Central

Central: Vecchio fue el único plan y no le alcanzó

De la mano de Vecchio, el canalla ganó con justicia el primer tiempo. Después al diez lo controlaron y Central se apagó

Martes 02 de Marzo de 2021

Central fue más que nunca Vecchiodependiente. Porque lo bueno que hizo el canalla fue cuando el diez manejó la pelota y frotó la lámpara, pero cuando el capitán cayó en la red de contención de Godoy Cruz, el local fue un manojo de voluntades sin un funcionamiento aceitado para acorralar a su rival y entonces el 2 a 2 final no le cayó mal al duelo del Gigante. El equipo del Kily lo pudo ganar cuando Vecchio se inspiró en la etapa inicial, pero en el complemento el 10 canalla no encontró los espacios y Central se hizo previsible, errático y no tuvo otras variantes que aporten soluciones.

   Vecchio tuvo dos momentos bien nítidos. Porque el diez canalla en la etapa inicial fue el dueño del equipo del Kily. Hizo lo que se observa muy poco en el fútbol actual: pensó y ejecutó con eficacia. Es cierto que Central había arrancado dormido y el Tomba se lo ganaba 1 a 0 desde el vestuario tras la conquista de Renzo Tesuri. La noche había comenzado torcida para los auriazules. Pero la confusión del local se terminó cuando el número diez se hizo cargo de la pelota, la puso bajo la suela, clarificó los avances y fue incontenible para los rivales. Ya con las riendas del juego en sus manos, Emiliano convirtió el penal para igualar la chapa y después lanzó un centro delicioso desde la izquierda para el cabezazo limpio y furibundo del pibe Martínez Dupuy para decretar el 2 a 1 antes el entretiempo.

   Cuando Vecchio frotó la lámpara, el equipo se iluminó y todos se contagiaron para atacar los espacios y meter las narices en el área tombina. Central se fue al descanso ganancioso y con absoluta justicia. Supo reaccionar y dar vuelta la desventaja parcial a partir del gran panorama de juego de su líder futbolístico.

PARTIDAZO Y EMPATE EN ROSARIO | Rosario Central 2-2 Godoy Cruz | RESUMEN

   Pero en el complemento la historia cambio. Central pagó muy caro que su único jugador inspirado y atrevido anoche sea Vecchio. Cuando la visita le ajustó la marca y lo hostigó, el local se quedó sin juego, le cedió el balón al rival y el partido quedó abierto para cualquiera de los dos. Central con su armador cercado no tuvo plan B. No perforó por las bandas y tampoco tuvo pase filtrado por el medio. Cayó en el embudo del Tomba.

   Claro que igual Vecchio se las ingenió para tener algunas pinceladas en la segunda mitad. Se metió en el área y cayó en un forcejeo en que el diez le juró a Abal que le cometieron penal. Y después tuvo un tiro libre que casi se mete en el arco local. Incidió más desde la pelota quieta que en movimiento y eso reflejó que tampoco tuvo los socios en los que apoyarse para romper el molde de un Godoy Cruz que hasta se animó a ir por todo y casi se lleva el premio mayor de Arroyito. El manotazo providencial de Broun afuera del área lo impidió, en una jugada que pudo ser roja directa, pero Abal sancionó con amarilla.

   Central fue excesivamente Vecchiodependiente y ayer se notó con nitidez. El Kily deberá rodearlo mejor y encontrar más variantes porque cuando el rival lo neutraliza, el equipo queda huérfano de ideas y peso ofensivo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS