LA REGIÓN

Condenaron a prisión perpetua al femicida de una docente de Santa Fe

El fallo fue contra un hombre de 30 años que apuñaló a una maestra a la salida de la escuela en 2018, en el distrito costero de Alto Verde

Lunes 21 de Septiembre de 2020

Un hombre de 30 años fue condenado ayer a prisión perpetua por el femicidio de una docente de 33 años ocurrido el 18 de febrero de 2018 a la salida de una escuela situada en el distrito costero de Alto Verde, en jurisdicción de la ciudad de Santa Fe.

Juan Ramón Cano fue condenado por los delitos de “homicidio triplemente calificado por alevosía, ensañamiento, por ser perpetrado por un hombre a una mujer y mediante violencia de género, y lesiones leves dolosas”, en perjuicio de la maestra Vanesa Castillo, a quien asesinó a puñaladas.

El fallo fue leído por la jueza Rosana Carrara, quien presidió el tribunal que además integraron los magistrados José Luis García Troiano y Leandro Lazzarini.

El fallo, de carácter unánime, condena a Cano “a cumplir la pena de prisión perpetua, inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena, accesoria legales y costas del proceso, además de la declaración de reincidencia por segunda vez”.

Los miembros del tribunal resolvieron además sobreseerlo “por los delitos de amenaza calificada y agresión con arma”. Tanto las fiscales, Cristina Ferraro y Bárbara Llera, como la querella, a cargo de Carolina Walker y Matías Pautasso, habían solicitado la pena de prisión perpetua.

Además, las querellantes reclaman que el asesinato fue un crimen de Estado, por el largo prontuario con el que contaba Cano desde su adolescencia en un contexto de vulnerabilidad y violencia extrema, y por la omisión de acciones de parte de las instituciones que registraron su historia y que no evitaron su continuidad delictiva.

El juicio se inició el lunes de la semana pasada en los Tribunales de Santa Fe y a lo largo de cinco jornadas se escucharon testimonios que no dejaron dudas sobre la responsabilidad de Cano, quien atacó a la docente a plena luz del día y en medio de decenas de personas.

Durante el juicio quedó acreditada la versión de la fiscalía, que sostuvo que Castillo “se estaba retirando en moto cuando fue atacada por Cano, con ensañamiento y con alevosía, mediando un contexto de violencia de género”.

Las fiscales pudieron reconstruir que el femicida le ofreció venderle un calzado a Castillo y en momentos en que ella rechazó la oferta, se acercó a su motocicleta y le pidió que lo llevara hasta una cancha de fútbol cercana.

Como la víctima se negó, “el acusado se abalanzó sobre ella, subió a la parte trasera del vehículo y le asestó numerosas puñaladas con un arma blanca en distintas partes del cuerpo”.

Familiares y colegas de Vanesa se encontraron ayer afuera de Tribunales para pedir justicia. Asimismo reclamaron que la investigación por el femicidio continúe, ya que según consideran, Cano fue el autor material, pero no el autor ideológico del crimen.

“Fue por encargo”

“Esta persona no actuó sola, él mismo lo dijo en una de las audiencias. Está registrado y grabado lo que dijo, nosotros entendimos enseguida que era así. Fue por encargo. Nadie va a una escuela a donde hay maestros y niños, armado. Nadie clava 13 puñaladas bestiales a una persona porque no le pudiste vender un par de chancletas como es lo que dice una versión. Estaba merodeando la escuela los días anteriores, fue planificado”, expresaron docentes en las puertas de Tribunales al diario UNO Santa Fe.

Cabe recordar que desde febrero de 2018, colegas de Vanesa, su familia y la querella denuncian que el crimen estaría vinculado a una denuncia de abuso sexual infantil a una de sus alumnas que hizo la docente meses antes de su asesinato. Sin embargo, esa línea no fue abordada por las fiscales.

Por este motivo, Silvia Castillo, hermana de Vanesa, fue crítica con la actuación judicial y del Ministerio Público de la Acusación. “Acá se condenó al autor material del crimen. Se tuvo en cuenta la imputación que hizo la fiscalía, no lo que nosotros pedimos, que se considere la declaración de Cano en la audiencia preliminar donde él dice ser el sicario y haber cobrado 50 mil pesos para matar a Vanesa.

La disposición del tribunal, que habilita a la querella a seguir investigando, abre una rendija para indagar si existe un trasfondo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario