La Región

Denuncian haber sido discriminadas por su orientación sexual en un camping

Un grupo de mujeres denunció que haber sido reprendido por su expresiones de cariño en el predio del Supeh en Oliveros.

Miércoles 10 de Enero de 2018

Un grupo de mujeres denunció que fue víctima de discriminación por su orientación sexual en un camping sindical de la localidad santafesina de Oliveros, al ser reprendidas por besarse en la pileta con el argumento de que había "quejas de la gente", informó hoy el área de Diversidad Sexual provincial.
El hecho que inicialmente se conoció en las redes sociales y luego generó la intervención oficial, ocurrió el domingo último en el camping que el Sindicato Unido Petrolero e Hidrocarburífero (Supeh) posee en Oliveros, a 50 kilómetros de Rosario.
"Sólo porque dos mujeres se demuestren su cariño (con abrazos y besos como todas las parejas), eso es un problema y una falta de respeto", sostuvo una de las involucradas, Victoria, en las redes sociales.
La mujer agregó en su posteo que "Muy flojo el camping Supeh de Oliveros. ¿Hasta dónde llega el 'qué cada uno haga lo que quiera, cada cual es libre' no puedo abrazar o besar a la persona que quiero?"
El subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de Santa Fe, Esteban Paulón, explicó a Télam que el episodio ocurrió el final de semana cuando un grupo de 9 mujeres -entre las cuales había tres parejas- fue al camping el sábado y alquiló dos cabañas.
El domingo, día de mayor asistencia al predio, el guardavidas "se les acerca y les plantea que había quejas de algunas personas porque estaban tocándose y besándose en la pileta", explicó el funcionario.
"Las chicas le dicen que no estaban haciendo nada indebido, que era lo mismo que cualquier pareja"
, tras lo cual se acercó la encargada del camping e insistió con el mismo argumento, esgrimiendo además que en el lugar "había niños".
Según Victoria, "vino a decirnos que para ella cada cual era libre de ser como quiera y hacer lo que quiera, pero por respeto a las familias, por favor no nos toquemos entre nosotras".
"Se armó una breve discusión, en la que siempre decía que para ella estaba todo bien, pero la gente se quejaba. Demás está decir que ninguna, en los dos días que estuvimos, recibió de parte de la gente siquiera una mirada extraña ni ningún comentario", siguió Victoria.
"Si los chicos ven una pareja heterosexual en la callee, ¿por qué no pueden ver una parea gay? No van a ser gay por eso", dijo Paulón, quien el próximo viernes se reunirá con las chicas afectadas.
"La homosexualidad no se contagia, no se imita, no se transmite, es una orientación sexual como cualquier otra", sostuvo el funcionario.
Paulón señaló que "no es algo que se debe ocultar, pecaminoso" y agregó que "es un cambio que lleva tiempo en la sociedad, que sigue formateada con esa idea del silencio y de la vergüenza de todo lo que se aparte de la norma heterosexual".
"Las demostraciones de afecto en público siguen estando en tela de juicio, observadas bajo una lupa, y la sociedad sigue diciendo qué podemos o no hacer en público", agregó.
El funcionario recordó que la ley de diversidad sexual santafesina no contempla sanciones para situaciones como la denunciada, pero que pueden encararse acciones de promoción de derechos en el camping como "una forma de de reparación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario