Ovación

Bruno Militano, el nuevo motorista del plantel canalla

El preparador físico de Edgardo Bauza, en el renovado ciclo de Arroyito, le contó a Ovación cuál será el objetivo de la pretemporada que arranca el lunes. Confía en recuperar a Ortigoza. Buscará reducir al mínimo las lesiones. "Hay tiempo para llegar en óptimas condiciones al debut oficial", aseguró

Sábado 16 de Junio de 2018

Bruno Militano es el preparador físico del cuerpo técnico de Edgardo Bauza, que el lunes pondrá manos a la obra en la nueva etapa futbolística de Rosario Central. El PF adelantó cómo será la pretemporada canalla, contó detalles de la etapa preparatoria que habrá en Costa Rica y elogió a Lionel Messi tras haberlo conocido cuando estuvo en la selección en las eliminatorias rumbo a Rusia (ver aparte). Ya se contactó con Néstor Ortigoza y la idea es que el volante llegue en óptimas condiciones a la competencia oficial. También, aunque no maneja el tema, es optimista con la continuidad de Marco Ruben. Central se pondrá en movimiento y aquí el pensamiento de la persona encargada de potenciar las energías auriazules.

"En cuanto a la preparación física, claro que se corre, pero los trabajos apuntan mucho más a hacer un entrenamiento de distancias cortas, de intensidad variable de acuerdo al día y que sea funcional a las situaciones de juego", describió Militano ayer en diálogo con Ovación, y además agregó que "hay un margen apropiado de tiempo hasta el debut oficial para no agredir con trabajos duros de golpe".

Hay que poner en marcha la máquina, ¿cómo se organiza la pretemporada en un club al que llegan con la grandes expectativas?

Lo primero que digo es que a Central lo conozco como hincha porque no me tocó trabajar acá. Claro que Edgardo y (José) Di Leo lo conocen muy bien. Antes que nada tenemos que conocer bien al plantel, más allá de la información que nos pasaron, del conocimiento que tenemos de los jugadores de haber visto los partidos y de lo que hemos hablado con otros entrenadores que estuvieron antes. Así podemos inferir un montón de cosas, pero después en lo personal los quiero conocer yo para tener un panorama más claro de cómo están los futbolistas. Entonces vamos a hacer una semana inicial en la que estaremos abocados a conocer en detalle al plantel. Acá en Arroyo Seco haremos un repaso físico en general. Además hay que definir quiénes van a la pretemporada. Por eso planificamos actividades para terminar de conocerlos más, además de las evaluaciones médicas de rigor y alguna que otra evaluación que incorporamos nosotros. Después nos vamos a Costa Rica dos semanas en las que apuntaremos a intensificar lo físico y a incorporar cuestiones tácticas, haciendo un período de carga. Por eso ahí no estará nuestra mejor versión y sí al volver de Costa Rica deberíamos encontrar el ritmo de juego y llegar de la mejor manera a la competencia oficial, que será Copa Argentina y Superliga.

El lunes comienzan los trabajos físicos y allí empezará la puesta a punto.

Claro. Hay un par de dobles turnos. No queremos arrancar de golpe con la intensidad, es preferible hacer un trabajo paulatino porque hay tiempo. Acá en total hasta el primer partido de Copa Argentina son seis semanas y unas siete hasta el debut en la Superliga. Hay margen para no agredir con trabajos duros de golpe.

Cambiaron las pretemporadas en los últimos años y ahora por lo general se prioriza más la intensidad que correr en distancias largas. ¿Cómo trabajan ustedes?

Uno en lo personal en los últimos años va cambiando un montón de cosas. En lo físico claro que se corre, pero los trabajos apuntan mucho más a hacer un entrenamiento de distancias cortas, de intensidad variable de acuerdo al día y que sea funcional a las situaciones de juego. Y, repito, en la primera semana hay un acondicionamiento general. Y la pelota siempre de alguna manera está presente, salvo alguna situación puntual.

¿Por qué eligieron viajar a Costa Rica?

Porque es una de las posibilidades que nos ofreció el club. Fui a ver las condiciones del lugar y nos parece apropiado para trabajar con total comodidad. Es un buen lugar para irnos con el equipo, fortalecer al grupo en esas semanas y amalgamarnos entre todos. Nos pareció una buena idea. Allá trabajaremos en un predio con cinco canchas, dos sintéticas y tres naturales, el hotel está a diez minutos y en el lugar de entrenamiento tenemos todo lo que necesitamos para desempeñarnos de la mejor manera. Esperemos que allá salga todo como lo tenemos organizado.

¿Cómo se hace para poner en óptimas condiciones a un jugador tan importante como Néstor Ortigoza, que le puede aportar al equipo un salto de calidad trascendental?

Creo que a Ortigoza hay que llevarlo de a poco. Hay que tener cuidado porque tiene algunos puntos que se cargan más fácil que otros. Entonces hay que tratarlo de la manera acertada. El vino trabajando en este período vacacional, no estuvo parado. Hablé varias veces con él y se está moviendo con ejercicios, algo que le pedí en especial para que no tenga un choque tan de golpe entre la inactividad y la actividad. La idea es llevarlo de a poco y haciendo los trabajos preventivos que necesita. El objetivo es que llegue con el ritmo necesario cuando le toque jugar.

En el semestre pasado hubo muchas lesiones de los jugadores, algunas reiteradas, ¿cómo se maneja esa situación desde tu lugar de PF?

En general hay trabajos preventivos que uno incorpora para tratar de disminuirlas al mínimo. Pero igual el tema de las lesiones puede ser de acuerdo a la forma de trabajo que aparecen más o menos y hay momentos que los volúmenes de entrenamiento o son bajos o altos y eso afecta. Seguramente que algunas lesiones vamos a tener, no vamos escupir para arriba. Igual nuestra forma de trabajo apunta a que no tengamos demasiados problemas en este sentido debido a nuestra experiencia como cuerpo técnico.

Un jugador vital al que Bauza va a tratar de convencer para que siga en Central es Ruben. ¿Y si el Patón pudo convencer a Messi para que vuelva a la selección cómo no podrá hacerlo también con Marco?

Sé que el Patón tiene una reunión, pero no sé los detalles ni cómo será la charla. No conozco bien la situación. Igual creo que tanto de parte del Patón como de Marco va estar la voluntad de estar juntos en Central. Para Marco es una muy buena chance de ser dirigido por un entrenador como el Patón y para Edgardo sería de mucho valor tener a un jugador como Marco dentro del grupo y poder hacerlo recuperar su nivel.

En lo estrictamente personal, ¿por qué sos preparador físico?

Porque me gusta el deporte. Y me gusta mucho lo que es la organización y las matemáticas. Ahí le encuentro un punto de comparación, aunque no sea exacto.

¿Hay algo de matemática en el fútbol?

Es que uno tiene mucho de planificación. De datos, de números, de tiempos, de información que aparece de acuerdo con las cargas de trabajo. Hoy sin ir más lejos todo lo que marca un GPS en los jugadores son todos números. Por eso uno en la preparación física está permanentemente calculando distintas cuestiones.

¿Para el cuerpo técnico que integrás es un sueño cumplido llegar ahora a Central?

Sí, claramente. De parte del Camello y el Patón no tengo dudas. Y en lo personal para mí es un deseo de muchos años que se hace realidad en este momento porque siempre por una cosa o por otra no terminaba trabajando en este club. Hoy es una posibilidad muy linda y en el núcleo familiar están todos contentos.

¿Ya están definidos todos los amistosos de la pretemporada?

En Costa Rica serán dos y al regreso aún no están confirmadas las fechas. El Patón terminará de definir la cuestión con los dirigentes a la brevedad.

¿Hay tiempo suficiente para llegar en óptimas condiciones a la competencia oficial?

Sí. Esta una pretemporada que nosotros como cuerpo técnico preferimos por las semanas que de trabajo que hay antes de la afrontar los torneos.

"Messi como persona aún es mejor que como jugador"

Bruno Militano participó como preparador físico de la etapa de Edgardo Bauza en la selección argentina durante las eliminatorias rumbo a Rusia. Por eso este Mundial que se está jugando tiene un sabor especial para él. El PF habló maravillas del grupo de jugadores de elite que le tocó dirigir y no ahorró elogios hacia Lionel Messi: "Es el mejor de todos por lejos. Entiende todo. Y después como persona aún es mejor que como jugador. Tiene una humildad impresionante".

Estuviste con el Patón en su paso por la selección y ver ahora desde lejos el Mundial que jugará Argentina, ¿qué te genera?

Por un lado es una frustración no estar, por haber estado ahí y no haber podido completar el ciclo. Pero en lo demás tengo el mismo nivel de ansiedad que si estaría en la selección. Porque en lo personal me quedó un montón de gente hacia la que tengo un cariño muy especial y con la que construí unos vínculos muy lindos. Por eso tengo el deseo de que le vaya muy bien. Y hablo del departamento médico, los utileros y los jugadores. También tengo el deseo de que a los chicos ojalá que se le pueda dar la posibilidad de sacarse la espina que se tienen que sacar. Veremos cómo les va. Más allá del dolor de no poder estar, tengo la alegría de saber que fui parte del proceso.

Tuviste cantidad de jugadores bajo tu mando a lo largo de tu carrera, ¿qué es lo que más te llamó la atención de Messi cuando lo dirigiste cara a cara

en los entrenamientos?

Lo que más me llamó la atención es lo bien y lo fácil que hace todo. Cualquier movimiento que hace le sale bien y si no logra conseguirlo en la primera oportunidad busca resolverlo rápido para que le salga bien. Y para mí Leo por lejos es el mejor jugador de todos. Entiende todo. Y después como persona aún es mejor que como jugador y lo digo con el conocimiento de haber estado a su lado y haber vivido cómo se maneja adentro del grupo. Tiene una humildad impresionante. Messi me sorprendió para bien en todo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario