La ciudad

Un pequeño grupo de rosarinos continúa divulgando el idioma esperanto

Desde 1934, la ciudad cuenta con una asociación, ubicada en el pasaje Pam. Fundado en 1887, el esperanto es el lenguaje planificado más hablado del mundo en la actualidad.

Lunes 01 de Septiembre de 2014

“Si todos conocieran el esperanto, existirían menos barreras entre los habitantes. El entendimiento del mismo funcionaría como un puente que conectaría a todo el planeta”, añoró alguna vez Lázaro Zamenhof, un polaco que esa lengua artificial con la ilusión de que se convirtiera en el idioma auxiliar internacional. Fundado en 1887, el esperanto es el lenguaje planificado más hablado del mundo en la actualidad.

   Pocos sabrán que la ciudad tiene desde 1934 una Asociación Rosarina de Esperanto, dedicada desde entonces a la divulgación del idioma. La sede se encuentra en una oficina en el pasaje Pam, la mítica galería de Santa Fe 955.

   En ese espacio, un pequeño grupo de esperantistas sostiene el sueño de Zamenhof, proveniente de la ciudad de Bialystok, donde se hablaban cuatro idiomas distintos, razón que lo llevó a crear una lengua sencilla para que los habitantes la adopten como segunda lengua.

   Utilizando como base el latín, el esperanto es considerablemente más sencilla que cualquier otra lengua nacional dado que su diseño es mucho más simple y regular.

   Es más: basta para que en un año de estudio ya se logre hablar con fluidez el idioma. Asimismo, permite una comunicación con una base común sin que ninguno tenga la ventaja de conocer la lengua como materna, ya que el propósito del mismo no es reemplazar a ningún idioma sino servir de suplemento.

   En la primera mitad del siglo pasado el idioma logró su pico de popularidad, sobre todo en los países del este europeo, pero también llegó a Estados Unidos, China, Brasil y, finalmente, a la Argentina.
  “Lamentablemente, el esperanto ha ido decreciendo en popularidad a lo largo de los años ya que, al tratarse de un idioma completamente neutral y sin tendencias políticas, de dominación, religiosas ni culturales, los intereses internacionales siempre trataron de poner al idioma fuera del conocimiento general de la gente”, manifestó a La Capital Raúl Avila, presidente de la Asociación Rosarina de Esperanto.

   A pesar de no encontrarse en su momento de auge, el idioma está muy arraigado alrededor del mundo. “A fines de julio pasado se realizó en Buenos Aires el 99º Congreso Mundial de Esperanto. Se trata de un evento que se desarrolla todos los años para fortalecer el movimiento en favor de la lengua internacional esperanto”, explicó Avila.

   “En 2015, el congreso será en Nepal. La misma presidenta de la Asociación de Esperanto de Nepal me visitó la semana pasada para entregarme la invitación en persona. Me resultó conmovedor el hecho de que hayamos podido establecer una comunicación a través de nuestro idioma en común: el esperanto”, expresó Avila, evitando que se le cayera una lágrima por la emoción.

   Las celebraciones no terminan aquí. “Hace unos días nos reunimos con esperantistas con motivo de conmemorar el 80º aniversario de la creación de la Fundación Rosarina de Esperanto”, destacó, orgulloso, el presidente de la asociación.

Para todos. En cuanto al dictado de clases, sostuvo que las mismas son accesibles económicamente. Se dan una vez por semana y tienen una duración de una hora y media. Y aseguró que con 20 lecciones uno ya puede salir hablando el idioma con desenvoltura.

   En el mundo se estima que 20 millones de personas entienden el idioma, de los cuales unos 2 millones lo hablan con facilidad y unos 200 mil con fluidez.

Sin embargo, la Argentina cuenta con un bajo número de adherentes: entre 3 mil y 5 mil desplegados por toda la geografía nacional.

   No obstante, con la popularización y expansión de las nuevas tecnologías el esperanto ha ganado una nueva fuerza propulsora. En internet se puede encontrar una gran cantidad de páginas web, cursos, foros, salas de chat, blogs, grupos de debate, videos y prensa.

   El esperanto es más que un grupo detrás de un idioma creado, es un movimiento cultural y social que se basa en pilares humanistas y solidarios entre los seres humanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario