Central

Central podría encontrar el camino por las bandas

La batalla que se generará en el mediocampo determinará hacia qué lado podría inclinarse la balanza.

Domingo 08 de Diciembre de 2019

Boca supo tener jugadores de una técnica individual notable, capaces de resolver un encuentro en una jugada. Así, siempre fue mucho más difícil imaginar por dónde podían pasar las claves de un partido. Este no parece ser el caso. La batalla que se generará en el mediocampo determinará hacia qué lado podría inclinarse la balanza, atendiendo, por supuesto, a todo lo que envuelve un partido. Pero Cocca pensó un equipo para ganar la pulseada en esa mitad de cancha e intentar romper por afuera y Alfaro, claramente, tomó decisiones en esa misma dirección. Boca viene con tres volantes centrales y es allí conde el canalla debiera sacar provecho.

   Ya con el ingreso de Zabala, Cocca mostró algunas de las cartas que tiene. Esa variante (por Pereyra) debiera otorgarle al equipo mayor posesión del balón, juego y, también, vértigo. Pero es algo que no deberá resolver sólo el uruguayo, sino que Rius por derecha y Gamba por izquierda deberán aportar lo suyo. Lo que está claro es que por el centro los caminos se le van a cerrar a Central.

   Alfaro pensó un equipo con De Rossi como volante central, con Marcone y Capaldo un poquito más abiertos y con Salvio y Mac Allister más pegados a la raya. Es un formato parecido a lo que diagramó Cocca. Por eso, el desequilibrio por las bandas será fundamental. Allí, Molina seguramente será el encargado de tapar las subidas de Mac Allister y Brítez las de Salvio, aunque dependiendo de la cantidad de jugadores que Boca ponga en ataque, el retroceso de Gamba le permitirá a Brítez cerrarse, salvo que Buffarini también se desprenda.

   El tema en Central será encontrar los caminos para abastecer a un Ribas que tendrá su tercera chance de manera consecutiva como titular, pero al que siempre se le hizo bastante complejo (lo mismo le ocurrió en la mayoría de los partidos a Riaño) ser el punto de referencia dentro del área, donde debieran terminar la mayoría de las jugadas. Del otro lado a Wanchope Abila le puede pasar algo similar.

   De la movilidad de los volantes dependerá en gran parte el desarrollo. Para que el canalla maneje las riendas del partido, Zabala y Gil debieran mostrarse un escalón por encima de Capaldo y Marcone.

   Después, una jugada aislada puede modificar el escenario, descomprimir de un lado y presionar en el otro, pero si Central buscará intensidad, enfrente encontrará resistencia, sobre todo por el carril del centro.

   En la movilidad (además de la inteligencia) de Rius, Zabala y de los volantes más retrasados que puedan desprenderse con rapidez dependerá en gran medida el partido que pueda hacer el canalla.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario