Ovación

Carolina Cristinziano: "La AFA no tiene solución ni salvación"

La cara femenina de la Comisión Normalizadora de la AFA recibió en su casa a Ovación y habló de su trabajo y del conflicto con Agremiados: "Aceptan lo que hay o no se arregla", afirmó.

Martes 07 de Marzo de 2017

¿Este paro es político?

Todo lo que pasa en la AFA es político. A veces es preferible callarse y no salir a dar tantas explicaciones porque embarrás la cancha, sobre todo cuando las personas que integramos la Comisión Normalizadora tenemos distintas miradas en algunos temas.

Se nota esas internas porque Javier Medín dijo que se jugaba seguro y Armando Pérez que todo seguía igual. ¿Vos de qué lado estás?

Para mí se juega. Igual tienen que pasar dos cosas. Que los clubes se ajusten a los 305 millones de pesos porque hoy no hay más que eso. El gobierno puso ese dinero y no hay más un peso. No vamos a sacar ningún préstamo ni firmar un cheque volador para que la AFA se siga fundiendo como lo vino haciendo hasta ahora. Tienen que entender de una buena vez que no hay fondos. Entiendo que el reclamo de los jugadores es justo y cómo no lo voy a entender si toda la vida trabajé con futbolistas, pero con esta medida de fuerza están pagando los platos rotos los clubes que hicieron bien las cosas.

Sergio Marchi, secretario de Agremiados, sigue firme con la posición de no arrancar el fútbol si la plata que hay son sólo los 305 millones de pesos.

A Sergio lo respeto y lo conozco hace tiempo. Sabe muy bien que es la plata que hay. Como representante del gremio pide todo el tiempo que nos ordenemos y que no hagamos locuras. No vamos a pedir un préstamo para estirar esos 305 millones. Van a tener que aceptar ese dinero o no se arregla.

Entonces, ¿por qué decís que habrá fútbol?

Porque creo en el sentido común del gremio. Estoy ilusionada con que la comisión de medios audiovisuales, que será la que elegirá a la empresa privada que se hará cargo de los derechos de televisión, siga actuando con la inteligencia como hasta ahora. En la asamblea en la que se aprobó la rescisión del contrato con el estado también se trató el tema de los nuevos oferentes privados y es saludable que se hayan tomado un tiempo para analizar y revisar cuestiones lógicas que ellos plantearon. Si bien todos estamos trabajando en conjunto, los integrantes de esa comisión son los que van a firmar el nuevo contrato por los derechos audiovisuales ya que nuestro mandato finaliza cuando haya un nuevo presidente en la AFA en la asamblea del 29 de marzo. Se contrató al mejor estudio jurídico de Buenos Aires y a los mejores economistas para que el nuevo contrato sea más beneficioso que el del estado. Se empezaron a discutir con criterio varios puntos, como las regalías, que si son bien administradas pueden oxigenar a los clubes en un futuro.

¿Confiás en que se levantará el paro si el gremio acepta una forma de pago por los 1.200 millones por la llave que pondría la empresa que se haga cargo de la TV?

Esa es la opción que manejamos para que esta semana haya fútbol. La comisión de medios audiovisuales trabajó para que haya un adelanto y si sale el tema del pago ya tenés el conflicto solucionado. Esta semana se cierra con la empresa y en tres semanas está la plata. El gremio debe confiar. No sé qué empresa se quedará con los derechos. Pero si hubiera estado decidido se hubiera firmado el viernes mismo porque estábamos con el escribano listo. Yo no estoy yendo a esas reuniones de la comisión audiovisual, pero cuando les pregunto a los que van me dicen que está todo encaminado. Aparece esa plata y mientras tanto hay que arrancar. Todo se demoró porque en este tema se trabajó en forma responsable y se tomaron su tiempo para estudiar cada oferta y ver a cuál pueden sacarle más plata. Marchi sabe todo esto y por eso debería apelar al sentido común. También entiendo que en paro el producto del fútbol argentino sigue sin venderse. Marchi ve que se está trabajando ordenado en el contrato de la televisión. No veo motivos para seguir con el paro. Existe una postura caprichosa del gremio.

¿Qué le dirías a Marchi?

Que arranque ya. Porque sino no estará la plata ni de los oferentes.

¿Qué pasa si Marchi dice que levanta la medida en tres semanas cuando estén los 1.200 millones?

Eso mataría a los jugadores. Porque muchos de ellos terminan los contratos en junio y si largamos en tres semanas se postergará todo. Lo veo como un daño innecesario. Además, los jugadores quieren jugar, por más que se muestren unidos. A los clubes tampoco les conviene estar así, sin competencias, no venden entradas ni abonos. Este paro mata a los clubes que están haciendo bien las cosas. Para mí debe arrancar ya. Igual, no depende de mis deseos. Porque si no empieza ahora, entonces suspendamos el fútbol por seis meses. O que la Fifa nos suspenda por un tiempo largo o que venga una intervención más fuerte que la nuestra. Al fútbol argentino tampoco le gusta nada.

¿Si la Fifa hubiera sido más estricta hoy la AFA estaría desafiliada?

Alguna vez se van a cansar de verdad. No hay mucho margen para seguir tirando de la soga. Desde que estamos nosotros nadie se llevó plata o robó, pero el fútbol sigue sin empezar. Esta es la plata que hay y nuestra gestión está a la vista de todos. Pero también debo decir que si no nos desafilian es porque somos Argentina y tenemos a Messi.

La sensación es que los integrantes de la Comisión Normalizadora tienen las mismas internas que los dirigentes. ¿Coincidís con esa lectura?

Si ven eso es por algo (risas). El primer quiebre entre nosotros fue en diciembre cuando un integrante de la Comisión (Javier Medín) salió a decir lo de la plata por la rescisión del Fútbol Para Todos. También desde un principio, Pablo Toviggino, con quien tengo una buena relación, marcó una posición y le importó más ser el presidente del Consejo Federal que ser integrante de la Comisión. Por ejemplo, el otro día estábamos hablando del nuevo estatuto que fijó Fifa y él defendía que el examen de integridad ética no lo tenía que hacer la Conmebol porque su bloque entendía que había algunas suspicacias. Jair Bertoni (hijo del ex futbolista Daniel Bertoni), quien es integrante del comité de Fifa, le dijo: "Pablo, si vos no reconocés el estatuto de la Fifa no podés estar en la Comisión". Es así de simple.

Mucho caso no hizo porque integra la lista que lleva a Chiqui Tapia candidato a presidente de la AFA y ocupará un cargo rentado.

Hace tiempo que sabemos que está. Lo que nosotros le dijimos en su momento fue que él debía entender que esta Comisión no podía ser política. Nuestra función es ser lo más objetiva posible y ayudar a la normalización de la AFA. Los miembros que participan en esta Comisión después no pueden tener ninguna aspiración política en la AFA ni presentarse como candidatos. La Fifa quiere gente que sea independiente de la AFA.

¿Qué te dijeron los dirigentes de los clubes cuando les planteaste esto?

Y... se enojaron mucho. Pero no me importa. Tienen que entender que la Fifa nos puso a nosotros porque somos argentinos y gente que medianamente conocían. Si la Fifa quería, enviaba a un representante suizo en lugar de nosotros y no sé qué hubiera pasado en la AFA. Al mes nos hubiera sancionado. La verdad es que la AFA no tiene solución ni salvación. Es muy grande el problema político que tiene. Es muy complicado en un contexto así ser integrante de la Comisión y querer normalizarla. En un mandato normal de cuatro años, en el último ningún dirigente quiere tomar alguna decisión porque es el electoral. Mucho menos si es de plata. Nosotros arrancamos nuestro trabajo en un año electoral. Así empezamos. Tratar de poner orden en ese ámbito y más en una AFA que estuvo gobernada por una misma persona durante más de 30 años. Ahora se les abre el juego a todos los dirigentes y todos quieren adueñarse de ese lugar que quedó vacante. Todos quieren participar y estar, pero para mantener el poder. Estoy nadando entre tiburones. También se aprovechan porque el mandato de Fifa es liviano y nunca fue muy explicativo.

¿Por qué decís eso?

Porque desde mi lugar pude hacer muchas cosas, pero en otras me pusieron muchas piedras en el camino. Me tiraban todo el tiempo con recursos de amparo en la Justicia o en el Tribunal de Disciplina contra mi mandato. Querían que no hiciéramos nada más que actos mínimos de administración y vos no podés hacer eso porque la AFA está completamente abandonada desde hace tiempo. Llegué con la idea de vincularme más a lo relacionado con el estatuto. Siempre me dediqué más a esas cosas. Por eso pusimos un gerente para la parte financiera y económica. Esta Comisión debe tener conocimiento de las cosas, pero también tener a personas claves en cada área. Obviamente esas personas tienen que informar todo el tiempo lo que pasa. Pero en un desorden total como la AFA es muy complicado ordenar. A los dirigentes del fútbol argentino no les gustan los cambios. Se resisten a ellos. Después que la gente no se queje y que diga que la Comisión vino a normalizar y hace lo mismo que se hacía antes. Hay que sincerar el fútbol de una vez por todas. Está el gobierno presionando todo el tiempo y quiere que el fútbol no goce más de ningún privilegio. Es decir, se sigue con el decreto 1212 y los clubes saben que no pueden joder con este gobierno. Por eso ciertos beneficios que tiene la actividad se terminarán. Como el fútbol tiene un fin social y es la pasión de todos los argentinos, en este país siempre tuvo un montón de cosas. Siempre alguien decía que la plata iba a salir de algún lado. Ya se terminó eso. Porque el gobierno se puso firme en ese aspecto. Yo sé que el contrato por los derechos de televisión no representa un porcentaje importante para los clubes grandes y no les cambia nada. Pero para la mayoría representa mucho.

¿Ese dinero que hoy reclama el gremio debió haberse pagado en diciembre?

Sí, lo que la gente no sabe es que para que ese dinero les llegue a los clubes antes deben pasar por varias instancias. No es como un privado que podés firmar un acuerdo de rescisión a la mañana y a la tarde está la plata. Acá todo el mundo sabía cómo se iban a dar los pasos y el tiempo que llevaba que ese dinero fuera para los clubes. Es más, todos aceptaron que la rescisión del contrato con el estado era por 350 millones de pesos. Ni un peso más ni uno menos. Y con las deducciones quedaban 305 millones. Marchi sabía eso. Ahora dice que no, pero lo sabía. Por eso hay algo de caprichoso en el reclamo. Cuando nosotros dijimos esto en diciembre nos salieron al cruce con que era un tecnicismo, de qué tecnicismo me están hablando. A las reuniones con el gobierno por la rescisión del contrato siempre fueron Armando Pérez y Javier Medín, quien eran los que más se exponían en este tema. Pero con el correr de las negociaciones ya empezaron a haber diferencias de criterios o de comunicación entre nosotros. Uno decía una cosa y al rato el otro la desmentía. Fueron ellos los que negociaban con el gobierno sobre una plata que iba a haber . Después Armando se enfermó para fin de año y el que hablaba sobre el tema era Medín y decía que la plata iba a estar, pero el gobierno empezó a poner un montón de condiciones antes de sacarla. Nosotros podríamos haber intimado al gobierno, pero nadie quiso.

¿Qué pasaba si intimabas?

Y... no sé. Capaz que la plata estaba antes o rompíamos relación con el gobierno. Pero cuando planteé la posibilidad de intimar, todos se echaron para atrás. Siempre se tomaron las decisiones en conjunto con los clubes, la idea nuestra fue trabajar en equipo. Porque los clubes tenían que aprobar la rescisión por asamblea. Por más que seamos la Comisión Normalizadora, no podíamos tomar esta determinación porque sí. Siempre fuimos consultando a los clubes. La plata sale contra la reforma del estatuto, la rescisión del contrato y la firma de un contrato nuevo privado por la cesión de los derechos audiovisuales. Para llegar a eso el trabajo por el estatuto hizo que hubiera un montón de reuniones en las que se tuvieron que encontrar las partes que no se querían encontrar y se la pasaban discutiendo o puteándose en las reuniones. Nadie cuenta eso. Vivían disputándose el poder porque nadie se quiere quedar afuera y recién van a leer el estatuto nuevo ahora cuando haya un presidente en las elecciones del 29 de marzo.

¿Pudiste cambiar el estatuto como querías?

Algunas cosas pude cambiar y otras no porque la coyuntura política te arrastra. La AFA está quebrada. Debiera estar concursada. Cuando nosotros entramos el pasivo era de 500 millones de pesos y hoy es menos de 100. Entonces, ¿cuál es el problema? La AFA siempre estuvo manejada por los presidentes de los clubes y es muy difícil decirle que no a un compañero de mesa que te viene a pedir que le des una mano para sacar el equipo adelante. Es un lugar en el que te cuesta mucho ponerte en una posición dura, pero tenés que hacerlo si querés ordenar este descalabro. Muchos presidentes nos decían que pidieron un préstamo y nosotros les contestábamos que no. No se puede porque si lo hacemos seguimos endeudándola para que el club incumplidor siga contratando jugadores y no los paga. Es injusto para los equipos que hacen las cosas bien. Hay clubes como Rafaela que contratan jugadores que puede pagar y están dentro del presupuesto. Si tienen que descender, descienden pero no se endeudan. No les van a pedir plata a nadie y tienen los jugadores al día. Cuando yo les digo a los dirigentes que pongamos el fair play financiero en el nuevo estatuto, me contestan que este tipo de cuestiones no van en el estatuto. Con eso ya te estoy diciendo por qué se resisten a ponerlo.

Porque quieren seguir endeudándose y que no pase nada.

Obvio. Es muy difícil terminar con viejos vicios de una dirigencia que respondió a una única mirada durante más de 30 años. Con esto no quiero meter a todos en la misma bolsa. Hay dirigentes que se preocupan por hacer las cosas bien. El fair play financiero debe existir porque de lo contrario no hay manera de que esto cambie. Tiene que haber un sistema de premios y castigos porque la mayoría de los clubes son cumplidores. Y otros que siguen con los vicios de querer arreglar todo de cualquier manera. Que te doy este jugador y me lo perdonás o lo arreglamos así. Por algo a la AFA la intervinieron desde Fifa.

¿Confías en que esto se legitime con la elección de un nuevo presidente de la AFA?

No lo sé. Esto puede cambiar cuando el dirigente tenga la capacidad de administrar sus recursos sin endeudarse. Es como en tu casa. No tenés que gastar más de lo que ganás. La AFA nunca tuvo contralor, increíblemente en el Tribunal de Cuentas nadie le presta atención a todo esto. Cuando asumimos nos encontramos con pilas de informes que estaban ahí, pero nadie hizo nada con eso durante años. Los dirigentes de los clubes tenían toda la información, pero a nadie se les ocurrió hacer nada. Total, la AFA los financiaba siempre. Nosotros pusimos una oficina de cumplimiento y ahora se empezaron a cumplir instancias administrativas en la AFA. Dentro de eso tenemos la comisión de integridad, que te lo pide la Conmebol, también te exige auditorías externas, internas y nosotros aprobamos todas las asociaciones miembros. También aprobaron el estatuto nuevo y por eso los dirigentes no pueden desconocer el artículo 87, que expresa que la persona que quiera sentarse en el sillón de la AFA debe pasar sí o sí por un examen de integridad ética que se lo realiza la Conmebol junto con la Fifa. Nosotros ya lo aprobamos en el estatuto y está incorporado. La Fifa quiere una AFA más profesionalizada en todas las áreas y que la persona que esté no tenga relación con ningún club en particular. El secretario general en el nuevo organigrama tiene que ser un CEO y el presidente es el que elige a ese secretario, que debe ser muy bien rentado. Porque es la persona que tiene toda la responsabilidad. Debe ser un profesional y no un tesorero de un club como había antes. Si no hacés eso es imposible que la AFA funcione. Nadie lo hizo hasta ahora porque estaban acostumbrados a otra cosa.

¿Armando Pérez puede renunciar?

No creo, pero sí está desgastado. Estamos todos desgastados. Puede ser que Armando dé la sensación de estar vencido. Es muy difícil querer hacer cosas y encontrarte todo el tiempo con palos en la rueda. Nosotros pensamos que íbamos a tener más apoyo y teníamos ganas de hacer un cambio grande en la AFA. Pero con el paso de los días nos dimos cuenta de que era complicado. Igual, estamos contentos con muchas cosas que encaramos y que a mi entender estamos haciendo bien. Por lo menos en el área administrativa, hasta diciembre cuando surgió el problema porque no entró la plata del gobierno y eso nos condicionó mucho de cara al futuro. Ya habíamos trazado planes para que los clubes que tenían deudas devolvieran el 15 por ciento y después les armábamos un plan lógico para que se desendeudaran. Otra cosa, en la AFA no hay recursos. Ya tenés todo cobrado el contrato con Coca Coca hasta 2030. Eso te limita porque ahora no podés salir a hacer otro contrato con otra marca porque tenés que esperar el vencimiento de ese. Ahí ya no tenés posibilidad de hacer nada. Lo mismo pasa con el convenio con la marca Adidas. Porque si vas descontando de ahí te seguís desfinanciando. A la AFA todo el mundo la cachetea. Además hay obligaciones que cumplir con los empleados del club o dirigentes que trabajan en la AFA. Los dirigentes quieren que a la plata que entra no le hagan retenciones de ningún tipo. Ni para pagar Afip o para el 1212, pagar obra social o jubilaciones. La plata iba a los clubes porque la necesitaban y esa deuda se fue acumulando. ¿Sabés cómo terminás? En cana y con una penal tributaria. Yo no voy a ir presa por incumplir para que se reparta todo el dinero en los clubes. Hay un nivel de locura que me asombra. El dirigente de fútbol no actúa en su club como lo hace en su empresa. Hace 15 años que estoy en el ambiente del fútbol, empecé a trabajar con Gustavo Mascardi, quien en ese momento era el representante top de todos los jugadores argentinos que estaban en Europa y en la selección. Fui abogada de jugadores, participé de las transferencias de Lavezzi a China, de la vuelta de Andrés D' Alessandro a San Lorenzo, el regreso de Palermo a Boca y también manejé el pase de Pavone al fútbol mexicano. Mi vida siempre estuvo ligada al fútbol y siempre trabajé con los clubes. Cerré el círculo trabajando en la AFA. Te hablo con conocimiento de causa y sé que es complejo tomar este tipo de decisiones en un ambiente en el que se privilegian los egoísmos. Te presionan todo el tiempo. Los dirigentes, la prensa y todo lo que te puedas imaginar. Estoy curtida por lo que conté recién.

¿Te jodió que se dijera que estabas en la Comisión Normalizadora porque sos la esposa de Gonzalo Belloso, quien hoy es un hombre fuerte en la Conmebol?

No, porque yo sé que mi vida en el ambiente del fútbol arrancó antes de ser la esposa de Gonzalo Belloso. Los presidentes de los clubes o los jugadores me conocen como Carolina Cristinziano por los lugares o los países en los que trabajé. Por eso no se sorprendieron cuando me habían convocado para la AFA. Cuando me llegó este nombramiento, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, tenía referencias mías por todo lo que había hecho en el fútbol y no por ser la esposa de Belloso. Igual, las mujeres sabemos que cargamos con muchas más cosas importantes que esa. Estoy orgullosa de ser la primera mujer que integra un comité ejecutivo de la AFA y que dejamos un estatuto en el que de los 15 miembros, uno debe ser mujer. Hay muchas mujeres que tienen mucho para sumar en este trabajo. En ese sentido, celebro mucho mi elección.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario