Ovación

Central visita a Talleres con la necesidad de seguir creciendo

El equipo del Patón Bauza buscará sumar de visitante para afianzarse en los resultados.

Viernes 17 de Agosto de 2018

En Central no hay tiempo para relajaciones ni nada que se le parezca. Lo que hay es un marco de cierta tranquilidad por el triunfo en el debut, pero de la misma forma el desafío de confirmar que lo ocurrido hace menos de una semana en el Gigante ante Banfield no fue un hecho aislado, mucho menos algo que invite al conformismo. Cada paso que dará el equipo tanto en la Superliga como en la Copa Argentina llevará impregnado el condicionamiento de los resultados, lo que hará que las ambiciones de protagonismo tomen forma realmente o se empantanen en un terreno de medianía. Talleres es el nuevo reto futbolístico para el Central del Patón Bauza, en un Mario Alberto Kempes que en los últimos años se transformó en un reducto con más sinsabores que alegrías por las finales perdidas contra Boca y River por Copa Argentina.

   Desde la tranquilidad el canalla tiene con qué sentirse cómodo, a resguardo. Nada hubiera sido lo mismo si el equipo no metía una victoria en su primer partido en la Superliga. Y es a partir de esos tres puntos que tanto Bauza como los jugadores pueden sentir que es factible afrontar esta segunda fecha sin tantas presiones. De igual forma, se insiste, el conformismo no debiera invitar a la relajación.

   El Central en modo Bauza entregó algunas señales positivas, a partir de las cuales logró sacarle diferencias a Banfield, pero sería contraproducente creer que con eso solo alcanzará para pilotear la situación de aquí en más. Más allá del orden del equipo, del cual ya se hizo referencia en los días posteriores, lo mejor que le puede pasar al canalla es hacer un esfuerzo y encontrar rápidamente un salto de calidad desde el juego, algo que le permita, sin romper las estructuras defensivas, transformarse en un equipo con mayor agresividad. Es probable que eso no sea uno de los objetivos buscados por el Patón, al menos en lo inmediato, pero en la medida que pueda ir encontrando esas variantes, los caminos se irán allanando con mayor rapidez.

Bauza

 En el contexto en el que Bauza pretende que su equipo actúe para marcar la diferencia seguirá siendo clave el desnivel que pueda marcar sobre las bandas, donde a Carrizo y a Camacho todavía les cuenta ponerse a tono con esa partitura del desborde y el centro, que es a lo que están en cierta forma obligados por la presencia de dos jugadores de área como lo son Marco Ruben y Fernando Zampedri. Es sobre lo que Central debe machacar e insistir ante la ausencia de un futbolista desequilibrante por el centro, a menos que Ortigoza tenga la venia para adelantarse varios metros, algo que parece poco probable.

   También el partido de esta tarde en la Docta servirá para desentrañar la incógnita sobre si el accionar futbolístico en condición de visitante será el mismo que lo ya exhibido en el Gigante. Todo hace pensar que sí, que si de local la audacia ofensiva tuvo ciertos reparos lo que se verá fuera de Rosario transitará por los mismos caminos.

   Por lo pronto, el viaje a Córdoba llega después de dos presentaciones oficiales en lo que va del semestre con sendos triunfos. Porque pese a la liviandad de Juventud Antoniana, Central pudo resolver con cierta facilidad su compromiso por Copa Argentina, y el dato de lo que fue el debut en la Superliga, que está mucho más fresco, también sirvió para que puertas adentro empiecen a convencerse de que el camino tomado es el indicado para llegar a un buen destino.

   De igual forma, el camino es largo y recién se están transitando los primeros pasos. De allí la necesidad de reafirmar lo bueno, pero poco que se logró hasta el momento. La desesperación de Talleres (perdió en la primera fecha frente a Boca) podría servirle a Central para entender el juego y precisamente amoldarlo a ese contexto. Pero eso formará también parte de la inteligencia que demuestre el equipo a la hora de exhibir su primera carta fuera de Arroyito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario