La Región

Misterio por la desaparición de maratonista

El crítico estado de salud en que se halló a la joven maratonista Marlene Gieco, que en la tarde del domingo participó en Monte Vera de la competencia denominada Mosquito Trail 10 K, tiene desconcertados a sus familiares que en la puerta de terapia intensiva del hospital Cullen, aseguraron a diario Uno que "no entienden por qué se tardó tanto en encontrarla".

Martes 24 de Abril de 2018

El crítico estado de salud en que se halló a la joven maratonista Marlene Gieco, que en la tarde del domingo participó en Monte Vera de la competencia denominada Mosquito Trail 10 K, tiene desconcertados a sus familiares que en la puerta de terapia intensiva del hospital Cullen, aseguraron a diario Uno que "no entienden por qué se tardó tanto en encontrarla".

"La competencia comenzó a las 11 y por la distancia se calcula que Gieco debería haber llegado a la meta a las 12, pero recién tras la premiación la empezaron a buscar y la hallaron cerca de las 17, a cinco kilómetros de distancia del sendero marcado", denunciaron sus hermanos, quienes afirmaron: "No puede ser que esta competencias tenga la asistencia de personas, que estén preparados para estar alerta".

"Los compañeros nos dijeron que al principio intentaron buscarla ellos solos. Y entendemos que si se hubiera comenzado con el rastrillaje con gente entendida en el tema con más rapidez, quizás tendríamos ahora otro panorama de salud de nuestra hermana", remarcaron.

El parte médico de la joven que permanece internada en terapia del Cullen indicó que sufrió una falla multiorgánica. "A la noche hizo un paro cardiorrespiratorio y debió ser dializada", comentó una familiar y remarcó: "Los médicos nos explicaron que sumado a su cuadro de deshidratación, pudo haber sufrido una rabdomiólisis, que es una reacción del cuerpo que tiene lugar cuando se daña un músculo, generando la liberación de toxinas en la sangre que afectan los riñones".

Gieco es oriunda de Diamante, Entre Ríos, tiene 38 años, y hace 13 años que vive en Santa Fe y cinco que forma parte de un equipo de entrenamiento de atletismo.

Alfredo Martínez, responsable de la competencia, dijo que tenían "cada dos kilómetros puestos de control e hidratación, y el sendero estaba muy marcado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario