claves canallas para ganar en el Cilindro

Central defenderá la punta en la visita al convulsionado Racing de Coudet. Los de Bauza llegan como un equipo en crecimiento y el ánimo en alza. La tenencia de Ortigoza será clave.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

Es el gran partido de la cuarta fecha de la Superliga. El que concitará la atención no sólo de los hinchas canallas y racinguistas, sino de gran parte de la patria futbolera, ya que en la previa pinta como un encuentro de altísimo vuelo futbolístico y emocional, como se intuye será el cotejo de mañana. Así, en la mañana del domingo en el Juan Domingo Perón se vivirá un duelo apasionante entre el Central de Edgardo Bauza (que marcha puntero, invicto en soledad y con la valla propia en cero) y uno de los escoltas, el Racing de Eduardo Coudet, que sufrió esta semana la traumática eliminación a manos de River de la Copa Libertadores de América, situación que puso en jaque el ciclo del Chacho, que por esta razón afrontará el compromiso envuelto por las urgencias. En este contexto, Central buscará extender su racha triunfal en el volcán en erupción que será el Cilindro y para lograr salir bien parado deberá afrontar el desafío con inteligencia y determinación. ¿Qué deberá hacer el canalla para consolidarse como líder en Avellaneda?

Está claro que si hay un técnico que tiene experiencia y sabiduría para afrontar este tipo de partidos calientes y transmitirles tranquilidad a sus jugadores es el Patón Bauza, más allá de cómo termine la historia en el diario del lunes. Porque el DT canalla tiene como una de sus virtudes la de no sobrecargar de responsabilidades a sus jugadores y tampoco sobrepasarlos mentalmente con indicaciones tácticas diferentes a las de otros cotejos.

Central marcha como líder con 9 puntos y lo siguen Racing y Godoy Cruz, ambos con siete, aunque el Tomba visita hoy a Talleres y si gana se ubicará momentáneamente como puntero con diez unidades.

Así, a pesar de ser muy consciente de todo lo que habrá en juego, el Patón a priori no cambiará sustancialmente el formato nominal ni estratégico del equipo. Por supuesto que ningún partido es igual a otro y este compromiso no tendrá similitudes con las victorias canallas ante Banfield, Talleres y San Martín de Tucumán. Porque enfrente estará un rival que invirtió una montaña de dólares, que tiene abundancia de nombres en todos los puestos y además cuenta con un DT como Coudet, que siempre apuesta a ganador y para el que la palabra paciencia no figura en las páginas de su manual de estilo.

En consecuencia, en la vigilia del partidazo del Cilindro vale la pena repasar los puntos a los que debe apelar Central para intentar quedarse con todo en la excursión de riesgo a Avellaneda.

1 Una idea y un estilo consolidados

El Central del Patón, con muchas virtudes y también defectos lógicos por corregir, tiene como principal aliado que el equipo titular ya sale de memoria. Y esto no es un dato menor. Cada jugador auriazul ya sabe en qué espacio de la cancha deberá moverse, a qué rival marcar y por dónde atacar a la hora de pasar la mitad del campo. Al menos en la teoría, los movimientos de ataque y defensa en el equipo del Patón están aceitados y esta es una clara ventaja, ante una alineación como la del Chacho Coudet, que aún no tiene el once definido y hay muchas dudas para el cotejo de mañana. Desde lo táctico, Central tiene un formato estable: 4-4-2. Mientras que Racing se basa en la movilidad de la mayoría de las piezas, en especial del medio hacia adelante.

2 Frenar el ímpetu de Racing

Fiel al estilo del Chacho, por jugar de local y más aún por el mazazo recibido ante River, Racing saldrá a jugar como una fiera desesperada por hacer un gol rápido. Y allí deberá estar la inteligencia de Central para ser un equipo corto en el retroceso, con las líneas respaldadas y tratando de darle la pelota a Néstor Ortigoza para que baje las pulsaciones del trámite. Cuanto más toque la pelota el diez auriazul y logre lateralizar el juego, más crecerá el nerviosismo local, tanto dentro como fuera de la cancha. El canalla necesita hacer un partido a largo plazo, de resolución pausada y sin el palo por palo que propondrá Racing desde el minuto inicial.

3 Ruben y Zampedri, mano a mano

Claro que una vez que la pelota esté en los pies auriazules, en algún momento deberá salir la puñalada para Marco Ruben o Fernando Zampedri. La ventaja que tendrán los atacantes del Patón es que jugarán prácticamente mano a mano con sus marcadores y cuando logren superarlos enfrentarán directamente al arquero rival. El Chacho suele plantar a sus zagueros en la mitad de la cancha asumiendo el máximo riesgo y esto puede ser capitalizado por los atacantes canallas si logran imponerse en el duelo personal.

4 El plus de la pelota parada

No es una novedad, pero Central le saca el máximo provecho a cada envío de pelota detenida y esta vía puede ser vital en el Cilindro para las aspiraciones canallas. La pegada quirúrgica de Leonardo Gil y los aportes de cabeceadores que atacan la pelota, como Caruzzo, Camacho, Parot, Ruben y Zampedri, pueden torcer la balanza para los auriazules. Claro que el Chacho conoce muy bien este recurso que aplica el club que dirigió y tratará de neutralizarlo al máximo.

5 No desordenarse por las bandas

Central deberá armar muy bien las parejas de los laterales en el retroceso. Deberán ayudarse de manera sincronizada tanto Gonzalo Bettini y Federico Carrizo, por la derecha, como Alfonso Parot y Washington Camacho, en la izquierda. Racing despliega su vértigo atacando por los costados y quedar mal parado en ese sector podría costar demasiado caro. En ese lugar del campo los de Avellaneda tienen jugadores rápidos y habilidosos, que si están inspirados pueden convertirse en una pesadilla, como por ejemplo Ricardo Centurión o Maximiliano Cuadra, en caso de ser de la partida. Y además el local tiene delanteros temibles para terminar las jugadas por adentro como Lisandro López, Gustavo Bou o Jonatan Cristaldo.

6 Con el ánimo en alza

Central está jugando de menor a mayor y hasta el momento tiene puntaje ideal en la Superliga. En las tres fechas disputadas salió airoso en los tres compromisos y no recibió goles, un dato a tener en cuenta que no es obra de la casualidad. Esta foja de servicio impecable de nueve puntos, cuatro goles a favor y ninguno en contra evidentemente genera confianza en el campamento canalla de cara a este trascendental partido. Por su parte, en la vereda de enfrente, Racing es un manojo de nervios tras la dura derrota ante River por la Libertadores y además ya quedó eliminado de la Copa Argentina, por lo que no puede perder terreno en la Superliga para no hipotecar el ciclo Coudet al frente del club de Avellaneda.


Ruben ya le hizo 4 goles a Racing

.Marco Ruben buscará mañana su quinto gol contra Racing. Le anotó en los triunfos en el Cilindro por 2-0 en el Apertura 2004 y en el 1-0 en el Clausura 2005 (foto). Además, en el 1-1 en el Clausura 2006 en Arroyito y en el 1-0 en Copa Argentina 2015.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});