La Región

Alerta por la cantidad de camioneros que transitan bajo efectos del alcohol

El chofer que volcó ayer en la ruta 33 y causó un derrame de gasoil estaba alcoholizado. El test reveló que tenía 1.39 gr/l en sangre.

Jueves 31 de Octubre de 2019

El incidente vial protagonizado ayer en la ruta nacional 33 por un camionero alcoholizado reavivó la polémica en torno a las condiciones en las que los conductores profesionales transitan por las rutas de la región. El chofer, quien estaba al volante de un camión cargado con combustible volcó ayer en avenida Presidente Perón y Las Palmeras, en la zona límite de Rosario y Pérez, provocó caos de tránsito en el acceso de la ruta 33, debido a que por el derrame de combustible hubo que cortar el paso. Lo ocurrido no tuvo consecuencias mayores ni hubo que lamentar lesionados pero si encendió nuevamente la luz de alarma sobre la responsabilidad de los conductores profesionales que conducen vehículos de gran porte a la hora de salir a la ruta.

Según un estudio, realizado durante el último verano y difundido por LaCapital, el Gran Rosario es la zona del país donde se detectó la mayor cantidad de camioneros conduciendo alcoholizados, superando incluso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba). La mayoría de los infractores tenían entre 0,5 y 0,7 gramos de alcohol en sangre, cuando lo estipulado para los conductores profesionales es cero. La multa por esta infracción trepa a unos 540 mil pesos y la inhabilitación del conductor. Los datos fueron los resultados de un operativo que llevó adelante en todo el país la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

En el caso ocurrido ayer, el conductor del transporte de carga sufrió heridas leves —escoriaciones en ambas manos— por las que tuvo que ser atendido por personal del Servicio Integrado de Emergencias Médicas (Sies) en el lugar, donde se montó un amplio operativo de seguridad por el líquido inflamable derramado. Pero la sorpresa mayor se dio cuando al chofer se le practicó una prueba de alcoholemia que arrojó como resultado 1.39 gramos por litro de alcohol en sangre, cuando la normativa vigente indica que para los conductores de camiones debe ser cero. El hombre fue demorado en dependencias de la comisaría 22ª y ahora deberá enfrentar la pena que las autoridades fijen por su conducta.

Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que personal policial, a las 3.30, fue comisionado al ingreso a la ciudad por la ruta 33 por un siniestro vial. Al llegar constataron que un camión Mercedes Benz 1633, cargado con gasoil, había volcado, derramándose el combustible. Del habitáculo del vehículo salió el conductor, identificado como Rubén C., de 28 años, quien manifestó no encontrarse lesionado. No obstante, al verificarse que tenía heridas en las manos se pidió la asistencia de personal médico del Sies. También la colaboración de Bomberos y de la Dirección de Tránsito municipal para que realizaran el corte en la circulación, a fin de poder llevar adelante las tareas de limpieza de la cinta asfáltica.

Durante los meses de verano la CNRT dispuso la ubicación estratégica de inspectores. Chequearon 394.983 vehículos en todo el país, 26.215 de ellos en la zona de Rosario.

Los casos de alcoholemia detectados en todo el territorio nacional fueron un centenar, pero sólo uno de ellos se registró en un conductor de un transporte de pasajeros; el resto de los infractores fueron camioneros. De esos 100, 18 estaban conduciendo por rutas que atraviesan o circunvalan Rosario, dos casos más que en los accesos a Caba.

Para el subdirector de la CNRT, Jorge Ceballos, esa coyuntura tiene una explicación. "Las rutas que llegan o parten desde Rosario y su zona son una de las principales del país y de las que tienen mayor afluencia de transporte de cargas con respecto a Capital Federal", subrayó.

En efecto, en esta región se implementa anualmente el operativo Cosecha Segura, ya que toda la exportación cerealera del país llega a los puertos del Cordón Industrial y Rosario para emigrar al exterior, con el consiguiente flujo masivo de camiones por las rutas.

Precisó que "el 80 por ciento de los conductores de camiones a los que les dio alcoholemia positiva fue detectado de noche y el resto durante la mañana. Generalmente se da que paran a cenar en puestos que están a la vera de la ruta y es ahí donde consumen alcohol", subrayó el funcionario. En tal sentido, instó a las comunas de las distintas localidades a intensificar el control en esos paradores, donde no deberían venderse bebidas alcohólicas. "Los municipios deberían observar esta situación que excede a la CNRT, pero si vas por la ruta es una constante observar paradores llenos de camiones donde se expende alcohol", aseguró.

El funcionario detalló además que "hay muchos conductores que paran a cenar, beben y luego se van a dormir, pero a la mañana siguiente su organismo aún no procesó el alcohol y el test de alcoholemia les da positivo, lo que implica un severo riesgo para la seguridad vial".

A los infractores se les retira el carné, se los inhabilita para conducir por un plazo que puede llegar hasta los 90 días y se los somete a un estudio psicofísico que determinará si están aptos para poder continuar como conductores profesionales. Además, se les aplica una multa que implica el monto de unos 30 mil boletos mínimos del transporte de pasajeros en Caba, actualmente fijado en unos 18 pesos. Es decir, unos 540 mil pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario