OVACION

Central cumplió con el trámite, igualó con 12 de Octubre y avanzó a octavos de la Sudamericana

El canalla igualó 0-0 con el equipo paraguay y terminó primero en el grupo. La goleada de San Lorenzo (3-0) ante Huachipato también lo favoreció. 

Miércoles 26 de Mayo de 2021

Central hizo lo que tenía que hacer. Cumplió con el trámite. Y en un partido chato y de bajo vuelo, cosechó lo que le faltaba (0-0) para clasificar a los octavos de final de la Copa Sudamericana, un objetivo por el que hizo sobrados méritos en los partidos anteriores, más allá de que ante los paraguayos haya estado lejos del nivel que mostró en los últimos partidos y que hicieron entusiasmar a sus hinchas. También es cierto que no lo necesitó.

A su favor hay que decir que varios de los resultados posibles en este partido le jugaban a favor, lo que sumado a la goleada de San Lorenzo en Chile hizo que tal vez inconscientemente se haya podido relajar. Y una muestra de esto es que en el complemento jugó con mucha tranquilidad y paciencia, y en buena parte del complemento reguló el trámite, sabedor de que la clasificación ya era cosa juzgada. Lo que en definitiva ante los paraguayos era lo más importante.

En el arranque del partido a Central le costó encontrarle la vuelta al partido, se lo vio incómodo con el trámite y no lograba lastimar al equipo paraguayo de 12 de Octubre, que se insinuaba con peligro, como en una llegada de Salinas que se fue cerca.

El canalla recién logró dar el presente unos minutos después en un remate desde fuera del área de Vecchio, que se fue por arriba.

Con el correr de los minutos, y apelando a la paciencia, los canallas fueron amigándose con la pelota, pero no le alcanzaba para tener la llave que abriera un partido cerrado y muy trabado. Solo lograba conjugar alguna idea cuando la pelota pasaba por Emiliano Vecchio, pero que estuvo bien controlado.

Una muestra de esto fue que tuvo apenas dos acercamientos al arco paraguayo con un remate forzado desde fuera del área de Avila, en que el arquero paraguayo dio rebote, y una atropellada de Gamba. Pero no mucho más por entonces.

Recién en el final de la etapa -y cuando llegaban noticias alentadoras desde chile, puesto que ganaba San Lorenzo- el equipo pareció serenarse, encontró algo más de su juego y llegó con cierto peligro. Fue ahí cuando tuvo la más clara -y casi la única- con un pelotazo para Luciano Ferreira que no le pudo dar bien y se la terminó tapando el arquero visitante. Poco para un primer tiempo trabajo, parejo y casi sin emociones.

El complemento pareció devolver un Central renovado, con más juego y ambición. Y de arranque estuvo a punto de gritar con un remate de Ruben primero y con un cabezazo después.

Trataba de fortalecerse a partir de la posesión de la pelota, pero sin enloquecerse tampoco, sabedor de que el reloj era un buen aliado y que ningún resultado -a esa altura San Lorenzo ganaba con comodidad en Chile- complicaría sus chances de avanzar de fase.

De hecho, en la segunda parte del complemento y con la clasificación a octavos de la Copa sudamericana ya asegurada, el canalla se dedicó a regular el trámite y esperar el final del partido ante un equipo paraguayo que ya casi no inquietaba.

Los minutos finales estuvieron casi de más. Central hizo solo lo que necesitaba y no está mal. En definitiva, la clasificación a la próxima fase de la Sudamericana la había edificado en los partidos anteriores en los que mostró un buen rendimiento futbolístico, pareció encontrar una identidad y además tuvo mucha contundencia. De esta manera cerró un semestre que no empezó del todo bien, pero que lo acomodó con el correr de los partidos y lo terminó coronando con esta merecida clasificación a los octavos de la Copa. Ahora deberá esperar el sorteo para ver a qué equipo de los que bajan de la Libertadores deberá enfrentar en octavos.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario