Rusia 2018

Argentina y otra actuación para el olvido

Di María no logró desnivelar por su sector ni se asoció con Messi en el intento de quebrar a la férrea defensa islandesa

Domingo 17 de Junio de 2018

Otro partido más y otra producción para el olvido de Angel Di María. No termina nunca de arrancar el ex volante de Central. Esta vez no se lesionó ni pidió el cambio, como pasó en partidos clave de la selección, pero decepcionó con su juego. No se mostró nunca como opción de descarga para Messi, no desbordó por ese sector izquierdo que sabe transitar y tampoco agredió los espacios para desarticular a una defensa islandesa que parecía robotizada. Tanto, que los defensores rivales no tuvieron ningún miramiento para sacarse la pelota de encima y revolearla a la platea más alta del imponente estadio del Spartak. Y a Di María tampoco se le cayó una idea para contrarrestar la robustez de los islandeses.

   Lo único que atinó el rosarino surgido en El Torito y que se hizo grande en Central fue que algunas veces fue a tratar de desbordar, pero ganó y perdió en similares intenciones.

Y así como Argentina no lo rescató para disimular otra mala producción suya, Di María tampoco se esforzó demasiado para que el público argentino enterrara esa creencia que cada vez tiene menos lugar en el equipo. Es que luego de esta pobre actuación habrá que ver qué decisión toma Sampaoli para jugar el jueves 21 contra Croacia. Por lo pronto, ayer lo sacó a los 75' por Pavón y tal vez sea una señal de que Angelito tiene las horas contadas como titular.

Croacia ganó y metió presión a los argentinos

Croacia venció a Nigeria 2 a 0 y dio un paso de gigante para conseguir una de las dos plazas a los octavos. Además le metió presión a Argentina, que antes había empatado 1 a 1 frente a Islandia. Es que gran parte del futuro nacional dependerá de cómo saldrá el jueves ante los balcánicos.

   Si bien los croatas llegaron a esta cita con uno de los medios más pulidos del torneo, lo cierto es que los dos tantos llegaron tras la ingenuidad de los africanos a la hora de defender. El primer festejo fue de Etebo, en contra, en el primer tiempo. Mientras que el segundo grito se gestó a los 71' mediante un penal de Luka Modric. La falta ingenua provino de Ekong.

   Nigeria tuvo sus instantes interesantes. Pero se mostró errático. Es un equipo atlético, técnico y carente de sincronización colectiva. En ese punto, Croacia marcó la gran diferencia por los jugadores de gran clase que tiene. No en vano ganó y dejó a Messi y compañía obligados a obtener un resultado positivo cuando estén frente a frente en breve.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});