Clásico rosarino

Brian Sarmiento, el gran ausente rojinegro

El diez leproso no pudo hacer pesar su juego. No gravitó y fue absorbido por la marca

Lunes 11 de Diciembre de 2017

Si había un futbolista de Newell's que quería jugar el clásico era Brian Sarmiento, debido a su reconocimiento público de ser hincha rojinegro y al sueño confeso que tenía de jugar ante los canallas. Por eso gran parte de las miradas estuvieron depositadas en el diez leproso. Pero, tal vez lo traicionaron los nervios, porque no le salió nada de todo lo bueno que había hecho en las últimas dos fechas, ante River y Racing, donde además de jugar en gran nivel había anotado goles. Ayer fue uno de los grandes ausentes de Newell's en el Gigante. Tuvo una tarde para el olvido.

Sarmiento siempre pidió la pelota y se lo notó activo en los movimientos, pero jamás pudo asumir el rol de conductor ni logró abastecer a Joaquín Torres y Luis Leal. Estuvo absorbido por la marca de Maximiliano González, que sin hacerle un seguimiento personal, lo custodió con efectividad y no lo dejó progresar cada vez que recibió la pelota en tres cuartos.

Brian nunca entró en sintonía con el partido y varias veces se lo vio contrariado con sus compañeros porque las cosas no salían. También el carismático volante tuvo un duelo aparte con Fernando Tobio, ya que el recio zaguero auriazul le entró fuerte en un par de jugadas y hasta hubo cruces de palabras y gestos entre ambos. Si bien el Chocho Llop lo mantuvo en cancha hasta el final del partido, no logró encontrar la jugada para torcer la historia a favor de Newell's.

Sarmiento no tuvo su tarde soñada. Todo lo contrario, no pudo hacer pesar su juego ni tampoco logró sacar de las casillas a sus rivales. Corrió hasta el último minuto tratando de encontrar una pelota que lo ayude a revertir lo que se encaminaba hacia el triunfo canalla y no pudo hacerlo. Es cierto que tampoco sintonizó ni con Víctor Figueroa ni con el pibe Joaquín Torres para hacer viable la remontada.

Tras el partido se retiró sin hacer declaraciones. Claro que buscará tener revancha cuando se reedite el clásico, algo que por lo menos no ocurrirá antes del segundo semestre del 2018.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario