La ciudad

Un protocolo que se activó en forma "inmediata"

Unos cien mil adolescentes del quinto año de la secundaria llegan cada años a San Carlos de Bariloche para disfrutar de su viaje de estudios.

Lunes 19 de Agosto de 2019

Unos cien mil adolescentes del quinto año de la secundaria llegan cada años a San Carlos de Bariloche para disfrutar de su viaje de estudios. El secretario de turismo del municipio, Gastón Burlón, señaló ayer que es la primera vez que en este ámbito se producen denuncias de abuso sexual, sin embargo existe un protocolo que, destacó, se puso en marcha en forma "inmediata".

En 2015 una adolescente de San Juan denunció por abuso al coordinador de la empresa con la cual había contratado el viaje a Bariloche. Enzo Lampasona, fue procesado por abuso sexual con acceso carnal agravado por su carácter de guardador contra una menor de edad, pero en marzo pasado resultó absuelto por beneficio de la duda.

El secretario de Turismo de Bariloche dijo ayer que no recordaba antecedentes de abusos a menores en viajes de estudio. De todas formas, explicó que desde la Secretaría se capacita y sensibiliza al sector hotelero para atender las necesidades de los jóvenes y que existen protocolos específicos para situaciones de accidentes, enfermedades o situaciones de violencia de género, entre otras problemáticas.

De esta forma es como, frente a la denuncia de la adolescente, "inmediatamente" se puso en marcha un protocolo que incluye la comunicación con la Fiscalía y el acompañamiento y contención de la víctima. "Los funcionarios judiciales se hacen presentes en el hotel, en este caso fue ni bien los llamaron, y también se gestionó que los padres de los dos involucrados viajen a la ciudad", relató.

Burlón apuntó que es la primera vez que tienen que intervenir en denuncias de abuso sexual de contingentes de estudiantes. "Son cosas lamentables que no tendrían que suceder. Lo que más me llamó la atención es que los dos chicos se conocían, que serían compañeros de curso", consideró.

Según datos del Ministerio de Turismo de Río Negro, cada año llegan a Bariloche unos cien mil adolescentes del 5º año de la secundaria. El turismo estudiantil es un segmento importante de la economía de la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario