Central

Central se prepara para afinar nombres y lápiz

Dirigentes de Central piensan reunirse con Bragarnik con la intención de conocer el detalle de los jugadores pedidos por Cocca. Eso les permitirá además tener una idea del presupuesto que se destinará a la llegada de refuerzos.

Miércoles 15 de Mayo de 2019

El primer paso para el rearmado del plantel fue la reunión que los principales dirigentes mantuvieron con Diego Cocca, pero de ahora en más se vendrán otras charlas. Una de ellas estaba concretada para ayer pero fue postergada para la próxima semana, pero lo más trascendente es que el interlocutor será Christian Bragarnik, el representante de Cocca y quien seguramente tendrá una participación activa en el mercado de pases que se avecina.

De ese cónclave participarán algunos de los principales directivos y es muy factible que haya alguien de tesorería, justamente porque el tema a charlar será la forma en la que se afrontará la búsqueda de refuerzos. No obstante, hay un tema que en Arroyito tienen que definir puertas adentro, del que nada tienen que ver Cocca y Bragarnik, y es la necesidad o no de realizar alguna venta para oxigenar las arcas del club. “Será necesario vender uno o dos jugadores, pero más de eso no”, fue una de las frases que se escuchó ante la consulta.

En principio, lo que van a buscar a esa reunión con Bragarnik (se postergó por un contratiempo familiar del empresario) son datos más concretos, algo más de los que recibieron en la charla con Cocca el pasado jueves. Según dicen, hasta aquí el técnico no entregó nombres, sino posiciones, algo que suena poco probable teniendo en cuenta que varios ya se filtraron y muchos de ellos son los que verdaderamente están en el radar del entrenador. Se sabe que Gustavo Bou, Lucas Gamba, Alexander Barboza y Cristian Chávez son algunos apuntados.

La reunión con Bragarnik por supuesto que tiene una razón de ser. No sólo porque Cocca se fue de vacaciones, sino porque el empresario es quien maneja a muchos futbolistas y seguramente algunos de los que hagan pie en Arroyito estarán bajo su tutela. Pero lo dicho, la intención es afinar la lista de nombres, lo que servirá también para afinar los números a los que Central le estaría haciendo frente.

De todas formas se sabe que uno de los principales atajos que tomarán en Central para afrontar el mercado de pases es la venta de algunos futbolistas. Puede haber alguna mínima diferencia en la consideración entre un directivo u otro sobre lo que el club necesita, pero el hilo conductor es uno solo: la necesidad de recaudar algo de dinero por esa vía. Caso contrario sería inviable la llegada de todos los refuerzos que pretende Cocca.

“Sin dudas que una o dos ventas van a ser necesarias, pero creen que no más que eso. De todas formas habrá que ver sobre qué montos se puede trabajar”, le indicó a Ovación una fuente muy ligada a la comisión directiva. Por supuesto que hay un paso esencial que debiera cumplirse primero y en Central lo tienen muy en claro: antes de sentarse a delinear ventas lo que tienen que llegar son ofertas, algo que “por el momento no ocurrió”, según advirtieron.

Creen que algo habrá en ese sentido. De hecho si Caruzzo se va sería a cambio de un dinero y no por una simple rescisión de contrato (ver página 5), pero igualmente hay otros nombres en los que mantienen expectativas, tales los casos de Leonardo Gil y Fernando Zampedri. Pero son algunos, porque también se espera que pueda llegar algún pedido por Jeremías Ledesma o hasta por Maximiliano Lovera.

Si todo transcurre por los carriles normales, en Central están abocados a conseguir el dinero para lo que serían las primeras incorporaciones, pero para los demás refuerzos será necesario recaudar mediante ventas, lo que no implica, al menos para una parte de la dirigencia, vender alocadamente y cometer así algún tipo de error.

En eso de obtener los recursos necesarios para afrontar el libro de pases y así “reacondicionar el plantel de acuerdo a lo que pida el entrenador”, en Arroyito no podrán sacar provecho del fideicomiso que se tiene pensado armar en el mercado de capitales porque, dijeron, es algo que lleva tiempo. Está previsto que esa figura comience a funcionar a partir de septiembre u octubre. La única posibilidad de recaudar con eso ahora es mediante algunas “suscripciones anticipadas” del producto que salga más adelante.

Más allá de cómo encarará Central el libro de pases, el hecho más concreto es la intención de Cocca de la llegada de no menos de seis o siete refuerzos. Y para avanzar en ese sentido es la charla que se dará en los próximos días. De esa reunión saldrá una depuración más fina de la lista de posibles refuerzos como también un panorama más claro del esfuerzo económico que deberá realizar Central.

Cinco que pegan la vuelta

Además de refuerzos y los que se van, hay otros que vuelven de sus respectivos préstamos, pero difícilmente puedan ser tenidos en cuenta por Cocca, amén de que a algunos puede llegar a observar durante algunos días en la pretemporada. Los nombres más destacados de los que regresan al club son Joel López Pissano (está en Emelec de Ecuador) y Maximiliano González (Tigre). Los otros que pegan la vuelta son Fernando Alarcón (Villa Dálmine), Hernán Da Campo (San Martín de San Juan) y Marcos Martinich (Villa Dálmine).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});