LA REGION

Querían robarse dos tortugas de la granja La Esmeralda y quedaron tras las rejas

Se trata de dos hombres y una mujer que fueron sorprendidos por personal policial que cumplía con tareas de vigilancia.

Jueves 01 de Julio de 2021

Tres personas fueron sorprendidas en el predio de Granja La Esmeralda, en la ciudad de Santa Fe, cuando intentaban robar dos tortugas. El hecho se produjo en horas de la noche cuando efectivos de la Unidad Regional I que cumplían con tareas de vigilancia adicional en ese lugar detectaron a tres personas

En la jornada del miércoles, oficiales de la Unidad Regional I que se encontraban realizando adicionales en el predio de La Granja La Esmeralda lograron ver a tres personas que se habían introducido en el recinto donde estaban alojadas las tortugas.

De inmediato, los uniformados dieron la voz y detuvieron a los intrusos. Se trataba de dos hombres de 21 y 27 años y una mujer de 27. Los tres fueron derivados a la Seccional Nº 26.

El encargado de Granja La Esmeralda, Daniel Hunziker, refirió el hecho en declaraciones a LT10. "Tenemos personal de seguridad, y en horas de la noche mientras realizaban controles en el predio hallaron a tres personas metidas dentro del recinto de tortugas que sólo cuenta con una baranda y no tiene techo. Aparentemente tenían un reptil entre las manos y otro en un bolso", explicó Hunziker.

Según el especialista, los ladrones tenían animales de tierra y adultos que pueden medir casi 20 centímetros de largo y pesar hasta 2 kilos.

Las tortugas son animales silvestres ya prácticamente no se ofrecen como mascotas. Por eso se cree que en este caso existe un mercado para la adquisición de las mismas. Las tortugas fueron devueltas y se encuentran en buen estado.

Granja La Esmeralda, ubicada en Aristóbulo del Valle al 8700 de Santa Fe, es un centro de rescate, reproducción e investigación de la fauna silvestre autóctona. Allí se preserva una verdadera colección de más de cien especies animales, y cumple una importante función educativa para la comunidad. También constituye un aporte al conocimiento de la biología de la fauna autóctona, y una reserva de material genético invalorable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario