La ciudad

Unos 400 colectivos urbanos funcionarán con 25% de biodiesel

Se trata de una prueba piloto por seis meses que ubica a la provincia y al municipio a la vanguardia de la movilidad sustentable.

Domingo 17 de Junio de 2018

Más de 400 colectivos urbanos de las empresas Mixta y Semtur que prestan servicio en Rosario comenzarán a funcionar desde julio con un 25 por ciento de biodiesel en su combustible, mientras que otras tres unidades lo harán con el ciento por ciento. Estos porcentajes o "cortes" de biodiesel que se utilizarán son superiores al que, por el momento, está aprobado por el gobierno nacional, que es del 10 por ciento.

Esta prueba piloto, que se realizará durante seis meses, fue bautizada Experiencia BioBus y busca validar el impacto positivo que la utilización del biodiesel.

Pasado mañana, el gobernador Miguel Lifschitz encabezará la firma del convenio marco con representantes de la Municipalidad de Rosario, de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), de la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb), de la consultora ALG y de la empresa Shell. El acto comenzará, a las 13, en el predio de La Rural en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Lifschitz valoró esta experiencia que se pondrá en marcha y que "sin dudas posiciona a Santa Fe como una de las provincias modelo en energías renovables. Hoy el mundo avanza rápidamente, decididamente hacia las energías alternativas, a dejar atrás los combustibles fósiles, los sistemas contaminantes, a buscar las energías limpias".

Por su parte, la intendenta Mónica Fein destacó: "Desde la Municipalidad tenemos un gran compromiso con la sustentabilidad, el cuidado del medio ambiente y la innovación tecnológica. Acciones como las de comenzar a utilizar biocombustibles en todas las unidades de las empresas públicas de transporte es un paso importante en este sentido, que se suma a acciones como la incorporación de líneas eléctricas como la línea Q y el colectivo híbrido que está finalizando la fase de pruebas".

La titular del Palacio de los Leones recordó que en febrero de este año se puso en funcionamiento un inventario de gases de efecto invernadero que busca determinar las emisiones que se generan por las actividades de la ciudad, y de esta manera elaborar un plan de acción para reducirlas y disminuir el impacto ambiental que estas producen.

Para la secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, esta prueba tiene como objetivo "demostrar la viabilidad y los beneficios que trae el incremento del corte" de biodiesel en el combustible.

"Se trata de un triple impacto, social, económico y ambiental", apuntó Geese. La funcionaria explicó que "este incremento en el corte disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero y de particulado nocivo para la salud. Además, los empleos verdes de Santa Fe podrían aumentar".

"Es un tema muy serio e importante para la provincia", afirmó Geese, porque "es una industria (la del biodiesel) que tiene mucho por aportar en agregado de valor a la producción primaria, por lo tanto a la economía provincial".

"Tenemos que valorar el gran aporte que hace Santa Fe a la matriz energética nacional produciendo el biodiesel, que es parte del combustible que usamos todos los días, pero también debemos analizar qué estrategia armamos como país respecto al biodiesel, se exporta y eso es bueno, pero en un mundo comercialmente más complejo y con todo los beneficios que tiene el bio por sobre los combustibles fósiles, tenemos que acordar que la salida más inteligente es aumentar el mercado interno", remarcó Geese.

"Esto —siguió— protegería a la industria de los vaivenes internacionales pero también nos daría mucha más autonomía energética, mejoraría indicadores ambientales y de salud pública, y obviamente, mejoraría la balanza comercial al disminuir las importaciones de diesel".

Aporte importante

El ingeniero Alberto Garibaldi, de la Consultora ALG, es el encargado del diseño de esta experiencia en Rosario. "Este es un aporte muy importante porque ese 20 por ciento que se agrega al combustible es casi un 8 por ciento más de lo que hay en este momento, en algunos casos llega al 10 por ciento más de biodiesel, y son recursos energéticos que no hay que estar trayendo de afuera y que contribuyen a disminuir toda la porquería que tiramos al ambiente", destacó.

En Rosario, ya se realizaron reuniones y charlas informativas con las empresas de transporte y los choferes que formarán parte de la prueba. "Los choferes van a operar de la misma manera con la que se manejaron toda la vida: los recorridos, temperaturas, la forma de manejo; no tienen que cambiar nada porque justamente lo que tenemos que probar es si se genera algún problema al introducir este porcentaje de bio. Por eso se hace extendido, no por poco tiempo sino por seis meses", remarcó.

"Eso es bueno —continuó— para todos porque es algo que se produce en Argentina, no tenemos que ir a comprarlo a ninguna parte, se hace acá. Es un recurso que a diferencia del petróleo que lo saco de abajo, lo traigo acá arriba y en algún momento se va a agotar, esto lo puede regenerar tantas veces como se me de la gana,".

Por su parte, Alberto Paduan, presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, apoyó la iniciativa y dijo que esta Experiencia BioBus "es digna de ser imitada por las ciudades más importantes del país".

"Primero soluciona el nivel de contaminación ambiental a nivel interno y segundo, saca la oferta de aceite a nivel mundial que Argentina presiona con oferta a la baja de los precios y que eso redunda en un menor precio para la soja por el recupero que hay en la molienda" , indicó.

"Nosotros, desde la Bolsa queremos la B20 para el gasoil común, B30 para el transporte y B100 para la generación. Es el objetivo que tenemos porque con eso podríamos potenciar el precio de una soja que al productor le va a servir y que en definitiva va a terminar potenciando el desarrollo o la implantación del poroto de soja generando más exportaciones", cerró.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario