PANDEMIA

Comenzaron las visitas a los internos de las cárceles santafesinas

Con todos los protocolos para evitar los contagios de Covid-19 se registró el ingreso de familiares del 10 por ciento del total de los 6.500 apresados.

Martes 24 de Noviembre de 2020

Las visitas a los internos en las cárceles de Santa Fe se reanudaron ayer, tal como se anunció hace quince días. “Todo funcionó muy bien, con los protocolos adecuados y un alto nivel de emoción en los familiares que hacía mucho no veían a los internos” indicó el secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Walter Gálvez, al referirse a lo sucedido en el primer día, que comenzó con cerca del 10% de visitantes estimados para los 6.500 internos en las diez penitenciarías santafesinas. Por ejemplo, ayer en Piñero fue el turno de 209 visitas en el pabellón 1.

“Cada cárcel tiene su propio protocolo por el lugar donde está y por la situación particular que esa región está atravesando”, explicó Gálvez a La Capital, para agregar que “en diez días se completarán las visitas”.

Según los protocolos dispuestos en este tiempo de pandemia, no podrán entrar ni niños, mujeres embarazas, ni adultos mayores de 65 años (los de riesgo), sino que solo ingresará una persona por recluso y deberán hacerlo con todos los recaudos sanitarios establecidos.

Entre los requisitos, se les tomará la temperatura al ingreso y tendrán que firmar una declaración jurada de no estar contagiados de Covid-19. En tanto, en caso de que tras las visitas se produzcan contagios en cualquier interno, la cárcel será cerrada nuevamente.

“Se desarrolló un sistema ordenado en el que las visitas ingresan en orden de pabellón. Además se modificó el protocolo en cuanto a los paquetes con el que pueden entrar las visitas” señaló.

En cuanto a los protocolos, es obligatorio el uso de tapabocas, respetar la distancia de 2 metros, higienizar los calzados en cada puesto de control y también el lavado e higiene de manos. El horario sugerido es de 8 a 12 y de 13 a 17 horas, aunque la franja horaria depende de cada unidad penitenciaria, en las que a las 6 se entregan los números.

“Este año fue muy difícil, tuvimos que establecer lugares de aislamiento, contratar más médicos. En rigor de verdad, los internos tuvieron todo este tiempo un buen comportamiento. Como todos sabemos la situación es de sobrepoblación en las cárceles, con lo cual queremos rescatar la actitud de cuidado y prevención que vienen manteniendo los presos en las unidades penitenciarias de la provincia”, detalló Gálvez en diálogo con el programa Trascendental, de LT8.

En tanto, adelantó que “es probable que haya un poco más de flexibilización en horarios para las fiestas de Navidad y fin de año”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario